fbpx El Concejo mantiene en debate el proyecto para exigir a los nuevos edificios que produzcan energías limpias – El Eco

El Concejo mantiene en debate el proyecto para exigir a los nuevos edificios que produzcan energías limpias

La Comisión de Producción recibió a autoridades y técnicos de la Usina con el fin de evacuar dudas. Evalúan girar la propuesta al Ejecutivo, ya que demandará una modificación del Código de Edificación. Además, está pendiente la adhesión de la Provincia a la ley nacional sobre producción de energías renovables. Se demora el tratamiento del proyecto en el recinto legislativo. Desde la oposición piden retirar dos artículos que comprometen fondos afectados de la Ordenanza 2505.

El Eco

 

Concejales se reunieron ayer con autoridades de la Usina Popular y Municipal de Tandil SEM para despejar dudas acerca del proyecto de ordenanza que impulsa la generación de energías renovables en los edificios en altura, tendiente a abastecer el consumo de los espacios comunes. En principio, la propuesta seguirá en debate en las comisiones y se trasladará al Departamento Ejecutivo, ya que implicará una modificación al Código de Edificación.

El encuentro se dio en el marco de una reunión ampliada de la Comisión de Producción, Trabajo y Medioambiente, que había solicitado el justicialista Facundo Llano con el objeto de conocer la mirada de la Usina en relación a la iniciativa. Participaron el presidente de la empresa de economía mixta Matías Civale, el vicepresidente Atilio Magnasco, el director Horacio Canziani y los gerentes Mario Cabito y Guillermo Saab, además del subsecretario de Obras Públicas Luciano Lafosse.

“Es un proyecto muy interesante que tiene como objetivo promulgar la exigencia para que la construcción de edificios multifamiliares, básicamente en altura, contemple la generación de energías alternativas –seguramente energía solar que es lo más accesible y lo que más funciona- para abastecer total o parcialmente el consumo de los espacios comunes, como iluminación de pasillos y exterior, ascensores, dependiendo de cada proyecto”, explicó el presidente del Bloque de la UCR Cambiemos Mario Civalleri.

Al mismo tiempo, destacó que la propuesta está en línea “con una movida que tomó vértigo a partir de la sanción de una ley nacional, a la que la Provincia de Buenos Aires todavía no adhirió pero posiblemente lo haga en no mucho tiempo, y nos parece una forma interesante de fomentar y dar algunos pasos más en el uso de energías limpias”.

Por otro lado, explicó que la normativa impulsada por la concejal de su bloque Matilde Vide contempla que la generación de energía pueda ser volcada a la red, es decir que el medidor pueda registrar cuando se entregan excedentes de producción y compensar con el consumo. “Eso todavía no está homologado porque hay algunas cuestiones que están en revisión”, dijo en relación a la falta de legislación provincial.

En ese marco, el proyecto “se está puliendo” y en la víspera la Usina evacuó las consultas que plantearon los concejales de los diferentes bloques. En caso de que haya un acuerdo político para avanzar, “el tema deberá girarse al Ejecutivo porque debe pasar por la Comisión de Código de Edificación”.

Los costos

Civalleri consideró que este nuevo requisito para los complejos multifamiliares “no tiene un impacto económico muy alto. Se calcula que en un edificio de ocho o nueve pisos, aproximadamente es una inversión del orden de los 10 mil dólares. Con lo cual si se divide por una cantidad de departamentos, pueden ser alrededor de 200, 300 ó 400 dólares por unidad, que en el valor final que tienen las propiedades es insignificante”.

Sobre el valor del equipamiento y el impacto que podría generar en los inversores, evaluó que “muchas de las disposiciones que tiene el Código de Edificación, sobre todo para viviendas multifamiliares, acarrean costos a los constructores. Por ejemplo, para un edificio que tiene 30 ó 40 departamentos, el tanque de agua, aparte de lo que es la reserva para los departamentos, hay una exigencia municipal que tiene que ver con la reserva contra incendios. Eso obviamente genera que el tanque de agua tenga que ser bastante más grande que el normal para el consumo domiciliario. Iniciativas como esas hay muchas y todas generan algún tipo de costo en la construcción, pero tienen como objetivo cuestiones de seguridad y en este caso, a futuro va a generar cierta economía en el consumo del edificio”.

Sumado a eso, Civalleri resaltó que “la tecnología va mejorando sus costos y más allá de que estos equipos tienen valores dolarizados, también es cierto que la curva del precio viene disminuyendo significativamente. En la medida en que se va difundiendo y extendiendo su utilización, los costos de comercialización van bajando”.

Al analizar el trabajo legislativo, dijo que “es un camino que hay que recorrer” y resaltó que Tandil siempre “ha tenido iniciativas que han hecho punta”.

Por otro lado, en cuanto a la generación de energías limpias en las viviendas, señaló la importancia de los medidores bidireccionales que registran lo que se vuelca a la red y el consumo. “Es una cuestión interesante que estamos pensando y viendo cuándo podemos llegar a implementarla. Hay algunas cuestiones que hablábamos con los técnicos de la Usina que nos dijeron que la entrega de energía a la red requiere de algunas cuestiones vinculadas a la seguridad, porque ha habido accidentes cuando las distribuidores hicieron un corte” para reparaciones.

Vacío legal

Por su parte, el concejal justicialista Facundo Llano indicó que la “cuando Matilde Vide presenta el proyecto de ordenanza, que básicamente plantea la exigencia para que los edificios de más de dos pisos que tengan determinada cantidad de unidades habitacionales generen energías alternativas para la provisión a los espacios comunes, se dieron un par de conversaciones en la comisión y le pedí que tengamos la voz de la Usina, que es el concesionario y la prestataria del servicio de energía eléctrica, para que nos explique el contexto normativo y el plan estratégico en función de las energías alternativas”.

En ese marco, surgió que rige la ley nacional de fomento y promoción de la producción de energías alternativas, que hay una licitación y que va a haber un parque solar en Tandil. “Está pendiente que Provincia adhiera a esta ley nacional y reglamente la normativa” que determinará “cómo se va a vincular la energía producida por los privados al sistema de provisión local”, resaltó Llano.

Además, adelantó que esa normativa habilitará, entre otros aspectos, la implementación de los medidores bidireccionales, llevará a establecer la homologación de los equipos y la modalidad de facturación ya que las distribuidoras deberán tener un precio para la energía producida por los privados.

Llano sostuvo que en la reunión de ayer “surgió la posibilidad de trabajar en líneas de fomento” como podría ser un descuento en los Derechos a la Construcción para edificios nuevos  y otras cuestiones que colaboren para afrontar la inversión.

Aspectos pendientes

Además, indicó que “se le va a dar traslado a la Usina del proyecto para que dé su opinión en términos formales oficiales y a la Comisión del Código de Edificación para que también presente sus opiniones, y después de va a avanzar”.

En cuanto a la discusión, opinó que “hay que mirar con más amplitud el marco regulatorio y jurídico de la provisión de energías alternativas y más fino en el proyecto, cuál es el alcance, qué cantidad de energía tienen que proveer los edificios, qué pasa con los excedentes”.

“Es un disparador”

Por otra parte, el concejal justicialista consideró que “es un tema que sirve de disparador para discutir la producción de energías alternativas en el partido de Tandil, el tratamiento a través de la Usina que es un ente mixto en el cual participa el Municipio” y evaluó que también hay que avanzar en la generación en edificios públicos, pero además obligará a replantear la concesión del servicio porque la iniciativa contempla la reconversión a led de la iluminación de las dependencias estatales.

Tras sus fundamentos, destacó la importancia de los temas que se abren al debate, que no sólo plantean un problema de costos sino también medioambiental.

Ponen reparos a algunos artículos que comprometen fondos de la 2505

En una mirada global sobre el proyecto de ordenanza de energías renovables, el justicialista Facundo Llano puso reparos a artículos que afectan recursos del fondo afectado de la Ordenanza 2505 para la reconversión a led de luminarias.

“El proyecto de ordenanza contempla una modificación de la 2505. En realidad, lo hablé con Matilde Vide –autora de la iniciativa- y le expliqué que me parece que tiene que retirar eso por dos cuestiones”, anticipó.

En primer término, fundamentó que “no es compatible con la ordenanza” la propuesta de usar fondos afectados de la 2505 para la reconversión a led, pero además porque “muchas de las cuestiones que contempla como objeto ya están estipuladas como obligación de la Usina producto del contrato de concesión y de la adenda al Acuerdo de Accionistas”.

En ese aspecto, recordó que el alumbrado se reconvirtió de sodio a mercurio y ahora se tiene que dar la transformación de mercurio a led. “Esa transformación tiene que ser parte de las obligaciones que tiene la Usina como concesionario de la provisión de energía en el partido de Tandil, al igual que la extensión del alumbrado público y la transformación de los postes, que son los tres ítems que no habían cumplido y son parte del Acuerdo de Accionistas que se discutió y todavía está en un cajón en el Concejo”.

Llano concluyó que “no podemos permitir que la 2505 se ocupe de eso, cuando en realidad es el concesionario el que se tiene que ocupar. Es parte de las obligaciones que la Usina tiene y más en un contexto en que las tarifas le permiten obtener muchísimos recursos”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario