En el ex centro clandestino de detención “La Huerta” exigieron que no se dilate más el juicio

En el predio donde funcionó el ex centro clandestino de detención se hizo un breve acto y tareas de mantenimiento del lugar para mantener viva la memoria.

El Eco

En el marco de la Semana de la Memoria, ayer se realizaron actividades en el ex centro clandestino de detención “La Huerta”, a la vez que se presentó el equipo de acompañamiento de víctimas testigos en los juicios de lesa humanidad en la Carpa de la Memoria, la Verdad y la Justicia, que está instalada en la Plaza Independencia.

El equipo de acompañamiento a las víctimas comenzó a funcionar en el año 2014 como un proyecto conjunto de la Universidad Nacional del Centro, el Colegio de Psicólogos del Distrito VIII y el grupo Memoria por la Vida en Democracia para acompañar a víctimas y testigos que declaraban en los juicios de lesa humanidad que se realizaban en aquel entonces.

Si bien en ese momento existían esos equipos dependientes de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, se constituían en cada localidad en el momento del juicio y luego se retiraban, por eso en Tandil consideraron interesante contar con ese espacio conformado por gente de la ciudad.

La abogada María Nazábal, una de las integrantes del equipo, explicó que “nosotros notamos que para el juicio de La Huerta, que es un juicio con muchos imputados, y muchas víctimas, necesitábamos un equipo que esté en nuestra ciudad porque conocen la historia, conocemos las particularidades, los lugares que nos cuentan las víctimas, con el fin de que cuando vayan a declarar en el juicio esto se constituya en un acto reparador y no como un acto revictimizante porque implica reactualizar muchos dolores y muchos traumas de hace 35, 40 años”.

En ese contexto, se congregaron psicólogos, trabajadores sociales, abogados, militantes de derechos humanos, historiadores, y personas comprometidas con la salud mental, incluyendo víctimas que se integraron luego al grupo para poder hacer ese tránsito por la justicia lo más acompañados posible.

El convenio

La referente de Derechos Humanos explicó que “en este largo camino que venimos trabajando el año pasado pudimos concretar un convenio entre la Universidad, el Colegio de Psicólogos y el grupo Memoria por la Vida en Democracia para institucionalizar este espacio con el fin de que en el momento que se realice el juicio a La Huerta podamos trabajar en el acompañamiento de las víctimas que declaren en el marco de ese juicio que venimos esperando”.

En ese sentido, recordó que se proyectaba su realización en 2017 pero “la verdad es que nos encontramos en 2018 y sabemos que no se va a realizar este año”.

“Ahora estamos esperando que el mismo Tribunal Oral de Mar del Plata que está haciendo el juicio de Monte Pelloni 2, finalice ese juicio y ahí vendría La Huerta. Entendemos que tiene que haber una decisión y una firme voluntad del Poder Judicial acompañada del Ejecutivo de turno de impulsar estos procesos judiciales como herramientas para construir la memoria, la verdad y la justicia, entonces seguimos a la espera y no tenemos certezas de cuándo va a ser”.

La Huerta

Consideró que la demora tiene que ver con “cuestiones que suceden en el Ministerio público fiscal, no tenemos más a la procuradora que teníamos que en materia de lesa humanidad había dado un impulso muy fuerte, entonces hay que ver cómo se van acomodando las fiscalías y los juzgados federales y ver qué prioridad se le da a estas temáticas”.

“Lo que se intentó en el juicio La Huerta fue reunir también todas otras causas que corrían en simultáneo, juntar todo para hacer un gran juicio, y cerrar lo que son los juicios de lesa humanidad en Tandil”, afirmó.

Y agregó que “estos espacios los aprovechamos para reclamar por el juicio. Necesitamos que se haga para poder reparar y después organizarnos como comunidad y resistir a los retrocesos en verdad histórica que este Gobierno está llevando adelante”.

El mantenimiento

Por la tarde, se congregaron en el predio donde funcionaba “La Huerta” en el marco de la Semana de la Memoria y se realizó un breve acto y tareas de mantenimiento del lugar.

Nazábal explicó que “de 4 años a esta parte en el marco de la Semana de la Memoria siempre nos encargamos de mantener esos espacios. El Municipio no los tiene contemplados dentro del mantenimiento de espacios públicos, entonces nosotros para recuperar la memoria y mantener vigente lo que pasó en esos lugares vamos y cortamos el pasto, plantamos flores, acomodamos los monumentos así que hoy estuvimos cortando el pasto, haciendo algunas refacciones, pusimos un cartel exigiendo el juicio,”.

“Fue una jornada bastante emocionante porque nos acompañaron algunas voces de mujeres y varones que estuvieron detenidos en ese lugar y algunos que se exiliaron en el exterior nos mandaron algunas cartas para transmitirnos el acompañamiento. La idea es mantener el lugar, la memoria viva de lo que sucedió ahí”, argumentó.

Desde Unidad Ciudadana presentaron una nota a la comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante para que el Municipio se encargue de cortar el pasto de estos lugares con el fin de mantener viva la memoria de lo que sucedió en la ciudad.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario