Apoyo de las organizaciones tandilenses al padre Marcos Picaroni

Archivo

Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se salió a repudiar los dichos de la secretaría de Desarrollo Social Alejandra Marcieri.

Desde el sector de la economía popular dijeron que les consta de “todos aquellos trabajadores y trabajadoras que, por estar imposibilitados de acceder al empleo registrado o siquiera a trabajar de manera informal bajo patrón, inventan su propio trabajo. Este es el caso de cartoneros, trabajadoras sociocomunitarias, feriantes, trabajadores y trabajadoras textiles, de la construcción, entre otros. En todos estos casos el Estado no garantiza la protección en materia de derechos que nuestra Constitución establece para todas las formas de trabajo existentes (artículo 14 bis). Remuneración justa, ART, vacaciones pagas, aguinaldo, obra social, entre otras conquistas del pueblo trabajador que la restauración neoliberal actual pretende destruir, representan un horizonte lejano para nuestros compañeros y compañeras hace décadas. Nuestro trabajo y compromiso militante está puesto en revertir esta situación”.

Añadieron que la postura del estado municipal, en boca de la Secretaría de Desarrollo Social y “reflejada en la tapa de uno de los periódicos más importantes de nuestra ciudad, puede parecer sorpresiva para muchos. No lo es para nosotros; solo confirma el enorme desprecio que tiene la alianza Cambiemos, que hoy nos gobierna a nivel nacional, provincial y municipal, hacia los sectores populares”.

Al afirmar que “de ninguna manera hay gente que esté desamparada desde el punto de vista alimentario y desde el punto de vista del abrigo” la funcionaria municipal “miente descaradamente. Basta acercarse a las barriadas y dialogar con cualquier trabajadora sociocomunitaria de los comedores populares para comprobar que la demanda alimentaria está aumentando a niveles que resultan inmanejables para las organizaciones sociales. Y sobre la falta de abrigo, el precio de la garrafa y la leña en conjunto con políticas de desarrollo social insuficientes hacen que hoy en el `Tandil soñado´ muchos compañeros y compañeras se estén calefaccionando con basura, poniendo en riesgo su integridad física y material. Estos testimonios seguramente serán minimizados o ninguneados por no ser `datos confiables´”.

Recordaron que desde la CTEP hace más de un año que solicitaron el respaldo del Estado para la creación de un registro de trabajadores de la economía popular que permita dar cuenta de la situación del sector y sirva como punto de partida para crear políticas públicas acordes. “La respuesta del municipio se dio hace poco menos de un mes y fue negativa”.

Por otro lado, reseñaron que la funcionaria habla de los “aumentos de las tarifas” y de la “situación económica del país” como “si fuese un hecho ajeno o una fatalidad, lo cual es de una irresponsabilidad y cinismo angustiante. Las políticas económicas del Gobierno nacional, que hasta ahora solo han generado pobreza y desesperanza en el pueblo trabajador, son responsabilidad de la alianza Cambiemos a la cual el gobierno municipal pertenece y respalda. Las decisiones que se toman a nivel nacional son responsabilidad compartida del estado municipal por pertenecer a este armado”.

Finalmente, “mandar a confesar” al padre Marcos Picaroni, quien cuenta con más de 22 años de trayectoria en la comunidad, “da cuenta de la soberbia con la cual se manejan algunos de los funcionarios y funcionarias municipales que hoy nos gobiernan, invisibilizando la realidad de una gran parte de nuestro pueblo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario