Evalúan cambios en la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas plásticas para rubros específicos

La concejal Matilde Vide detalló que se analizan posibles cambios en la ordenanza que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en comercios de la ciudad.

El Eco

En julio comenzará a regir la ordenanza que prohíbe la utilización de bolsas de polietileno y cualquier otro plástico y su entrega en los supermercados, almacenes y comercios, al vencerse la prórroga de 180 días aprobada en febrero por el Concejo Deliberante.

De cara a su implementación, la normativa sufriría algunas modificaciones que están siendo evaluadas a partir de las inquietudes planteadas por distintos actores de la comunidad.

Puntualmente, los reclamos surgieron de la situación que se les presenta a los locales dedicados a la venta de productos voluminosos y pesados, como electrodomésticos, que no encuentran una alternativa viable para poder reemplazar las bolsas que hasta el momento venían utilizando.

Para esos casos, desde la comuna se están analizando dos posibilidades: habilitar -a través del decreto reglamentario- alguna “bolsa de mayor densidad o micronaje” que, a diferencia de las de nylon o “camiseta”, resultan más resistentes y además son reutilizables; o las biodegradables.

Así lo detalló la concejal del bloque de UCR-Cambiemos, Matilde Vide, quien conforma el equipo encargado de elaborar el decreto reglamentario con miras a la implementación de la normativa.

En diálogo con El Eco de Tandil, la edil recordó en primer lugar que “la prórroga se dio en la sesión de febrero, con lo cual se extendió hasta julio”.

En todo este tiempo, contó que estuvieron avocados a recibir algunos cuestionamientos a la ordenanza, sobre todo, aquellos referidos a la implementación, y en paralelo a elaborar el decreto reglamentario.

“Esto lo trabajamos con el director de Medioambiente, Héctor Creparula, con quien nos hemos reunido con varios actores, desde fabricantes de bolsas hasta algunos comercios que encuentran algún obstáculo de diferente índole, ya sea económico o práctico”, precisó.

A modo de ejemplo, mencionó el caso de los comercios que venden electrodomésticos, donde “encuentran un obstáculo en cómo reemplazar la bolsa en cuanto al peso y la dimensión de los productos”.

Bolsas de mayor
densidad

En efecto, Vide afirmó que en este momento se encuentran evaluando dos alternativas para casos específicos: habilitar la entrega de bolsas de mayor densidad o micronaje; o las biodegradables.

“Estamos analizando la posibilidad de habilitar, a través del decreto reglamentario, alguna bolsa de mayor densidad y, de ser así, a lo mejor hacer alguna pequeña modificación a la ordenanza, pero todavía no lo hemos definido”, contó.

Al respecto, expuso que “en el relleno sanitario se suelen ver millones de bolsas de supermercados –las denominadas `bolsas camiseta´-, que tienen una degradación muy duradera y eso es lo que un relleno sanitario o cualquier tipo de manejo de residuos intentaría evitar. Por eso, hay distintas ordenanzas prohibiéndolas a lo largo y a lo ancho del país. Ese es el principal objetivo de la normativa”.

“Ahora, lo que nos han planteado distintos actores de la comunidad de Tandil –expuso- es que la bolsa de mayor micronaje, la que se pretende habilitar, es reutilizable”.

Biodegradables

Por otro lado, contó que también recibieron la propuesta de utilizar bolsas biodegradables, que si bien es una opción que está siendo considerada, Vide aclaró que “no es muy factible de implementar porque hay muchas cosas que con esa bolsa no están demostradas, por ejemplo, su degradación en el relleno sanitario. Afuera sí, pero adentro del relleno no, así que ésa es una alternativa sobre la cual estamos buscando más información”.

Concretamente, contó que están averiguando “cuán biodegradables son y cómo es el contralor de que todas sean efectivamente biodegradables, y como no encontramos el más adecuado ni un certificado de que en el relleno sanitario en verdad se degrade en un año y medio como debiera ser, entonces no estamos teniendo en cuenta esa posibilidad”.

Sobre este tipo de producto, explicó que “son bolsas que contienen plástico, pero le ponen un `oxi´ particular que hace que se degrade en menor tiempo, que estimativamente es un año y medio, pero ese plazo es afuera del relleno sanitario, así que estamos buscando información al respecto y analizándolo”.

Rubros
específicos

En resumen, la concejal del radicalismo confirmó que lo que se está evaluando “son algunos escenarios más complejos del reemplazo de la bolsa de plástico, como por ejemplo, los que entregan mercadería pesada o grande que para trasladarla a quien anda caminando le es complicado y una bolsa de madera o de cartón no resiste a lo mejor el peso”.

Igualmente en esos casos, resulta llamativo que se plantee la necesidad de utilizar una bolsa, ya que en su mayoría son productos que vienen en cajas cerradas. Al respecto, Vide contó que desde la comuna se planteó esa cuestión, pero muchos comerciantes les comentaron que es necesario seguir utilizándola para trasladar los productos, sobre todo, cuando el cliente compra más de uno.

Un cambio
de hábito

Más allá de estos planteos puntuales, la edil recalcó que desde el Concejo Deliberante están “convencidos de que esto es un cambio de hábito y de mentalidad que es necesario hacer. En ese sentido, la ordenanza no se va a modificar. La entrega de bolsa común de plástico va a estar prohibida en supermercados, mercados y comercios. Lo que se evalúa en la reglamentación es el uso de las bolsas en casos específicos”.

Por último, ratificó que “tal cual lo previsto, la normativa entrará en vigencia en julio y ahora hay que ver a través del decreto reglamentario si se le hace alguna modificación o alguna cuestión que se permita para algún rubro específico determinada cantidad de micrones. Para fines de junio o principios de julio, el decreto debiera estar ya con las sanciones, multas y la implementación de la normativa en los establecimientos comerciales”.

La normativa

Cabe recordar que la ordenanza, en su artículo primero, prohíbe en todo el partido de Tandil “la utilización de bolsas de polietileno y de todo otro material plástico convencional, así como la entrega en supermercados, autoservicios, almacenes y establecimientos comerciales”.

En tanto, en segundo término, exceptúa “aquellos casos y/o situaciones que demanden la utilización de bolsas de polietileno o las transparentes ‘de bobina’ para contener productos alimenticios o insumos secos o húmedos, elaborados o preelaborados y no resultase factible, por asepsia, la utilización de otro tipo de envase contenedor”.

Además, la norma aclara que “las bolsas de residuos solo podrán ser utilizadas para el desecho de los residuos domiciliarios”.

Esta resolución se aprobó el 23 de noviembre pasado y tenía fecha de implementación para fines de 2017, pero se extendió hasta mediados de este año. La decisión fue adoptada a partir de una nota presentada por la Cámara Empresaria de Tandil, en la que si bien transmitió su apoyo a la iniciativa que había presentado el GEN a través de la Banca XXI, planteó la inquietud de comerciantes que suelen adquirir este tipo de productos en grandes cantidades y que aún tenían un stock considerable.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario