Aladro: “Tiene que disfrutar y aprovechar para aprender”

La exarquera de Las Leonas celebra la convocatoria de Bruggesser. Asegura que "a ese nivel, todas las jugadoras mejoran".

El seleccionado campeón de la Liga Mundial 2015. Aladro atajó el último cuarto de la final, frente a Nueva Zelanda.

Archivo

Decir Laura Aladro es representar una parte importante del deporte tandilense en los primeros quince años de este siglo. Desde que apareció en el Mundial junior de 2001 hasta su despedida del seleccionado mayor a comienzos de 2016, el arco argentino la tuvo como protagonista más allá de una temporaria ausencia. Con puntos salientes como el título mundial en 2010 y la Liga Mundial en 2015, ambos en Rosario.

La suya es palabra autorizada a la hora de analizar lo que pronto le ocurrirá a Brisa Bruggesser: dar el salto al selecto grupo de jugadoras que representarán al hockey nacional.

Aladro refleja pasión en cada palabra: “Sigo siempre a Las Leonas. Cuando leí el nombre de Brisa en el listado me puse a gritar tanto que Isidro (su pequeño hijo) se largó a llorar. Me encanta que haya gente de Tandil, es una demostración de que acá se puede. Eso va generando más compromiso e interés en las nenas”.

-¿La tenés vista a Brisa?

-La vi en Los 50 y en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Tiene explosión, es una jugadora diferente. Los que más la conocen dicen que si vas al club la encontrás tirando a toda hora. Esa constancia y ese fanatismo es típico de las grandes jugadoras. Siempre necesitan más.

-¿Con qué compañera tuya la compararías por características de juego?

-Es explosiva y tiene el arco en la cabeza. Me hace acordar a Julieta Jankunas, la cordobesa, que también es joven y con características parecidas. Son esas jugadoras que buscan el gol. Con Juli compartí mis últimos tiempos en el seleccionado, ella recién aparecía y me sorprendía su pegada.

-¿No les perjudica a las nuevas camadas jugar en cancha de once y también el reducido de cinco?

-No lo sé. Es algo que se está haciendo para que no desaparezca el hockey olímpico. Jugando de cinco se reduce la cantidad del plantel y eso facilita que puedan ir a una Villa Olímpica. Después, la adaptación dependerá de cada jugadora.

-Las características de Brisa parecen más salientes para jugar de cinco. ¿Igualmente puede destacarse en el alto nivel en once?

-Una vez que estás ahí, hay muchas jugadoras que tienen la misma característica. El tema es mantenerse, seguir sumando y seguir creciendo. Es fundamental que aproveche a los entrenadores que tiene, en el seleccionado hay un cuerpo técnico muy completo. A ese nivel, todas las jugadoras mejoran.

-También podrá aprender de sus compañeras.

-Sin dudas, tiene que disfrutar y aprovechar para aprender. Cada entrenamiento debe ser un desafío, algo nuevo, algo motivante. Encima volvió el Chapa (Retegui) que es intenso, Brisita va a tener muchos conceptos para incorporar.

-¿Te pasó eso o siendo arquera tenías entrenamientos más específicos?

-Es un puesto diferente. Pero aprendí a escuchar a los entrenadores, porque quería saber cómo iba a atacar y cómo iba a defender el equipo. Siempre tuve esa inquietud para mejorar.

-¿Qué recordás de tus primeras épocas en Las Leonas?

-Muchas cosas. Fue en San Fernando y había vuelto Cecilia Rognoni. No podíamos creer estar ahí con ella, con Luciana Aymar, Magui Aicega y Mechi Margalot. Ahora está todo más al alcance, hay clínicas y las chicas tienen más contacto con las grandes. En ese momento, las veíamos como inalcanzables. Hasta que agarré confianza con el paso del tiempo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario