El diputado Carlos Fernández avaló la decisión de Río Paraná de fusionarse para mejorar el servicio

El diputado nacional por Cambiemos, Carlos Fernández.

Archivo

En medio de las gestiones tendientes a superar la situación que atraviesa la empresa de transporte de larga distancia, Río Paraná, el diputado nacional por Cambiemos, Carlos Fernández, sumó su opinión respecto de la problemática planteada mientras se aguarda por la resolución de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires respecto de la concesión de la ruta Tandil – La Plata otorgada a la empresa Plusmar.

“Las prioridades están dadas en los pasajeros y en los empleados. Y creo que estamos en condiciones de hacer un esfuerzo de negociación que preserve la fuente laboral”, destacó el legislador que facilitó las gestiones con la dependencia provincial para concretar la audiencia del jueves pasado.

En ese contexto, la queja de la empresa estuvo direccionada al modo en que se otorgó la licencia para cubrir con el recorrido que une Tandil con La Plata. La presentación abrió un compás de espera hasta tanto la dependencia evalúe la situación y elabore una respuesta.

En diálogo con El Eco de Tandil, Fernández abordó en primer término el escenario desde tres perspectivas destinas y marcó que las principales preocupaciones giran en torno a la calidad del servicio y a la fuente laboral, ya que de la firma tandilense dependen 200 familias directa e indirectamente.

La resolución
de Transporte

El segundo plano, dijo el exfuncionario municipal, alude a la decisión adoptada de plantear reparos frente a la licencia que otorgó la repartición dependiente del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, “si está adecuada a derecho o no”.

La resolución permite a la empresa con sede en Quilmes a explotar ese recorrido durante un plazo “muy acotado”, hasta mayo, “por una cuestión de refuerzo turístico con ciudades que nada tienen que ver con turismo”, expresó en sintonía con uno de los cuestionamientos centrales efectuados por Río Paraná.

“Este es el planteo de la empresa Río Paraná” y sobre el cual la Subsecretaría de Transporte acordó dar una respuesta tras la audiencia que se celebró el jueves de la semana pasada. Concretamente “si se revisaba la decisión adoptada anteriormente o la mantenía”.

“No veo otra
alternativa”

Desde su perspectiva, el tercer plano refiere a la necesidad de la empresa local –que el próximo 4 de abril cumplirá 99 años de trayectoria- de “buscar una fusión o una alternativa para incorporar capital a la sociedad y que pueda brindar un servicio acorde”.

“No veo otra alternativa; si no va a ser muy difícil que pueda prestar el servicio”, remarcó.

En esa línea, el dueño de Río Paraná, Mario Morel, confirmó este lunes a El Eco de Tandil que mantuvo “contactos” con otras empresas de transporte de larga distancia y que, como cada negociación que se entabla, la definición “se podría conocer en el transcurso de los subsiguientes días”, dijo sin precisar una fecha exacta.

“Estamos haciendo todas las tratativas, más allá que tenemos un plan previsto de reorganización desde hace un tiempo, aunque todavía los rebrotes no se han podido ver ya que lleva un lapso de tiempo todo esto”, agregó sobre el escenario actual.

Gestiones por
empresas tandilenses

En otro pasaje de la entrevista con este Diario, el legislador nacional que asumió el 10 de diciembre pasado, defendió que “siempre la dirigencia política de Tandil ha hecho gestiones en favor de las empresas de Tandil”.

“No es la única empresa por la cual se interviene”, insistió y citó el caso de Metalúrgica Tandil, ante el cual se promovieron encuentros entre los distintos actores involucrados para evitar su cierre. “Uno lo que intenta siempre es preservar la fuente de trabajo”, resaltó.

A su vez Fernández abordó las complicaciones económicas que atraviesa la empresa, que advirtió el cese de su actividad si comienza a funcionar una competencia, y el esquema de deudas que mantiene.

En ese sentido, indicó que el planteo era “justamente que le pagaran a Río Paraná lo que se les debía” y agregó que “es muy fácil exigir determinado servicio”, mientras el Estado bonaerense “le debía a Río Paraná por pasajes dados a familiares de los reclusos alojados en el penal de Barker”.

Y precisó que la firma local “debía tres o cuatro millones al fisco”, mientras que la Provincia “le debía seis millones” por esos servicios prestados. u

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario