fbpx Agostina Parmigiani, entre la espera y el aprendizaje – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
GOLF

Agostina Parmigiani, entre la espera y el aprendizaje

La golfista tandilense está varada en Miami, a donde llegó para realizar una capacitación de tres meses como coach, su nuevo rol en el deporte

El Eco

Después de haber sido una de las mejores aficionadas argentinas, Agostina Parmigiani desarrolló una carrera como profesora de golf que la llevó a principios de este año a realizar una capacitación en la academia de Hernán Rey, un ex profesional y comentarista deportivo argentino en Winter Garden, Florida. Lo que debían ser tres meses de capacitación, se están extendiendo en forma indefinida por ahora, debido a la pandemia, pero la tandilense aprovecha esta prolongación de su viaje para seguir sumando conocimientos.

“Fue todo muy raro. Yo tenía vuelo para volver el 19 de marzo, no pude viajar y sigo en esperando. Al principio, como todos, con mucho miedo, pero ahora entendiendo qué tenemos que hacer para cuidarnos. Tomando las precauciones necesarias para tratar de evitar contagiarnos. Estoy haciendo una capacitación en la Academia de Hernán Rey. Llegué el 2 de enero, el plan era estar tres meses, pero ahora se extendió todo. Sigo aprovechando el tiempo para aprender. La academia cerró unos días por la pandemia, y aproveché  para visitar a mi primo en Miami, pero ni bien volvió la actividad me sumé para seguir aprendiendo”, cuenta Agostina, cuyo padre, Guillermo, es presidente de la Federación Regional de Golf Mar y Sierras.

Comenzó a jugar junto con toda su familia en el Tandil Golf Club, a los 5 años, y pronto se destacó como una de las mejores jugadoras argentinas, llegando a ubicarse en el puesto 18vo. del ranking mundial de la R&A en 2010.

Con apenas 13 años debutó en el Interclubes con el TGC, y fue parte del equipo durante varias temporadas. Además, su permanente protagonismo en los ranking argentinos (fue la mejor de la categoría Menores en 2003 y 2005) le permitió formar parte del equipo argentino de Copa Los Andes, la máxima competencia sudamericana, logrando tres títulos entre 2006 y 2010. A nivel individual, logró dos triunfos consecutivos en el Nacional por Golpes, en 2007 y 2008, además de un subcampeonato en el Trans Amateur Championship 2010, en Nebraska, cayendo en la final a 36 hoyos ante la filipina Mia Piccio.

“Jugué mi último torneo en el Interclubes del 2013, en Lagartos. Desde un poco antes había empezado a trabajar en la AAG, con los más chicos. Siempre me gustó un poco enseñar, y desde que empecé a ver desde adentro lo que era el mundo del couching, me terminó de atrapar. Ser coach de golf es lo que me apasiona, cada día me gusta más y acá en Estados Unidos las oportunidades de aprender y de mejorar son muchísimas. A eso vine, a capacitarme y a tratar de ser mejor”, explica Agostina, que a los 31 años busca nuevos horizontes en su carrera laboral.

Sobre el trabajo que realizó hasta el año pasado en la Asociación Argentina de Golf, comenta: “Arranqué en 2013 como encargada del proyecto Juniors, y en 2015 entré en Alto Rendimiento, con chicos de todas las edades, que son los mejores del país. Después estuve como coach en Copa Los Andes, de 2017 al 2019, y antes de renunciar, en diciembre pasado, estaba a cargo del proyecto Dakar 2022, que apunta a preparar jugadoras para los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Senegal”.

Cuando habla de sus principales logros, destaca: “Sin dudas los títulos de la Copa Los Andes de 2007, 2008 y 2009. El sudamericano juvenil de 2006 y el Prejuvenil de 2003 y haber ganado los rankings de menores de 2003 y 2005. Pero también cuento los Interclubes de Primera que tantas veces estuvimos cerca de ganar y que logramos el año pasado. Aunque yo no jugué lo siento como propio. Salí el jueves a las 5 de la mañana de Buenos Aires para ver a las chicas, no me lo podía perder. Amo mi club, amo mi equipo, y me encantó estar ahí para festejar con todo el Tandil Golf Club. Fue una felicidad tremenda”.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario