fbpx Damián Villar, un estratega que disfrutaron dos grandes – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
LAS TREINTA DEL FÚTBOL

Damián Villar, un estratega que disfrutaron dos grandes

Tuvo un aporte importante en grandes campañas de Independiente y Ferrocarril Sud. Surgió en el rojinegro y también alcanzó alto nivel en el tricolor. Parte del recorrido de un eficaz organizador de juego.

Villar, festejando un gol en Ferro con Juan Sánchez y Leonel Martens.

Archivo

Al hacer el repaso de grandes campañas de Independiente y Ferrocarril Sud en los últimos quince años, el nombre de Damián Villar aparece como sobresaliente en ambos clubes.
El rojinegro lo proyectó, fue campeón e integró el equipo que ascendió al Argentino B en 2009. En el tricolor, resultó pieza vital en los títulos de comienzos de la década pasada. En el medio, reforzó a Villa Aguirre en el Torneo del Interior 2010 y más adelante se destacó en muy buenas formaciones de Unicen.
En todos los casos, Villar se destacó por su pegada y panorama de juego. Ideal para hacerse cargo del armado de los ataques, o bien para acompañar a un “5” más defensivo, como así también para desempeñarse como mediapunta. Previamente, en las categorías formativas de San Lorenzo de Almagro, supo moverse como volante por derecha.
A través de “Las treinta del fútbol”, parte de su recorrido deportivo:
Tu primer recuerdo de fútbol. A los 5 años, cuando me llevaron a la escuelita de Claudio Marangoni, en Banco Provincia.
Tu debut en Primera División. En 2004, con 18 años, en cancha de Ferroviarios de Benito Juárez, un día de mucha lluvia. Me puso el “Negro” Conti, faltando unos 25 minutos para el final. Cuando me llamó, me dijo que jugara tranquilo y disfrutara.
Tu mejor partido. En 2008, la semifinal del Argentino C contra Huracán de Comodoro Rivadavia, de visitantes.
Tu peor partido. En 2009, contra San Vicente de Pinamar. Fui un desastre y el “Colo” Nosei me sacó en el entretiempo.
Una alegría del fútbol. El ascenso del 2009 con Independiente, cuando le ganamos la final a Boca de Río Gallegos.
Una tristeza del fútbol. En 2003, cuando quedé libre de San Lorenzo de Almagro.
Un amigo del fútbol. Son muchos, es imposible elegir uno solo.
El mejor futbolista que tuviste de compañero. El “Negro” Walter Acevedo, en las inferiores de San Lorenzo. Llegó a Primera, después jugó también en Independiente de Avellaneda, River y Zaragoza entre otros equipos.
Un jugador rival. Mariano Irurzun.
El mejor equipo que integraste. Independiente en 2008 y 2009.
El mejor equipo que enfrentaste. Grupo Universitario en 2006.
Un ídolo del fútbol. Diego Maradona.
Un ídolo fuera del fútbol. Mi viejo.
Un técnico. Elijo dos, Rubén Conti y Mauricio Nosei. Al “Negro” lo tuve poco, pero fue importante en esa época. Y con el “Colo” aprendí mucho de táctica y movimientos dentro de la cancha.
Una cancha. La de Independiente, el Agustín F. Berroeta.
Un árbitro. Víctor González y Paulo Latú.
Un personaje del fútbol. “Crespito” Larrocea y el “Vasco” Vergara, los famosos Batman y Robin de Independiente. Unos fenómenos.
Una virtud como futbolista. La pegada.
Un defecto como futbolista. No me gustan las pretemporadas.
El mejor gol que hiciste. De tiro libre, jugando para Ferro, contra Velense de visitantes. Empatamos y después ganamos por penales.
El mejor gol que viste. Uno del “Paragua” Barrios Suárez, casi de mitad de cancha, para Santamarina contra Ferro.
El mejor futbolista de Tandil. De los que vi, Mauricio “Cacheta” Roldán.
El futbolista con mayor proyección en Tandil. Valentín Depietri.
El mejor futbolista de Argentina. De todo lo que vi, Juan Román Riquelme.
El mejor futbolista del mundo. Diego Maradona, el mejor de todos los tiempos.
Un equipo en el que te hubiera gustado jugar. Lo único que me importaba de chico era llegar a la Primera de Independiente.
Una camiseta que te gustaría tener. La del Diego en el Mundial ’86.
Otro deporte. Me gusta mucho la NFL, el fútbol americano.
Tu actividad, además de futbolista. Empleado de Jugos De las Sierras de Tandil.
Un sueño por cumplir en el fútbol. Ser director técnico o ayudante de campo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario