fbpx Fuentes, el “5” que quiere hacer historia con Velense – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
LAS TREINTA DEL FÚTBOL

Fuentes, el “5” que quiere hacer historia con Velense

Se ganó un lugar de preponderancia en el club de María Ignacia. Un recorrido que se inició en Santamarina y que también tuvo pasos importantes por Villa Aguirre y Grupo Universitario. Historias y preferencias, en una treintena de temas.

Fuentes se consolidó en Velense.

Archivo

Claudio Fuentes comparte con Velense el sueño de estar en los primeros planos de la Unión Regional Deportiva.

El club de María Ignacia, próximo a cumplir ciento diez años de vida, parece dispuesto a dar lucha para lograr su primer título en la categoría superior, una vez que pueda reiniciarse la actividad.

En ese objetivo, la presencia de Fuentes es fundamental. Desde su llegada al club, se transformó en una pieza vital desde su posición de volante central. Su ubicación, capacidad para la marca y entrega son fundamentales para el funcionamiento de cualquier equipo.

Inició su carrera en el baby fútbol de Soli’s y pasó a Santamarina, club en el cual debutó en Primera División. Pasó por Villa Aguirre, volvió al aurinegro y tuvo una experiencia en Deportivo Español, con edad de Cuarta División. Tras su vuelta a Tandil, las de Grupo Universitario y Velense fueron las camisetas que vistió.

Invitado a formar parte de “Las treinta del fútbol”, las siguientes fueron las respuestas vinculadas a su trayectoria.

Tu primer recuerdo de fútbol. La “escuelita” en el colegio, con el profesor Christian Raspanti. Eramos cuatro o cinco y pateábamos después de horario. Desde ahí, conservo una gran amistad con “Ricky” Giovannetti.

Tu debut en Primera División. Fue en 2009, en Santamarina, en un cruce con Villa Aguirre. Ganamos 7 a 0, nos dirigía Duilio Botella. Entré por “Rodo” Valerio y la primera pelota que me tocó disputar fue una dividida sobre el sector de la Mestelán. Tenía una motivación tremenda, me acuerdo que fui a matar o morir.

Tu mejor partido. Jugando para Grupo, contra Ferro, en el Torneo del Interior. Ellos tenían un equipazo y les ganamos 3 a 2. Nuestro técnico era el “Loco” Pérez. Hice el gol del triunfo.

Tu peor partido. En Villa Aguirre, me equivoqué de horario y llegué tarde, así que tuve que ir al banco. Entré para jugar el segundo tiempo y me echaron.

Una alegría del fútbol. Ser campeón con Santamarina y tener tantos amigos gracias al deporte.

Una tristeza del fútbol. Cuando jugaba en Deportivo Español, tuve una lesión bastante grave en el tobillo. Un médico me llegó a decir que capaz no iba a poder caminar bien. Ese mismo año decidí volverme a Tandil, para jugar en Grupo.

Un amigo del fútbol. Es difícil decir uno solo, porque son muchos. Pero si tengo que elegir es “Maxi” Abdala, porque tenemos una amistad desde hace catorce años. En Velense también hice muchos amigos.

El mejor futbolista que tuviste de compañero. Cristian Pérez, sin dudas, un fuera de serie.

Un jugador rival. Elijo dos, “Pitu” Pereyra y Lucas Porta. A “Pitu” no lo querés encarar dos veces, y Lucas es un gran goleador.

El mejor equipo que integraste. La clase ’92 de Santamarina, que estaba repleta de grandes jugadores. Jugaban Facundo Callejo, Juan García, Nicolás Valerio, Agustín Politano, “Coco” Flores, Nicolás Benavídez, Raúl Ferrari y Esteban Poli, entre otros.

El mejor equipo que enfrentaste. Un seleccionado de Ecuador que estaba haciendo una gira por Buenos Aires. Jugaba Felipe Caicedo, lo maté a patadas, no lo podíamos parar.

Un ídolo del fútbol. Juan Román Riquelme.

Un ídolo fuera del fútbol. Mis papás.

Un técnico. Duilio Botella.

Una cancha. El Miguel Ochoa, de Velense.

Un árbitro. Paulo Latú y Víctor González.

Un personaje del fútbol. Carlos Olivares. Extraordinario tipo, un loco por el fútbol.

Una virtud como futbolista. Conocer mis limitaciones.

Un defecto como futbolista. Ser extremadamente calentón, algo innecesario.

El mejor gol que hiciste. No tengo muchos. El más lindo fue en un Mundialito que jugamos con Santamarina, contra Club Caballito. Fue de zurda y ganamos 1 a 0. Lo mejor de todo es que, en medio del festejo, apareció mi viejo casi llorando a abrazarme dentro de la cancha. El gol fue muy lindo y la anécdota es terrible.

El mejor gol que viste. Uno que nos hizo Gonzalo Rotonda, en Independiente-Grupo, por el Torneo del Interior. Le faltó gambetear al árbitro.

El mejor futbolista de Tandil. De la Unión Regional Deportiva, Mauro Ruiz Sánchez.

El futbolista con mayor proyección en Tandil. Valentín Depietri.

El mejor futbolista de Argentina. “Nacho” Fernández, aunque soy de Boca.

El mejor futbolista del mundo. Lionel Messi.

Un equipo en el que te hubiera gustado jugar. En Tandil, Independiente. En Buenos Aires, estuve en Boca cuando tenía 14 años y por algunas cosas del fútbol me tuve que volver. Me quedó ese sabor amargo.

Una camiseta que te gustaría tener. La “5” de Fernando Redondo, de la selección argentina.

Otro deporte. Boxeo.

Tu actividad, además de futbolista. Consignatario de hacienda.

Un sueño por cumplir en el fútbol. Salir campeón con Velense. Es un club increíble, que se merece una gran alegría.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario