Los Municipales intimaron al Tribunal de Cuentas de Provincia por interferir en el convenio colectivo

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra.

El Eco

En medio de la negociación para la confección del convenio colectivo de trabajo, en función de los parámetros que establece la Ley Provincial 14.656, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT- envió una carta documento al Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires por interferir en la rúbrica del documento ante la falta de acuerdo en un artículo vinculado al aporte solidario de los empleados.

La medida surgió durante el congreso de Fesimubo, que se celebró días atrás en Mar del Plata, como alternativa a la falta de avances en otras comunas en esta línea impuesta a partir de la sanción de la normativa bonaerense.

En diálogo con el ciclo radial “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM), el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, Roberto Martínez Lastra, confirmó que “le hicimos llegar una carta documento al Intendente y al Tribunal de Cuentas”.

“Si no quieren aplicar los convenios que se tienen que aplicar en cada sector, van a ser solidariamente responsables los intendentes y los funcionarios que no lo quieran hacer cumplir”, advirtió.

El dirigente se quejó de la dilación al repasar que el compromiso inicial apuntaba a concluir la redacción del articulado para el 31 de diciembre junto con el manual de funciones de enfermería y firmarlo el 26 de enero para empezar a aplicarlo este año. “Pero ahora nos dicen que no tienen plata y que quieren dejarlo para el año que viene; es una tomada de pelo”, objetó.

Acciones

En principio, indicó que durante el congreso de Fesimubo (Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses), al que asistió una comitiva local encabezada por el titular de la organización sindical, uno de los temas centrales fue el de la paritaria.

El debate en torno a ese tópico permitió conocer que solo 54 municipios lograron rubricar su convenio colectivo de trabajo en el marco de lo que establece la ley vigente.

Frente a este esquema fue que los participantes determinaron “hacer más efectiva las acciones contra aquellos gobiernos que no quieren firmar un convenio colectivo”, remarcó el dirigente.

El debate local

Al abordar el caso de Tandil, y la negociación que sigue con la administración de Miguel Lunghi, Martínez Lastra dijo que “por diversas razones se están dilatando los tiempos”.

Reseñó que el Ejecutivo presentó un último borrador –acordado tras una extensa discusión- con diez artículos que quedaban pendientes de revisión para determinar si se aplicaba o no. Sin embargo, “cuando volvió vimos que había algunos puntos que estaban acordados y que se volvieron a un punto de partida original para volver a acordar después”.

“Es una tomada de pelo y lo hemos dejado para ver si con algún otro tipo de acciones el Municipio quiere fírmalo o no”, adelantó.

Al referirse a los puntos en discordia citó temas de presupuesto y otros que aluden al convenio colectivo que son de aplicación a todos los trabajadores afiliados o no al gremio que hagan el convenio”.

En concreto, hizo referencia a la cláusula para que los trabajadores municipales hagan un aporte solidario al sindicato aun sin estar afiliados. “El Municipio no lo quiere hacer y por eso está intimado por carta documento el Tribunal de Cuentas”, que “al no querer estos convenios amenaza con descontarle a los municipios si lo aplican”.

La medida solicita al organismo que se mantenga al margen ya que se trata de un “acuerdo de parte”, por eso “no se tiene que inmiscuir” y precisó que “amenaza con hacer cargos y entonces los funcionarios no quieren firmar la cláusula solidaria en la que los no afiliados tienen que aportar al sindicato”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario