Ante los reparos de los municipales, desde la CTEP se dijeron dispuestos a modificar el proyecto

Para Nicolás Carrillo, el planteo del sindicato de municipales sobre el proyecto impulsado desde la CTEP “es válido, complementario y necesario”.

El Eco

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular -CTEP- en Tandil, Nicolás Carrillo, se refirió ayer a los reparos que puso el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT- al proyecto de ordenanza impulsado desde el sector para fortalecer las unidades productivas en la ciudad.

Reconoció que la postura del gremio es “válida” y aseguró que revisarán algunos puntos de la iniciativa para evitar un eventual conflicto de intereses.

En diálogo con El Eco de Tandil, afirmó en primer lugar que la relación con el sindicato de los municipales es “muy buena” y están dialogando. Contó que mantuvieron una reunión la semana pasada y se volverán a juntar seguramente en los próximos días.

Según detalló, en el marco del diálogo que están manteniendo, desde la CTEP les transmitieron que en Tandil hay alrededor de 4 mil personas que perciben planes sociales y que la ordenanza impulsada apunta a transformarlos en puestos de trabajo de interés social.

Seguidamente, recordó los tres puntos centrales de la iniciativa, que son “participar en la obra pública, a través de la mejora y finalización de viviendas, escuelas y veredas, entre otras; un programa de compre social, que el Municipio guarde un pequeño porcentaje para la compra de productos de las cooperativas, como lo estamos haciendo con Coopeva, pero con la idea de ampliarlo a otros sectores; y la capitalización, es decir, tener herramientas porque eso implicaría un cambio cualitativo”.

“Nos equivocamos”

En ese proceso, Carrillo reconoció que “en la ordenanza, un poco por la inexperiencia, aparecen entre otros temas el bacheo y parquización, que lo planteamos por la experiencia del arroyo Langueyú, pero resulta que ésas son tareas de un trabajador municipal que debe estar registrado y empleado por la Municipalidad en blanco”.

En ese sentido, admitió que se equivocaron y contó que lo pudieron hablar con el secretario general del gremio de municipales, Roberto Martínez Lastra, quien por su parte les transmitió lo que está pasando en el Municipio, que le quitó tareas a los empleados comunales para contratar empresas privadas.

“Eso ya está pasando, que el trabajador municipal ha perdido terreno en áreas como Parques y Paseos, y en el Hospital, y aparecen empresas. El nos manifestó que si la ordenanza se aprobaba como está ahora era como legalizar esa situación, como abrir una caja de pandora para seguir quitándole campo de acción a los municipales”, precisó.

Frente a ello, aseguró que la prioridad de la CTEP es que “sea un trabajo complementario con el sindicato. Nunca flexibilizar su trabajo ni meternos a hacer tareas que les corresponden a ellos, así que estamos totalmente de acuerdo en sacar esos puntos y ante cualquier posibilidad de trabajo que se abra con la Municipalidad charlarlo primero con ellos”.

Explicó además que “la CTEP es una nueva forma de sindicato de quienes no tienen un empleador y tenemos totalmente claro que en ese camino no queremos de ninguna manera flexibilizar o debilitar a los sindicatos tradicionales”.

Los cambios

Por lo tanto, Carrillo anticipó que lo que deberán hacer es “aclarar mejor los temas que podemos abordar, que no sean órbita de ellos y que son un montón, pero no justamente bacheo, limpieza de plazas o de espacios públicos”.

Contó que Martínez Lastra le decía que “entre una empresa privada o nosotros, prefiere que seamos nosotros los que ganemos la licitación porque generamos mucha cantidad de trabajo, pero lo que no hay que hacer es legalizar esa situación, es decir, darle un marco jurídico porque sino ya abrís el campo. Pasa en muchos municipios donde hay un montón de gente de pecheras que percibe un plan social haciendo el trabajo de un municipal. A veces los estados se aprovechan de esa situación y no estamos de acuerdo con eso”.

“Con lo que estamos contentos -expresó- es que Facundo Llano inició un poco la presentación de esta ordenanza, después el bloque de Ballent (Gustavo) salió a respaldar la iniciativa y ahora Rogelio Iparraguirre dijo que el bloque de Unidad Ciudadana también la acompaña, así que hay nueve concejales apoyándola, teniendo en cuenta naturalmente las recomendaciones que hace el sindicato, y ahora lo que falta es que el oficialismo manifieste algo, si está a favor, en contra o si tiene alguna idea mejor”.

El diálogo con
los municipales

Mientras tanto, confirmó que mantendrán en estos días una nueva reunión con los municipales con la idea de “aprender uno de otros, contarles un poco más cómo nos organizamos nosotros y poder mostrarles nuestro trabajo, y ellos que nos cuenten un montón de situaciones que desconocíamos. Así que encontrarse tiene que ver con eso, con entender que tenemos que trabajar juntos y muy unidos”.

Para cerrar, Carrillo afirmó que el planteo del sindicato “es válido, complementario y necesario porque, como ya lo hemos dicho, no queremos nivelar para abajo. No queremos que alguien que cobra un plan haga un trabajo que le corresponda a alguien registrado, sino todo lo contrario, que el que está excluido pueda tener la dignidad que da el trabajo, ofrecer un buen servicio y tener derechos como trabajador”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario