fbpx Martín Gonnet, las manos seguras del Ferro campeón – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
LAS TREINTA DEL FÚTBOL

Martín Gonnet, las manos seguras del Ferro campeón

Fue uno de los protagonistas en la vuelta olímpica del tricolor en el año de su centenario. El recorrido de un arquero con potencial como para seguir destacándose.

Gonnet, en el arco de Ferro.

Archivo

Para lograr el título de la Unión Regional Deportiva 2019, Ferrocarril Sud se respaldó en la seguridad que brinda Martín Gonnet. El arquero se dio el gusto de ser campeón con el club de su origen, tras un largo recorrido que tuvo a Santiago del Estero como uno de los lugares donde mejor rendimiento alcanzó.
Gonnet se inició en el club de la Estación y también atajó en Grupo Universitario, antes de marcharse a Quilmes para completar su etapa formativa. De ahí pasó a Güemes de Santiago del Estero, para el torneo Federal C; y luego a Mitre de la misma ciudad, en épocas en que competía en el Federal B y se proyectaba a categorías superiores. El regreso a Tandil se dio en 2015, a Santamarina. Ya instalado nuevamente en la ciudad, jugó dos años en Excursionistas (integró el plantel campeón de 2017) y otro par en Ferro.
Mediante “Las treinta del fútbol”, se puede conocer algo más de su trayectoria.
Tu primer recuerdo de fútbol. Mi primer entrenamiento en el baby de Ferro, cuando tenía 5 años. El profe Martín Delgado me preguntó si quería atajar, porque faltaba uno, y no salí más del arco.
Tu debut en Primera División. En Güemes, por la Liga Santiagueña. Llegué libre desde Quilmes y jugué el domingo, con un solo entrenamiento. Ganamos 2 a 0, fue un partido tranquilo.
Tu mejor partido. En Mitre de Santiago del Estero, el clásico contra Central Córdoba por la liga local. Ganamos 2 a 1. Me salieron todas, hasta atajé un penal faltando 5 minutos para terminar.
Tu peor partido. En Excursionistas, contra Gimnasia. Empatamos 2 a 2 y me echaron. Fue mi única expulsión.
Una alegría del fútbol. El torneo ganado en 2019 con Ferro, por el centenario del club y por haberlo logrado donde me formé desde chico.
Una tristeza del fútbol. Haber tenido tantas lesiones. Entre ellas cuatro operaciones de rodilla, tres de ligamentos cruzados.
Un amigo del fútbol. Matías Camisay y Juan Villafañe, amigos tucumanos.
El mejor futbolista que tuviste de compañero. Julio Marchant, en Mitre de Santiago del Estero; e Iván Pérez, en las infantiles de Grupo. A Iván le teníamos que dar la pelota y él solucionaba todo.
Un jugador rival. Gonzalo Casas.
El mejor equipo que integraste. Mitre de Santiago del Estero en el Federal B 2014.
El mejor equipo que enfrentaste. Estudiantes de San Luis.
Un ídolo del fútbol. Martín Palermo.
Un ídolo fuera del fútbol. No tengo.
Un técnico. Alfredo Grelak, a quien tuve en inferiores de Quilmes. En Tandil, Mauricio Nosei.
Una cancha. El Dámaso Latasa.
Un árbitro. Paulo Latú.
Un personaje del fútbol. “Berni”, el utilero de Ferro.
Una virtud como futbolista. Siempre tuve buena velocidad de piernas y fortaleza de cabeza.
Un defecto como futbolista. El juego aéreo.
Tu mejor atajada. En Mitre, contra Güemes. Fue un tiro libre al borde del área, volé y la llegué a sacar al córner.
La mejor atajada que viste. Una triple atajada de “Pancho” Rago, compañero en Mitre.
El mejor futbolista de Tandil. Lucas Porta.
El futbolista con mayor proyección en Tandil. Valentín Depietri.
El mejor futbolista de Argentina. Carlos Tevez.
El mejor futbolista del mundo. Lionel Messi.
Un equipo en el que te hubiera gustado jugar. Boca Juniors.
Una camiseta que te gustaría tener. La de Martín Palermo contra Real Madrid.
Otro deporte. Automovilismo.
Tu actividad, además de futbolista. Soy mecánico, trabajo en Citroën.
Un sueño por cumplir en el fútbol. Ninguno en particular.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario