fbpx El Municipio afirmó que las obras de la Terminal no están retrasadas y que se readecuaron los trabajos por la pandemia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio afirmó que las obras de la Terminal no están retrasadas y que se readecuaron los trabajos por la pandemia

Iniciada la temporada veraniega y con un servicio de transporte que se reactiva de a poco, la Terminal presenta alguna obras básicas inconclusas. Desde la comuna explicaron que debido a la pandemia se decidió alternar el esquema convenido para adelantar algunos trabajos previstos en etapas posteriores y reprogramar otros. La semana venidera se terminará la primera batería de baños y esperan colocar próximamente la puerta automática de entrada, entre otras tareas.

El Eco

Como se publicó en la edición de ayer, a propósito de la reactivación del servicio de micros de larga distancia, la Terminal tandilense no presenta la mejor cara para volver a recibir visitantes y es posible apreciar que las obras comprometidas en la licitación del espacio permanecen inconclusas.

Si bien ya funciona desde el jueves pasado la confitería con el personal contratado, y también las boleterías y la oficina de turismo, el espacio en general se muestra muy deslucido.

El Eco de Tandil conversó al respecto con la  subsecretaria de Desarrollo Urbano, Ambiental, Obras y Vivienda de la comuna, María Riestra, quien explicó que el cronograma de trabajo sufrió modificaciones producto de la pandemia de Covid-19, pero que no se registraron demoras en el plan de trabajo establecido con el adjudicatario, Luis González.

En esta línea, describió que la suspensión del servicio de transporte de larga distancia vació la Terminal y resintió los ingresos económicos del concesionario. Ante este panorama, se decidió alternar el diagrama de obra y adelantar algunos trabajos previstos en etapas posteriores y reprogramar otros.

Cambios en el esquema 

El contrato rubricado entre el privado y el Ejecutivo en enero de 2020 tiene una validez de cinco años y prevé un organigrama de obras por etapas. En una entrevista concedida a este Diario en julio pasado, el titular de la firma beneficiada con la explotación declaró que “el tema de la suspensión del transporte nos perjudicó mucho por un lado y nos benefició por otro, porque hace cuatro meses que no tenemos entrada de dinero, ni de micros ni de alquileres, no hay movimiento, pero ayudó que al no haber gente, pudimos avanzar más rápido con otras cosas”.

En la actualidad, las nuevas boleterías, que se rotaron para que quedaran de cara a las plataformas de micros, ya están listas y operativas.  Además, se cambiaron los paneles de vidrio de la fachada, se reubicó el kiosco, que ahora quedó en la entrada sobre la derecha, en  el ala izquierda se emplazó la oficina de informes y también se reformó por completo la confitería.

“Se reacomodaron tareas que estaban previstas en etapas posteriores y por eso se ve que la terminal está en obra, los primeros seis meses del contrato estaban programados  pero obviamente en un escenario sin Covid, entonces el concesionario se abocó  a algunas de las  obras que más conflictos pueden traer cuando circulan personas”, explicó Riestra.

Asimismo, la arquitecta señaló que hubo que autorizar  cambios de materiales que no se conseguían o que se sufrieron dilaciones en la entrega de los mismos por problemas en el transporte, la logística o la falta de stock por el cierre de fábricas en el periodo más estricto de la cuarentena. “El panorama actual es que la Terminal está en obra, pero la idea es finalizar lo más pronto posible ante la inminente temporada”, sostuvo.

Obras alternadas 

Consultada por este medio acerca de si existieron irregularidades en la ejecución del plan de obra,, la funcionaria aseveró que la Municipalidad realiza inspecciones de manera diaria, que se recepcionan los informes de avance correspondientes, y que se efectuaron órdenes de servicio y observaciones al concesionario, con quien mantienen una fluida comunicación.

Así, describió que el diagrama fijado en enero último contempla que en los primeros seis meses se debía ejecutar el corrimiento de la carpintería perimetral. Esta “lavada de cara contundente” dispone el cambio de mobiliario interior, la reforma de los locales comerciales internos y la apertura e integración de la confitería, el recambio de luces LED y de la señalética. En relación a este  esquema, Riestra detalló que se debe esperar a concluir algunas obras para instalar el nuevo mobiliario y la señalética, por este motivo el corredor central luce descuidado.

En el marco del primer año del convenio firmado, el responsable de la concesión  debe  cambiar los paneles y puertas de vidrio del acceso, para facilitar la detección de las  entradas, con sensores automáticos en vez de las puertas de rebatimiento actuales. En torno a esta cuestión, la funcionaria informó que la empresa adjudicataria está esperando que le entreguen la puerta automática que dará la bienvenida al lugar.

En tanto, precisó que se avanzó en el reacondicionamiento de los baños públicos, trabajo que estaba estipulado para el segundo año. En ese sentido, afirmó que para el martes estará terminada la primera batería y se seguirá adelante con el otro módulo de sanitarios, con el objeto de que estén operativos próximamente. De momento, para subsanar la carencia, se emplean baños químicos.

Servicios suspendidos

Aunque se había anunciado que en el día de ayer iba a arribar un servicio de la empresa Cóndor – La Estrella (Plusmar) proveniente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), desde la Terminal informaron que debió suspenderse debido a problemas con las autorizaciones provinciales.

Aunque parezca insólito, el Ejecutivo bonaerense aún no habilitó el transporte interjurisdiccional entre Capital Federal y la Provincia, pese a que la temporada se inició formalmente el 1 de diciembre, lo que imposibilita la llegada a la localidad de micros provenientes de CABA.

Según explicaron, además, el miércoles llegó a Tandil un micro que había partido desde Tucumán pero tuvo que hacer un trasbordo por problemas en las autorizaciones, al contar con el permiso nacional y no de la Provincia. Ante este entuerto, los pasajeros debieron  tomar un servicio provincial para llegar hasta el destino final, Mar del Plata.

Para asegurar la vialidad de los servicios, las empresas esperan operar con más frecuencias y certezas a partir del 15 de diciembre. En tanto, los colectivos autorizados para viajar en el corredor de la Ruta 226, que otrora manejara la firma El Rápido y que ahora están en manos de Vía Tac, funcionarán en algunos horarios durante estos días por tratarse de recorridos dentro del territorio provincial.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario