Facundo Llano consideró desprolijo definir una política pública para reanalizarla en cuatro meses

El edil del justicialismo volvió a manifestar su disconformidad con los cambios de circulación, en varias calles, que fueron confirmados ayer por el Ejecutivo. “Equivocan la decisión, probablemente porque no quieren asumir la responsabilidad de haberse equivocado”, sostuvo.

El Eco

Tras la confirmación del secretario de Obras Públicas, Roberto Guadagna, de avanzar con los cambios de circulación vehicular en la zona de Fugl y Larrea, el concejal del justicialismo, Facundo Llano, volvió a manifestar su disconformidad en cuanto al proyecto.

En diálogo con El Eco de Tandil, el edil ratificó la postura que expresó en la última sesión del Concejo Deliberante, donde fue el único que votó en contra de la aprobación de la ordenanza para cambiar el sentido de circulación de Larrea y le marcó al oficialismo la falta de planificación estratégica del tránsito de la ciudad.

“Sostengo lo que dije en la sesión. La determinación de la circulación de una calle o de un espacio de la ciudad requiere de un análisis, estar informado, saber cómo es la movilidad urbana, cuál es el flujo vehicular, cuántos son los vecinos que utilizan esas calles y los horarios. En definitiva, son muchas las cosas a analizar para estudiar una política pública”.

Calificó entonces que el hecho de que “se haya definido una política pública, con la envergadura que significa en este caso y que ahora se vea de qué manera se puede reanalizar en cuatro meses, es realmente una desprolijidad por parte de quien conduce”.

Llano señaló que “además hay esfuerzos económicos en la zona. Se hace el distribuidor de la avenida Fleming, que va a valer más de 7 millones de pesos, y se hizo toda la trama de Larrea que faltaba, producto de una decisión del Estado para efectivamente hacer más fácil el flujo vehicular”.

Ahora, planteó que “con la determinación que votaron hace 15 días, aíslan a un barrio, generan conflicto en la zona, hablan si se puede o no doblar a la izquierda, si va a haber un semáforo. Ayer (por el martes) fue el Intendente, los vecinos se lo manifestaron, parece que él no está de acuerdo con lo decidido por su propio equipo de gobierno, el secretario de Obras Públicas parece que tampoco, pero han ratificado la decisión, sometida a un análisis posterior”.

Por lo tanto, consideró que “equivocan la decisión, probablemente porque no quieren asumir la responsabilidad de haberse equivocado. No me parece mal que lo asuman; al contrario, es peor persistir en el error porque hay cuestiones no solo de tránsito, sino también de seguridad y de fondos públicos comprometidos”.

Las posturas

en el Concejo

Así las cosas, y luego de haberse aprobado el proyecto en el Legislativo, Llano contó que “con el bloque de Unidad Ciudadana e Integrar nos juntamos porque además esto tuvo gran repercusión porque efectivamente complica mucho la situación a quienes utilizan esas vías y me acompañaron en la decisión, pero ya se había votado. En esto, además, no para quitarle responsabilidad al Concejo, es cierto que los expedientes vienen con un análisis de situación del Ejecutivo”.

En ese sentido, explicó que “el Ejecutivo hace y justifica la propuesta, determina cuáles fueron los estudios que se hicieron, y esos son los elementos que el Concejo tiene para decidir. Obviamente, cada concejal tiene la responsabilidad de aprobarlo o no, y está en su buen saber y entender si acompaña o no la decisión”, pero insistió en que “los elementos técnicos vienen del Ejecutivo. Entonces, eso tal vez fue lo que incidió en los concejales en acompañar esa decisión. Probablemente algunos convencidos y otros sin analizar con profundidad y suficiencia cada uno de los aspectos que involucraba este tema”.

“Es evidente que hay un error”

Ahora, tras la confirmación del secretario de Obras Públicas comunal, el concejal del justicialismo consideró que el hecho de que “persistan en el error, porque además ya es evidente que lo hay, para dentro de cuatro meses tener que resignificar otra vez y complicarle la vida a la gente que utiliza esa trama es más grave”.

Frente a ello, confirmó que desde el Concejo Deliberante se puede impulsar alguna acción para replantear el tema. “Habiendo voluntad política, desde el Concejo se puede hacer algo. Incluso hasta se puede proponer poner en suspenso la ordenanza para que haya un estudio, que es lo que yo creía que iba a suceder”, admitió.

Llano señaló que “cuando el Intendente ve esta situación y se la traslada al secretario de Obras Públicas, lo que corresponde ahí es sentarse de nuevo con los técnicos y arquitectos con los estudios realizados, escuchando la posición de los vecinos”, ya que insistió en que “hay muchos millones comprometidos allí, entonces no nos podemos equivocar complicándole la vida al vecino e incluso sometiéndolo a riesgos en la vía pública”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario