fbpx Provincia negó que le hayan indicado a Julio Elichiribehety vacunarse – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Provincia negó que le hayan indicado a Julio Elichiribehety vacunarse

El Eco

En el comunicado emitido el pasado martes por la noche por el doctor Pablo Díaz Cisneros, responsable de la campaña de vacunación del Sistema Integrado de Salud, se señaló en uno de los puntos: “Del total de personas vacunadas por el Sistema Integrado de Salud Pública de Tandil, se ha cuestionado públicamente a 3 personas. Roberto Pérez es una persona que además de desempeñarse en la Secretaría Privada del Intendente, es un enlace entre esa dependencia y el Sistema Integrado de Salud. En virtud de ello, asiste regularmente a las instalaciones del Hospital y otras áreas del Sistema a fin de asesorar y sugerir acciones en materia de mantenimiento, obras y otras intervenciones. Por consiguiente, se lo ha considerado personal de salud. Patricia Rizzardi es una persona que se desempeña en la Casa de Abrigo y sus funciones incluyen frecuentemente el acompañamiento presencial a víctimas de violencia de género y sus familiares a las guardias de los Hospitales “Ramón Santamarina” y “Dr. Debilio Blanco Villegas”. Asimismo, la dosis utilizada en este caso puntual se aplicó en el vencimiento del tiempo permitido ante la ausencia del quinto integrante de un grupo a vacunar. Julio Elichiribehety, quien no forma parte del gobierno municipal, fue vacunado por indicación de una dependencia provincial, por tratarse de personal esencial”.

Este último punto tiene ahora un fuerte contrapunto: fuentes del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad, que conduce Andrés Larroque, y en cuyo organigrama funciona el Organismo Provincia de la Niñez y Adolescencia, negaron a El Eco de Tandil que haya salido una orden de esa cartera para inocular a Elichiribehety.

En el artículo publicado por este medio, donde se refiere a la vacunación del exjefe de gabinete, detallaba que “al decir de los integrantes del Ejecutivo comunal, lo del exsecretario de Desarrollo Social vino de la mano de una indicación provincial y no estuvo bajo la órbita del vacunatorio local. A más explicaciones, se indicó que su vacunación devino de lo que fuera su cargo en el gabinete estratégico del Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia, aunque algunas voces aclararon que ya estaría jubilado, por lo que finalmente su dosis fue aplicada por el criterio de su profesión como psicólogo social, considerado personal de salud”.

“No hubo ninguna orden de vacunación por parte del Ministerio”, señalaron dando cuenta de lo sucedido pero sin querer generar mayores inconvenientes al proceso de vacunación que se está desarrollando en todo el territorio entendiendo que el que debe dar explicaciones concretas es el propio Elichiribehety.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

  • Tenés toda la razón del mundo , pero tú comentario no hace más que seguir dividiendo , la única verdad que todos los POLITICOS SON UNOS GARCAS , sea cuál fuere su partido político
    Y nosotros como sociedad tendríamos que pedir explicaciones y renuncias , sin hacer distinción de partidos políticos!

  • Y los indignados de Tandil no se enteraron? Porque me imagino que van a cacerolear cuando se enteren que estos tipos mintieron, ocultaron, se abusaron de privilegios y encima no renuncian! Y que el intendente los avala! Uy, como se van a poner cuando se enteren….! Porque ley pareja, ley rigurosa, ¿no?

    • Elichiribehety, del que habla la nota, no es empleado municipal. No puede “avalarlo” Lunghi porque es funcionario de la Provincia. De la Provincia, aunque no se si ya jubilado. Esteee, ” ley pareja, ley rigurosa” ¿podrías explicar qué significa ? Me parece que un corno, te fuiste a la banquina queriendo ser irónico, la ley puede ser pareja sin ser rigurosa, o a la inversa. Me parece que era para el lado de “dura lex, sed lex”, que no quiere decir que la ley dura tenga sed, te aclaro, sino que “la ley es dura, pero es ley”. Pero no te preocupes, se igual, Pascual.

Deja un comentario