Ante la situación en Metalúrgica, obreros encabezaron una movilización en defensa de los puestos de trabajo

La movilización El punto de encuentro fue a partir de las 17 en la esquina de Rodríguez y Montevideo, en la sede de la seccional de la organización sindical. Allí, los miembros de la comisión directiva que lidera Carlos Romano encabezaron la movilización junto a afiliados y extrabajadores, que sumaron su voz y dieron su apoyo a los obreros. web_2loc Los integrantes de la Mesa Intersindical también adhirieron a la protesta en alerta frente al avance sobre los puestos de trabajo, con mensajes contra la reforma laboral que impulsa el gobierno de Mauricio Macri. Algunos acompañados por sus familias, los empleados de la emblemática empresa marcharon al frente con sus ropas de trabajo y portando carteles y banderas para hacer oír su reclamo. “No al despido encubierto” y “Renault hacete cargo” fueron algunos de los mensajes que quedaron plasmados en las banderas que portaron a lo largo del trayecto. Sin embargo, la consigna también apuntó a dejar en evidencia a los “responsables de la situación que vive Metalúrgica Tandil”. Así, carteles y panfletos señalaron al personal administrativo que cumple funciones en la firma: Alejandro Guarda, Emiliano Rosso, Fabián Pocatino, Marilina Danessa y Ludovico Martín, a quien acusaron de ser enviado para “vaciar” la fábrica “con mucha plata para despidos encubiertos”. Detrás de la UOM, se ubicó Flor de Murga y después los representantes de los gremios que integran la Mesa Intersindical, junto a militantes de distintas organizaciones políticas, como la CTEP, Movimiento Evita y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, y estudiantiles. A las 17.25 la columna comenzó a marchar por Rodríguez. A paso lento, y ante la atenta mirada de comerciantes y vecinos, avanzó hacia Mitre en medio del ruido de bombos, redoblantes y pirotecnia, y con el acompañamiento de personal policial que ordenó el tránsito en cada esquina para evitar incidentes con automovilistas. La primera escala del trayecto fue la sede de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa, Apymet, ubicada en Yrigoyen 850. En ese lugar, el secretario general de la UOM local intentó ingresar a las instalaciones, que permanecían cerradas. Frente a esta situación, Romano compartió unas palabras ante los presentes y lanzó cuestionamiento en torno al rol de la institución: “Esta es la función que cumplen los empresarios; en lugar de dar ayuda, cierran las puertas y se van”, expresó con molestia. Al retomar con la marcha, los manifestantes avanzaron hacia la avenida España y luego hacia Rodríguez, para culminar en la Municipalidad. En el Municipio Minutos después de las 18, y con el incesante sonar de los elementos de percusión, el grupo ingresó a la sede de Gobierno copó el hall y la primera planta. Desde allí, Romano tomó un megáfono y expresó las razones por las cuales decidieron organizar la movida. “Venimos a buscar respuestas y que alguien nos defienda”, justificó y descartó así que el objetivo sea causar “disturbios”. Marcó como “culpable” de esta situación a la empresa Renault y aseguró que el pedido ante el Gobierno comunal apunta a lograr “un compromiso para mantener los puestos de trabajo” y por eso insistirá con un pedido de audiencia con el intendente Miguel Lunghi, que ayer no se encontraba en su despacho, al momento en que los manifestantes ingresaron al edificio. web_2loc1 Minutos después, una comitiva integrada por dirigentes de la UOM, de otros sindicatos y por trabajadores, fue atendida por el jefe de Gabinete, Mario Civalleri, y por el director de Comercio, Industria y Servicios, Marcos Guazzelli. “No me voy contento” Tras una hora de intercambio, Romano expresó su desilusión frente a los resultados de la reunión con los funcionarios del Ejecutivo. “No me voy contento”, sentenció. Dijo que el jefe de Gabinete les informó sobre un encuentro que mantuvo con representantes de Renault, en la que les transmitió sobre la pérdida “de entre ocho y diez millones de pesos”. Sin embargo “nosotros sabemos que la realidad es otra”, replicó y argumentó que “Renault no quiere más Metalúrgica Tandil”. En ese marco el dirigente exigió al Intendente que “asuma un compromiso, se ponga al frente y nos atienda”, ya que “no alcanza” con que “Mario Civalleri nos diga que están haciendo todos los esfuerzos”. Ratificó que insistirán con el pedido de una audiencia mientras se profundizan las gestiones en órbitas superiores. El secretario general puso el foco en la pérdida de las fuentes de empleo y cuestionó que, pese a las advertencias, “el Municipio viene haciendo oídos sordos”. “Tenemos compañeros suspendidos, despedidos, hace dos años perdimos 120 puestos de trabajo”, resaltó y agregó que si bien los directivos de la empresa “vienen con muchísima plata” para la indemnizaciones, “en muy poco tiempo vamos a tener muchos desocupados más”. ]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario