Con el oído agudo

Rumores y trascendidos de la escena política y social de la ciudad (y del más allá también)

El Eco

CAMBIO DE LUGAR

La presentación de una nueva empresa que unirá Tandil-Rauch-La Plata, contó con varios matices en la previa. Fue la directora comercial de la empresa Plusmar, María Laura Teruel, la que difundió que la presentación en la ciudad se iba a realizar el miércoles 17 de enero en la Cámara Empresaria, fecha en que finalmente comenzará a operar.

A partir de esta información, desde la Cámara se generaron distintos movimientos para que el desembarco de la empresa de transporte no se haga en el salón de eventos situado en Mitre al 800. Cabe señalar que el presidente Usandizaga y su equipo de trabajo se dijeron muy preocupados por la actual situación de Río Paraná (empresa cuya familia es socio fundadora de la entidad camarista) que podría dejar, en caso de cerrar, a muchos trabajadores sin su empleo.

Ante este panorama, quedaba muy desprolijo que la gente de Plusmar desembarcara en Tandil como competencia y a su vez lo hiciera en la mismísima Cámara Empresaria.

Lo primero que varios dirigentes hicieron fue hacer circular que no habían recibido ningún tipo de reserva para la mencionada fecha, rechazando de esta manera que se hubiese producido algún contacto con la empresa foránea.

Lo concreto es que la seguridad demostrada en las palabras de Teruel, dando día y hora, sufrió un cambio significativo y sin ninguna explicación. Finalmente Plusmar se presentó el pasado jueves 11 en las instalaciones de Hotel Mulen, para tranquilidad y alivio de los camaristas.

LAS AGUAS DIVIDIDAS

La crisis de la empresa de transporte tandilense, sin dudas divide las aguas no solo en la opinión pública, también tiene su correlato en la dirigencia política que, si bien hubo un mayoritario y amplio abanico de coincidencias en que la prioridad pasa por mantener las fuentes laborales, no menos cierto es que también se midió el costo político de asumir y poner el cuerpo para un salvataje de una empresa que no goza de la mejor de las imágenes en cientos de vecinos que utilizaron el servicio alguna vez.

En el mismísimo seno del radicalismo se palparon estas discrepancias internas, sobre todo al sondear la posibilidad de gestionar un crédito bancario (leasing del Bapro) para apuntalar a una firma que agoniza, independientemente de la competencia -leal o no- que se la ha instalado.

A priori no pocos radicales salieron a considerar que resultaba inviable otorgar un crédito a una empresa con una millonaria deuda al fisco, pero otros señalaron que con algo de cintura y decisión política se podría sortear dado que el propio estado provincial debe unos cuantos millones a la empresa por servicios prestados y nunca abonados.

OTRO OBSTACULO

Siguiendo con el tema de la semana, y si era políticamente correcto trabajar por el salvataje de Río Paraná, también algunos correligionarios se encargaron de ventilar lo publicado en el Boletín Oficial respecto a la Ley Nacional de Tránsito 24.449, en la que en su artículo 53 alude a “las exigencias comunes” de los propietarios de transporte de pasajeros, en el que en su inciso A, refiere que “los vehículos funcionen en condiciones adecuadas de seguridad (…), mientras que en el inciso B, se plantea que “no deben utilizarse unidades con mayor antigüedad que diez años para sustancias peligrosas o de pasajeros”.

EL MISMO RECLAMO,
CON OTRO NOMBRE

Y para sumar más aportes al debate y la problemática por el transporte de larga distancia también se hizo llegar a este Oído un escenario idéntico, con intervención política incluida, pero con el cambio de empresa.

“Cambiás el nombre de la empresa y la situación es la misma” se señaló con aguda mirada sobre lo que se planteó en la ciudad de 9 de Julio respecto al transporte de pasajeros del circuito a La Plata, con la salvedad que no habla de Río Paraná, habla de Plusmar.

A mediados de 2016 se votó en el concejo deliberante de la citada ciudad por una iniciativa del bloque de concejales FpV-PJ, quien había presentado en la sesión un proyecto de resolución donde se planteaba, ante denuncias públicas realizadas por una vecina de la ciudad, “se arbitren los medios necesarios para mejorar el servicio que presta la empresa Plusmar desde la ciudad con destino a La Plata”.

El proyecto solicitaba que “se revea el servicio de transporte de pasajeros de la empresa Plusmar en sus servicios 9 de Julio – La Plata”, porque según los concejales además de la denuncia puntual “son muchos los estudiantes nuevejulienses que a diario utilizan este transporte público que realiza el recorrido entre 9 de Julio y La Plata.
Que a su vez esta es la única empresa que ofrece el recorrido entre ambas ciudades, coartando de esta forma la libertad de elección. Y considerando que los usuarios denuncian públicamente en distintos medios de comunicación que se presta “un servicio pésimo y deplorable”, donde los micros no son mantenidos ni los envían a servicios mecánicos, “basándose en la cantidad de veces que se rompe el micro en el trayecto, sumado a la falta de limpieza y el estado de los asientos, sucios, rotos, con falta de numeración, existiendo también una infestación de cucarachas perceptible a la vista”.

ROTURA
INOPORTUNA

La última que faltaba sobre el conflicto detallado fue que en la misma semana donde se ventiló el delicado panorama, otro micro de la firma dejó varados a varios pasajeros.

Ocurrió en la tórrida jornada del pasado jueves y el problema aconteció en la Ruta 227 a 20 kilómetros de Lobería, cuando por el calor se reventó un neumático del micro que había salido desde Necochea en dirección a Tandil.

A la temperatura insoportable y escaso aire acondicionado como para refrigerar al pasaje, hay que sumarle que la reparación demandó un total de tres horas, retomando el andar pasadas las 16.

Con todo lo que se viene contando y la deficiencia que el servicio ofrece, la gente venía por demás cargada. Al llegar a la Terminal de Omnibus intentaron hablar con algún responsable de la firma, cosa que nunca pudieron lograr. Para apaciguar los ánimos, los pasajeros recibieron un pasaje abierto a modo de compensación. Lo que nadie sabe es si alguno lo utilizará.

La rotura del micro se dio en un momento totalmente inoportuno. Fue en el día que Plusmar se presentó; que Mario Morel se reunió con el subsecretario de Transporte de la Provincia y que nuevamente hubo gente sufriendo en carne propia un nuevo inconveniente en una unidad de Río Paraná.

BAJO DESDE EL CONCEJO

En medio de la tregua que se mantiene hasta que llegue la hora de la discusión para la definición de los candidatos, en los primeros meses del año próximo, el concejal Marcos Nicolini volvió a mostrarse después de mucho tiempo en ámbitos del Departamento Ejecutivo.

Esta vez respondió a la invitación que el gobierno de Miguel Lunghi cursó y apareció en la presentación de la Avenida del Encuentro, que se llevó a cabo en la sala de reuniones ubicada junto al despacho del jefe comunal.

El integrante de la bancada de Cambiemos que preside Mario Civalleri, bajó desde el Concejo Deliberante junto a sus pares para formar parte del lanzamiento del nuevo espacio que reunirá diferentes actividades culturales, artísticas y recreativas.

FALTA DE TIMING

A propósito de la presentación de la Avenida del Encuentro, no pocas voces comentaron por lo bajo a este Oído con tono crítico la conferencia en cuestión en tiempos donde la agenda habla de otras cuestiones algo más preocupantes (la crítica situación de la empresa Río Paraná y la amenaza de dejar en la calle a un par de centenar de vecinos sin trabajo) que la de poner énfasis, con power point incluido, sobre el anuncio de un espacio donde en definitiva se van a ubicar determinados espectáculos, actividades recreativas, por venir. Dichas voces argumentaron que la agenda del Ejecutivo parecería alejada de los problemas serios y no hace más que alimentar aquel mote de la cosmética lunghista.

Y los dardos apuntaron especialmente al jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, quien como lo hizo con la presentación de la nueva Subsecretaría de Modernización, utilizó una herramienta (el citado power point) algo anticuado para los tiempos que corren.

PACTO FISCAL

Esta semana, más precisamente el jueves, la edición digital del diario Clarín informaba sobre la primera rebeldía política de 2018 que montaron los intendentes del PJ bonaerense contra María Eugenia Vidal, a quien acusaron de quitarles fondos y de tratar de imponerles, “sin consenso”, un ajuste en sus distritos.

En la nota se hacía referencia a trece jefes comunales del interior provincial, que “se reunieron en Alberti para emitir un documento donde rechazan el ‘pacto fiscal’ que la Gobernadora quiere aplicar en los distritos”.

Y en otro párrafo aclaraba que todavía ningún intendente adhirió y que incluso “algunos de Cambiemos, como Miguel Lunghi de Tandil, anticiparon que no firmarán para adherir al pacto”.

La información fue leída en el orden local como una suerte de opereta orquestada por algún dirigente de la oposición, y derivó en la necesidad de desmentir tal postura.

Así, se encargaron de aclarar que Tandil rubricará el pacto fiscal con la administración bonaerense, en un mecanismo similar al que adhirió la provincia con la Nación.

OTRO PARA NACION

Tal como se adelantó en este mismo espacio, el proceso de migración hacia la administración nacional lo inició la exvicepresidenta del Sistema Integrado de Salud Pública, Sandra Fraifer, que aceptó un ofrecimiento que le llegó del Ministerio de Salud y decidió abandonar su cargo.

Luego continuó con la licencia de Luciano Grasso a diez días de asumir su banca en el Concejo Deliberante. En este caso, el exdirector de Salud Mental quedará a cargo de una repartición dentro de la estructura sanitaria nacional.

La médica convocó a Alejandro Ruffa para realizar tareas administrativas, por lo que se abrió una vacante en la Dirección General de Inspección y Habilitaciones, que será ocupada a partir del 1 de febrero por Javier Camgros, que desempeña funciones en el área.

Y finalmente esta semana se supo que otro de los que abandona la gestión comunal será el coordinador de Transporte y Planificación de Tránsito, Esteban Risso. El exconcejal aceptó el ofrecimiento de Luciano Grasso para trabajar en el área administrativa de la Dirección Nacional de Salud Mental.

HUMOR

Mauricio D’Alessandro le respondió a esta sección con una foto publicada en la red social Twitter y que demuestra que no solo tiene sentido del humor sino que entiende cómo son las reglas del juego.

En la anterior edición contábamos que el concejal del bloque Integrar había publicado en su Facebook un video en vivo desde la playa, donde se lo veía junto a su mujer en un cuatriciclo y a su mascota corriendo a un costado.

Detallábamos algunas críticas que sus seguidores le habían formulado, incluso una mujer entendiendo que el perro llamado “Donpe” sufría le escribió que para una próxima oportunidad maneje el animal y que sea D’Alessandro el que corra al lado del cuatriciclo.

Esto último llevó al reconocido abogado a publicar una foto que acompaña esta sección con la leyenda “a pedido del Oído Agudo @elecotandil nos vamos a andar en cuatri” y en donde se ve a la mascota con el casco colocado.

ELECCIONES EN EL
SINDICATO MUNICIPAL

Anunciado el acuerdo con el Gobierno acerca del bono de fin de año y el acuerdo salarial, el secretario general de los municipales, Roberto Martínez Lastra, no sin intención se refirió a las elecciones que se avecinan en el gremio.

El legendario sindicalista precisó que habrá elecciones antes de junio y quien gane tendrá la posibilidad de continuar con las negociaciones con el Ejecutivo, abriendo la puerta a que el dirigente dé un paso al costado para que otras líneas sean las que se presenten (se especula con David Marconi o el propio hijo del actual secretario, Lisandro Martínez Mendieta). De todas formas señalan que hasta el mismísimo lunghismo prefiera la continuidad del barbado dirigente, con quien más allá de la tirantez lógica por un reclamo puntual, han sabido transitar más de una década con cierta armonía y, para logro de los trabajadores, con recomposiciones salariales positivas en el comparativo con otros gremios y con el mismo rubro en otros distritos.

Pero más allá de la línea sucesoria o la continuidad del poeta y gremialista, Martínez Lastra, algunos se animan a instalar otros nombres en una eventual competencia. Se mencionó al delegado Marcelo Hidalgo, quien se supo revelar incluso contra la propia cúpula sindical y denunció irregularidades en el manejo de los fondos en Desarrollo Social, lo que mereció condena en primera instancia para Rubén Diéguez y la absolución definitiva tras el fallo de Cámara. Otro nombre podría surgir de las huestes cercanas al ala peronista que lidera Rogelio Iparraguirre. El nombre lanzado fue Ariel Lapano.

Habrá que aguardar hasta dónde llegan esas chances o se trata solo de globos de ensayo. A nadie se le escapa que aquellos intentos por destronar a Martínez Lastra quedaron lejos, muy lejos, de poner en duda la continuidad de un hombre que representa en el pago uno de los liderazgos más fuertes del sindicalismo serrano.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario