Para el Gobierno comunal, la fusión de Río Paraná con otra empresa es la salida más potable

El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety

Archivo

Dentro de un escenario incierto en cuanto al futuro de la empresa de transporte tandilense, Río Paraná, durante esta semana los responsables de la firma comercial mantendrán distintas reuniones con el objetivo primordial de encontrarle una salida al problema y poder sostener la fuente laboral de unas 200 familias.

Desde el Ejecutivo local están con línea directa con Mario Morel, titular de Río Paraná, para conocer cómo se van dando los distintos frentes de negociación abiertos y anhelando que se encuentre una solución que pueda satisfacer a cada una de las partes, en especial pensando en los trabajadores.

Al parecer lo que permitiría tomar un poco de aire y extender la continuidad laboral sería lograr fusionarse con otra empresa que se muestre interesada en las rutas asignadas que se recorren a diario. Como todo tipo de negociación no será de fácil resolución, pero quienes están pendientes del tema lo ven como la única posibilidad concreta en el corto plazo.

El jefe de Gabinete, Julio Elichiribehety, dejó su visión sobre el sensible tema que se agudizó aún más con la llegada de la empresa Plusmar y su anuncio que comenzará a operar en la ciudad desde el venidero 17 de enero.

Elichiribehety refirió que “tuvimos una reunión con el presidente de la Cámara Empresaria, Agustín Usandizaga, junto al intendente Miguel Lunghi, el secretario de Gobierno, el secretario de Desarrollo Local, la gente de Río Paraná y en donde también participó Gonzalo Santamarina. Ya teníamos conocimiento de la situación de la empresa, pero ahí escuchamos en primera persona por lo que están atravesando, que es respecto al servicio y que ellos reconocen con un nivel de déficit. A esto se le suma que hay un gran sector de la población que no está conforme con el servicio por una sucesión de hechos que son de público conocimiento”.

Detalló que “planteamos con Miguel Lunghi la preocupación fundamental de la pérdida de empleo para 150 a 200 familias, que para nosotros es una cuestión prioritaria. Si bien es cierto que la empresa tiene dificultades, también lo es que es una empresa de Tandil e histórica”.

Sobre el desembarco de Plusmar dijo que “había una decisión de la Subsecretaría de Transporte de un circuito turístico que es lo que plantea Río Paraná y no para traslado de pasajeros punto a punto, pero era un tema que no era de resolución local”.

El funcionario también se refirió a las gestiones que hicieron el diputado nacional Carlos Fernández y Gonzalo Santamarina para concretar una reunión en la Subsecretaria de Transporte lo que finalmente se produjo.

El funcionario dijo que “se evaluó la posibilidad de un leasing pero se veía complejo por algunas deudas en ARBA que tiene la empresa. Lo otro es la posibilidad de fusión que parece que es el camino más acorde como salida futura, lo que posibilitaría tener una mayor competitividad y un mejor servicio”.

Déficit

Con relación al déficit que manifestó la empresa tandilense en la reunión mantenida en la Cámara Empresaria sostuvo que “no tengo en profundidad el detalle, lo que se ve es un problema de mantenimiento en los vehículos, como leí que una unidad reventó una goma viniendo de Necochea. Parecería ser ese tipo de cuestiones el mayor y fundamental problema”.

Aseveró que “desde Río Paraná creen que si lograran fusionarse o pudieran obtener algún préstamo blando, que le permitiera comprar vehículos, podrían mejorar el servicio y de alguna manera salir de la situación en la que están”.

Si esta posible fusión no prosperara Elichiribehety dijo que “no tengo muy en claro cuáles son los pasos a seguir, preferiría pensar que hay una posibilidad que la empresa pueda fusionarse con otra, mejore su situación en general y se preserven las fuentes de trabajo”.

Plusmar

Al ser consultado por el arribo a la ciudad de la empresa Plusmar manifestó que “me enteré por los medios que llegaban a Tandil, no teníamos conocimiento. Es una decisión de la Subsecretaria de Transporte que se firmó el 21 de diciembre con un subsecretario que no es el actual, quien ingresó en la función el 2 de enero. Es una decisión de Provincia y por eso se dio la reunión que tuvo la gente de Río Paraná en la Subsecretaría”.

Continuó narrando que “planteó sus disidencias en términos jurídicos acompañados de un abogado. Se debatió si esta habilitación estaba dentro de lo que se había propuesto o se ha alterado algo, porque aparentemente era un circuito turístico y no un traslado punto a punto. Este es el debate de fondo parece ser”.

Luego señaló que “nosotros en lo que sea turístico y en una competencia genuina no hay una oposición del Gobierno. La prestación del servicio de Río Paraná ellos mismos la reconocen con dificultades y con necesidad de mejoras”.

Panorama
complicado

Para el jefe de Gabinete “lo preocupante es que como en el caso de Metalúrgica-Renault, la posibilidad de pérdida de empleo. Y en la situación en la que está la empresa Río Paraná el propio Morel dejó en claro que no hay posibilidades de indemnización, lo que se transforma en doblemente preocupante”.

Anhelando que durante el desarrollo de la presente semana el tema encuentre un principio de solución mencionó que “a lo gestionado por Carlos Fernández y Gonzalo Santamarina hay que agregar a ‘Tati’ Loustau que está en el leasing del Banco de la Provincia. Las gestiones si se dan hay que ver el nivel de respaldo que tiene la empresa y es algo que excede a nuestra intervención. Todo lo que el Municipio pueda hacer como gestión para que la empresa se recupere, se va a realizar porque como dije es un empresario local, una empresa con historia y lo peor que serían fuentes de trabajo que se pierden y que es lo que más nos preocupa”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario