La oposición cuestionó el incremento de tasas y la creación de áreas en la estructura municipal

En la previa al debate que tendrá lugar mañana durante la sesión del Concejo Deliberante, el edil de Unidad Ciudadana, Darío Méndez, compartió la postura de la bancada en relación al Presupuesto 2018, con objeciones en torno a la presión tributaria que deberán afrontar los tandilenses y la mirada sobre el proyecto político del gobierno de Miguel Lunghi durante el tercer año de su cuarto mandato.

En esa línea, también alertó sobre la creación de una dependencia comunal. Con escasa información al respecto, dijo que “solo sabemos que agrega otra estructura más al funcionamiento del Estado municipal, que ya es bastante grande”, más aún si se lo compara con distritos de similares características.

En paralelo, el cálculo de gastos y recursos para la administración central, el Concejo Deliberante y el Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, sumó ayer las explicaciones del secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Roberto Guadagna.

El funcionario a cargo del área, que recibirá un incremento en las partidas para impulsar proyectos de infraestructura, acudió al primer piso de la sede de Gobierno para abordar el plan a llevar adelante durante el próximo ejercicio.

Presión
tributaria

En diálogo con El Eco de Tandil, el concejal marcó como punto “positivo” que se trata de un presupuesto “bastante equilibrado”, en el que se observa que el saneamiento de “algunas deudas” permitió el refuerzo en las partidas para áreas como Desarrollo Social, Desarrollo Local, Medioambiente y Deportes.

Luego puso el foco en el aumento que sufrió a lo largo de los años, a la vez que cuestionó el ajuste que sufrirán las tasas municipales a partir de enero al considerar que el Ejecutivo “tiene bastante espalda como para aguantar un año” sin aplicar aumentos.

Al centrarse en el desarrollo presupuestario de los últimos cinco años, el concejal indicó que en 2014 el Municipio elaboró un presupuesto por 578 millones de pesos y para 2018 el cálculo ronda los 1.868 millones de pesos. Es decir que registró un crecimiento del 225 por ciento.

En comparación, los recursos que gira la Provincia se incrementaron en un 135 por ciento, mientras que lo que recauda la comuna en un 230 por ciento. “El Municipio ha tenido una carga impositiva muy fuerte”, no solo con la actualización de los valores sino también con la creación de otros tributos.

En tanto, Méndez sumó a ese esquema el mecanismo que dirige la presión tributaria “al ciudadano común”, siendo que el año entrante la Tasa a la Actividad Económica no sufrirá modificaciones. “No es una cuestión progresiva”, dijo y si bien reconoció que “el sector productivo y comercial está bastante castigado por la crisis”, explicó que ese escenario “está dado por la transferencia de recursos de menores ingresos a los de mayores”.

Frente a esos lineamientos, habló de una visión “regresiva” en el orden local, que se equipara con la visión que llevan adelante los gobiernos nacional y provincial. “Vimos todo este tiempo cómo se reduce una alícuota a las exportaciones, a la actividad minera, a los autos de alta gama, pero se recarga más sobre el ciudadano de a pie”, analizó.

“Hacer un
esfuerzo”

Tras el contexto citado, el integrante de la bancada de Unidad Ciudadana consideró que el Estado municipal “podría hacer un esfuerzo”, dado el “saneamiento de sus cuentas públicas” y el crecimiento de los servicios públicos.

“Se están desarrollando un montón de obras en Tandil con financiamiento nacional y provincial a partir de la generación de deuda pública”, por eso pidió “no recargar sobre el ciudadano común un montón de obras que son necesarias pero que se podría esperar un poco en función de la realidad de los trabajadores y jubilados”, enfatizó.

Ante lo expuesto, Méndez aseguró que no se justifica el esquema planteado y señaló que “todos los años” la administración de Miguel Lunghi plantea una actualización tributaria. “Nunca le ha puesto el hombro al ciudadano de a pie”, resaltó.

A nivel nacional, la visión del Estado apunta a “sacarle a los que menos tienen para darle a los que más tienen” y el Municipio “está aplicando la misma lógica regresiva tributaria”.

Creación de una
nueva repartición

Al abordar los aspectos vinculados a la asignación presupuestaria para las secretarías que integran la estructura de la gestión, Méndez advirtió que en el presupuesto se incorpora una nueva dependencia, de Modernización.

Renegó sobre la falta de información respecto de la creación del área, por lo que no pudo precisar si tendrá el rango de secretaría, subsecretaría o dirección.

Y planteó que “si se analiza la lógica de modernización es la del achique del Estado, tanto de personal como de los gastos”, aunque aclaró que desconocen sobre la perspectiva de funcionamiento del área.

Resultaría entonces “bastante paradójico” crear otra estructura en el presupuesto “para venir a achicar otras”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario