fbpx Sin legislación ni Polo Logístico, los depósitos de fitosanitarios permanecen en situación irregular dentro de la ciudad – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sin legislación ni Polo Logístico, los depósitos de fitosanitarios permanecen en situación irregular dentro de la ciudad

Tras caducar la ordenanza municipal que permitía la existencia de depósitos de fitosanitarios dentro del radio urbano y el corredor de la Ruta 226, los lugares de esta clase permanecen en el área sin un marco normativo que los regule. El traslado de los privados por su propios medios por fuera de la zona prohibida y la creación del Polo Logístico, son los ejes de la discusión para buscar alternativas a la problemática.

Parte del predio de La Huerta donde se construiría el Polo Logístico para trasladar los depósitos de agroquímicos.

El Eco

La utilización de herbicidas en el sector agropecuario, entre ellos el glifosato -que ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”- es habitual en el país y en la provincia de Buenos Aires. El almacenamiento, uso y descarte de envases que contienen este tipo de productos debe ser regulado especialmente por el potencial peligro que supone para el medio ambiente y la salud de las personas.

Como se informó oportunamente en este medio, el 24 de mayo del corriente venció la ordenanza 13.371 sancionada en 2013,  que permitía por un plazo de cuatro años la existencia  de los depósitos de productos fitosanitarios, fitorreguladores de crecimiento y/o fertilizantes, cualquiera sea la finalidad a que se destinen los mismos, radicados o a radicarse en el Partido de Tandil, dentro de la Circunscripción I y en las denominadas Zonas A y B de los centros de servicios rurales de primera categoría del Partido de Tandil.

La legislación fue prorrogada por un año más, hasta que caducó en mayo pasado y el Concejo Deliberante no aprobó una nueva extensión por dos años, que era lo que solicitaba el Departamento Ejecutivo. Esta situación generó un vacío legal en cuanto a la permanencia de los depósitos de agroquímicos en las zonas antes mencionadas, que se hallan, en este momento, operando de manera irregular y siendo pasibles de sanciones.

El vacío normativo

Ante los reparos de la oposición, el Bloque de la UCR Cambiemos desistió de darle tratamiento al proyecto que impulsaba extender por otros dos años las habilitaciones a los depósitos de agroquímicos y fitosanitarios. Esto planteó un escenario en el que las alternativas posibles radican en que los privados se trasladen por sus propios medios fuera del radio restringido o que efectivamente se construya el Parque Agronómico contemplado dentro del diseño del Polo Logístico, planificado para ofrecerles una opción que regularice la situación dentro de los marcos previstos por el Plan de Ordenamiento Territorial. Esta última posibilidad podría demorarse años y es necesario que se gestionen medidas desde los diferentes ámbitos políticos para regular la problemática.

En diálogo con El Eco de Tandil, el secretario de Desarrollo Económico Local Raúl Moyano, señaló que actualmente asciende a 21 el número de empresas agronómicas que almacenan productos fitosanitarios en la ciudad, y en total suman 147 empleados del sector.

Dichos depósitos representan un potencial perjuicio ambiental y sanitario, por albergar envases que contienen productos altamente contaminantes. En todos los casos, si bien hasta la fecha no se han registrado accidentes ni inconvenientes, hay riesgo de que se produzca una rotura de envases y derrames, abolladuras de los mismos e incendios por ser materiales inflamables, según lo informado por el funcionario.

Moyano, por su parte, hizo referencia a la mirada consciente que hay que tener a la hora de evaluar el desarrollo económico, para que el progreso y la creación de fuentes de trabajo no vayan en detrimento de la conservación del entorno natural. En esta línea se inscribe la preservación de las sierras, la prohibición del fracking y las buenas prácticas para el manejo de fitosanitarios.

“Nosotros brindamos un curso para aplicadores de fitosanitarios, pero no siempre se respetan las normas de seguridad e higiene laboral”, enfatizó el funcionario municipal.

Centro de Acopio de Envases

Un punto fundamental en el tratamiento de los fitosanitarios es el especial cuidado con el que debe manejarse el acopio de los envases vacíos, muchas veces arrojados de manera  inescrupulosa en terrenos  descampados o a la vera de cursos de agua.

A tales efectos, se está gestionando la posibilidad concreta, a mediano plazo, de instrumentar un sistema de gestión de envases vacíos de fitosanitarios para el tratamiento y reciclado del plástico recuperado para el partido de Tandil, al amparo de la Ley Nacional  22.279, recientemente reglamentada. La problemática involucra a representantes de diferentes sectores abocados a darle forma al proyecto del Centro de Acopio Transitorio, como el director de Asuntos Agropecuarios, Ignacio Diribarne, el director de Medio Ambiente, Héctor Creparula, la responsable del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en Tandil (INTA), Fanny Martens y el director ejecutivo de la Fundación Campo Limpio, Néstor Ambrosetti.

El Polo Logístico, un proyecto que se aleja

Sobre la idea del Polo Logístico, Raúl Moyano precisó que 103 hectáreas del predio que era propiedad del Ejército Argentino conocido como La Huerta, sobre la Ruta 226 camino a la Base Áerea, serían las adecuadas para desarrollar el proyecto.

En abril de 2017 un decreto del presidente Mauricio Macri transformó en sujeto de enajenación esa área y pasaron a disponibilidad como bienes públicos del Estado. El Municipio o un fideicomiso constituido a tal efecto podrían adquirir las tierras que tienen una valuación rural e implicarían el desembolso de 1.300.000 dólares.

Para la ejecución del proyecto de infraestructura pensado haría falta un financiamiento de 20 millones de dólares, imposible de concretar en el mediano plazo debido a la coyuntura económica que atraviesa el país.

El Polo, además de contar con el Parque Agronómico, prevé un centro de distribución de camiones, carga y descargas de cereales en correlación con el recorrido del tren y un parque de industrias limpias. Lo más urgente para desarrollar e iniciar obras, es hacerlo por etapas y darle prioridad a la parte destinada al sector agroquímico y la playa de camiones, para de este modo evitar que las unidades ingresen y circulen en el casco urbano, por los múltiples trastornos que ello ocasiona.

La postura de la oposición

Consultada por este Diario, la concejal por Unidad Ciudadana María Eugenia Poumé, expuso que la falta de consenso en el Legislativo para la modificación a la ordenanza residía en la imposibilidad de prorrogarla una vez más y por este motivo ningún bloque opositor acordó con la medida propuesta por el oficialismo.

La extensión del plazo de la anterior ordenanza estaba pensado en función del potencial traslado de estos depósitos al predio del Polo Logístico, pero Poumé manifestó que “si el Polo, gestado durante el ejercicio de Jaime Feeney al frente de Desarrollo Local, en esa época era irrealizable, imagínate ahora con esta coyuntura llevar adelante un proyecto de millones de dólares”.

Al caducar la ordenanza y no reemplazarse por otra, la edil resaltó la desprotección jurídica que implica este escollo y cargó las tintas contra la venta minorista de agroquímicos en comercios de la planta urbana, cuestión que la legislación permitía pero ahora no tienen ningún marco normativo que la contenga.

“Se debería mantener la preexistencia, si dicen que no podés obligar en este contexto a las agroquímicas a mudarse, entonces ahora no se puede garantizar otra cosa que no sea la preexistencia, para que no se sumen nuevas empresas. La salud vale mucho más que los negocios”, destacó Poumé. En esta línea, las agroquímicas deberían instalarse fuera de la circunscripción 1 y del corredor de la Ruta 226, impidiéndose, además, la instalación de nuevas empresas en el área restringida. “Quien quiera, de ahora en más que se aloje en los lugares que corresponden”, añadió.

Según la edil , los negocios de venta de agroquímicos se encuentran a la vera de la Ruta 226 porque se garantiza la accesibilidad y en su momento, cuando no había conciencia del daño y no existía la legislación, era posible.  “Ahora ya no se puede permitir”, y refirió que ni siquiera es posible conocer si se efectúan los controles e inspecciones mínimos en esos espacios.

“No se puede dilatar hasta cuando el Estado municipal dé un predio, no se maneja así. Son negocios privados y tendrán que arbitrar los medios para ubicarse si estaban a la expectativa de hacerlo al predio del ejército, el oficialismo quería crear una nueva ordenanza eludiendo el principio de preexistencia, una locura”, defendió la legisladora de la oposición, argumentando que a la larga el Estado va a terminar corriendo con los gastos de salud  producto de la contaminación y el uso de sustancias nocivas para las personas.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario