El Ejecutivo se suma a las gestiones en busca de certezas sobre la situación en Carrefour

El Eco

Tras el conflicto en la empresa de transporte Río Paraná, y las buenas perspectivas que anunció el viernes Renault en cuanto a la continuidad de Metalúrgica Tandil, esta semana cerró con un nuevo foco de preocupación vinculado a la fuente laboral en Tandil.
El anuncio de un concurso preventivo de quiebra por parte de Carrefour, la cadena de supermercados de capitales franceses, puso en alerta a los trabajadores de la ciudad, donde la empresa tiene tres sucursales (Panamá 351, 9 de Julio 548 y avenida Del Valle 324).
Esos tres locales emplean a unas 180 personas de manera directa. Sin embargo la cifra asciende a más de 300 si se suman los que pertenecen a los servicios tercerizados (seguridad, limpieza, depósitos, etc.).
Frente a ese escenario la preocupación por la continuidad de la fuente laboral se hizo presente y demandó la activación de todos los canales en busca de certezas, que podrían obtenerse en el transcurso de la semana entrante.
Entre las gestiones, el viernes el jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, mantuvo una conversación telefónica con la secretaria general del Sindicato de Empleados de Comercio, Nancy Clementi, y ayer, acompañado por el intendente Miguel Lunghi se reunió con el gerente de la sucursal de la calle Panamá de la cadena de supermercados, Donald Bravo.
Dada la falta de certezas en torno al anuncio, el objetivo del intercambio tuvo por objetivo abordar detalles en cuanto a la cuestión local, con perspectivas que aún no permiten obtener un planteo concreto pese a las miradas positivas.
Por eso, se buscarán contactos en el orden provincial y nacional, incluso mediante la intervención del diputado nacional de Cambiemos, Carlos Fernández, con vistas a aclarar el panorama.

Expectativas locales

En diálogo con El Eco de Tandil Elichiribehety realizó un abordaje de la situación, repasó los distintos conflictos laborales que estuvieron en el centro de la escena y defendió el rol del Ejecutivo frente a situaciones que pusieron en riesgo las fuentes de empleo.
En principio se refirió al encuentro con el gerente de sucursal del hipermercado, que transmitió cierta expectativa de que se alcance una resolución del problema, en una visión que también comparte la titular del SEM, incluso sin cierre de sucursales y pérdida de fuentes de trabajo.
Al menos en esta instancia “no perciben que vaya a haber cierre de locales en Tandil en lo inmediato” y consideran que el concurso preventivo “se va a superar”.
No obstante, en el inicio de la semana próxima retomarán el contacto para actualizar la información respecto del tema.

Un rol activo del
Estado comunal

En otro párrafo de la entrevista el funcionario defendió la participación del Municipio en los casos mencionados vinculados a conflictos laborales (Río Paraná, Metalúrgica Tandil y Carrefour) y las gestiones impulsadas en cada caso.
En el primero las tratativas apuntaron a evitar el despido de los empleados y que se mejore el servicio, mientras que en el segundo la intervención permitió obtener certezas en cuanto a la continuidad de la emblemática firma metalmecánica con el compromiso de revisar los pasivos ambientales.
Por último, en el reciente esquema con una “preocupación preventiva porque no hubo despidos”, frente a un planteo que excede el orden local.
Negó un cambio en la impronta del Gobierno frente a estos escenarios, aludió a distintos perfiles y defendió que “el Municipio siempre ha tenido preocupación frente a las fuentes de trabajo que están en riesgo; siempre hemos estado y lo estamos ahora con un rol activo en cada uno de los casos”.
“Es lo que le corresponde al Municipio; ser un articulador y estar atento a cualquier situación que se dé en la ciudad que pueda generar algún tipo de turbulencia”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario