Desde la oposición, dudan de las condiciones beneficiosas del crédito del Banco Ciudad

Concejales de la oposición encontraron eco en el radical Marcos Nicolini y algunos pares del oficialismo para frenar el tratamiento en el recinto de la autorización al Ejecutivo para endeudarse por 35 millones de pesos con el Banco Ciudad. Si bien ya existía un dictamen favorable de la Comisión de Economía, que encabeza José Luis Labaroní, el tema se volvería a debatir hoy, en la reunión, para intentar acercar posturas.

El empréstito está destinado a la construcción de la etapa final de los consultorios externos del Hospital Santamarina (13,5 millones de pesos), de los hospitales odontológico y oftalmológico (9.225.000 pesos) y de un nuevo edificio para el funcionamiento de la Secretaría de Obras Públicas (9.360.000 pesos).

Más allá de las objeciones al manejo de los recursos municipales y la ausencia de información oficial sobre el nuevo edificio de Obras Públicas, el concejal Facundo Llano, integrante del Bloque Justicialista, consideró que el crédito del Banco Ciudad no presenta condiciones ventajosas para el Municipio y dio sus argumentos. Además, consignó que, en simultáneo, están tratando la autorización de otro empréstito por 17 millones de pesos del Banco Provincia, para la compra de maquinaria, que evidencia mejores términos.

En principio, Llano fundamentó que el del Banco Ciudad “es un crédito que contempla una tasa variable, a diferencia del Banco Provincia que es tasa fija del 17 por ciento, menor a lo que va a ser la inflación de este año”.

Sumó en favor del segundo que “es una línea del Banco Provincia, que es la banca pública con la cual tenemos vínculos, los plazos fijos, recibimos la coparticipación”, pero además el Ministerio de Economía bonaerense informó que el Municipio tiene una capacidad de endeudamiento de 96 millones de pesos con la banca pública bonaerense.

El concejal justicialista precisó que el crédito del Ciudad “tiene una tasa variable Badlar, que es el resultado de todas las tasas que pagan los bancos para operaciones de más de un millón de pesos, un promedio del mercado público o del privado. Se pondera diariamente y hoy está en 21 por ciento, más 300 puntos, como dice el contrato, que es un 3 por ciento más. Es decir, estamos pagando cerca del 25 por ciento de interés”.

Otra de las objeciones que puso fue el plazo. “Lo tomaría a 4 años. Es decir que excede a la administración actual. No solo compromete al ejercicio futuro sino también a las nuevas administraciones”, señaló.

Como otro aspecto a considerar, cuestionó “la comisión de evaluación de proyecto y administración que es del 2 por ciento más IVA y el del Provincia tiene un 1 por ciento”.

Poca información

En el expediente, el Ejecutivo no incluyó un mensaje de la Secretaría de Economía que argumente la decisión de tomar este crédito ni cotizaciones de otros bancos para el mismo proyecto que permitirían comparar los precios y condiciones del mercado.

“El expediente solo habla del destino, de las obras que se harían con eso, pero no trae una justificación económico financiera del Municipio de la conveniencia y la necesidad de tomar el crédito”, explicó Llano.

Por otra parte, manifestó que en la otra carpeta, “el Banco Provincia habla de una capacidad de toma de crédito del Municipio de 96 millones de pesos. Según dice el Municipio, por lo que hablamos en la comisión, esta línea es para compra de maquinaria, eventualmente no entraría una construcción. Pero el Banco Provincia habla de una capacidad de toma de crédito del Municipio de 96 millones de pesos”, insistió.

Llano sostuvo que si el jefe comunal quiere llevar adelante estas obras en 2018 con un crédito, “veamos que sea la forma más beneficiosa para el Municipio, preguntémosle al Banco Provincia si nos da ese dinero y en qué condiciones” y preguntó “porqué tenemos que ir a un banco con estas condiciones económicas que no son para nada beneficiosas”.

Números que
no cierran

Además de las condiciones del empréstito, el concejal puso reparos al endeudamiento, cuando “la mayoría de los fondos están subejecutados” y agregó que lo observan en la evolución trimestral de los gastos. Entonces, preguntó “dónde está la plata” y reiteró que “no hay un informe económico financiero y una justificación política de las razones por las que lo van a hacer”.

Ya en octubre, marcó que en poco tiempo el Ejecutivo debe elevar el Presupuesto 2018, por lo cual no resta tiempo para los trámites administrativos y el inicio de las obras, que quedarán relegadas para el año próximo. Desde esa óptica, preguntó “porqué no lo incorpora al presupuesto y le da una fuente de financiamiento genuina, como pueden ser recursos provinciales o municipales o algún fondo de infraestructura que se pueda utilizar para esa obra”.

Llano expresó que “hay una deficiencia impresionante en la gestión de los recursos propios, de los afectados y de las obras a cargo del Municipio. Está claro, y más viendo que los consultorios odontológicos y oftalmológicos fueron una bandera del Intendente, pero ya hace ya casi tres años que no ha podido poner un ladrillo y ahora tiene que recurrir a un banco que no conocemos, en unas condiciones súper desfavorables para el Municipio y por un monto que para el Municipio de Tandil tendría que resolverse sencillamente. Son 35 millones de pesos (en un presupuesto de 1440 millones) y podría contemplar distintas etapas”.

En paralelo, en la Comisión de Economía admitieron que el Municipio tiene recursos depositados en plazo fijo, pero justificaron que rinden más que lo que se pagaría de interés al Ciudad. Llano descreyó de esa afirmación: “Salvo que tengamos mentes brillantes en el manejo de los fondos públicos, que los hagan rendir mucho dinero, y que a su vez, tengamos gestionadores impresionantes que tomen créditos súper baratos para obras determinadas. Cosa que en el Municipio no he visto”.

El banco está
identificado
con Cambiemos

Por último, desde una lectura más política, el legislador del Bloque Justicialista afirmó que el Banco Ciudad “es el banco público de la Ciudad Autónoma, identificado con Cambiemos. De ahí salieron economistas que hoy trabajan en el Estado nacional, que tienen roles importantes en el manejo de la economía”.

Al mismo tiempo, ratificó que no se ve en el expediente un camino recorrido, solo aparece el crédito del Banco Ciudad, y observó que no queda demostrado que el Municipio salió a tomar crédito, sino más bien parece que se lo hubieran ofrecido.

El manejo de los recursos genuinos

En el análisis, el concejal Facundo Llano fue más allá de las condiciones del empréstito del Banco Ciudad y vertió sus críticas a la administración económica financiera del Municipio. Desde su óptica, con fondos subejecutados, recursos en plazo fijo, obras que no se contemplaron como prioritarias en el último presupuesto y 1440 millones de pesos para invertir en Tandil durante este año, se podría resolver sin salir a tomar deuda con un 25 por ciento de interés y 2 por ciento de comisión.

“El Ejecutivo no nos argumenta y no nos dice las razones por las cuales tomamos crédito tanto para maquinaria como para obras. El tema maquinaria se puede justificar en mayor medida, porque es la banca pública, porque es una tasa de interés menor a la inflación y porque es un banco con el cual venimos trabajando”, consideró.

Sin embargo, enfatizó que“quiero saber, ¿estamos en rojo? ¿El Municipio no tiene plata, tiene déficit, incrementó la deuda flotante o es una decisión financiera? Tenemos plazos fijos, ¿nos están pagando más que lo que vamos a pagar de la toma de crédito?”.

El concejal de la oposición se preguntó las razones para endeudarse, “con una banca con la que no tenemos relación comercial e institucional” y ya en relación a los proyectos, repasó que en 2016 los hospitales odontológico y oftalmológico estuvieron en el presupuesto, pero las partidas se desafectaron para pagar la deuda flotante, y en 2017 ni siquiera fueron contemplados.

Por otra parte, subrayó que “el edificio de obras públicas nunca estuvo en ningún presupuesto. En teoría va a ser cerca de donde está funcionando ahora (Chacabuco y Maipú), pero no conocemos el proyecto. El Intendente nunca nos informó de eso”.

En cuanto a los consultorios para el área de Salud, recordó que “estuvieron en los presupuestos y después fueron desafectadas las partidas contempladas para eso. Tandil tiene 1440 millones de pesos de presupuesto. Si los considera una obra prioritaria, tiene que contemplar la fuente de financiamiento con recursos del propio presupuesto y hacerlos. Ya en este presupuesto de 2017 no hubo partidas”.

Por último, consideró que si se trata de un proyecto prioritario para Miguel Lunghi, “que lo incorpore en 2018 o que busque una fuente de financiamiento para 2017 con los 1440 millones de pesos que Tandil tiene, más las obras adicionales que están viniendo de Nación y Provincia. No sé cuál es la urgencia y necesidad de tomar un crédito para temas que los tiene en la cabeza, pero no los incorporó”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario