fbpx Tifner, custodio del arco – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
LAS TREINTA DEL FÚTBOL

Tifner, custodio del arco

El golero lleva una larga trayectoria en el ámbito local y regional. La historia deportiva de uno de los grandes protagonistas en los campeonatos de la zona, sobresaliente en las recientes campañas de Loma Negra.

Relli Martín Tifner lleva toda una vida con el número 1 en la espalda. Es uno de los arqueros más reconocidos de Tandil y la zona, al haberse mantenido vigente durante los últimos veinte años.

El largo listado de equipos en los cuales atajó incluye a varios clubes que actualmente no tienen participación futbolística. En su etapa formativa pasó por la escuela Bambinos, Defensa Tandil, San José y Ramón Santamarina. Debutó en la categoría superior en el aurinegro y jugó en su sucesor momentáneo del segundo lustro de los ‘90, Unión Obrera Metalúrgica.

Además de haber llegado a la cantera de Quilmes Atlético Club, recorrió un largo derrotero por equipos locales. Atajó en Grupo Universitario, Independiente, Velense, Gimnasia y Esgrima, Juventud Cristiana, Estudiantes de Ayacucho, San José, Alumni de Benito Juárez, Independencia de Gonzales Chaves y Loma Negra. En el club de Barker, alcanzó un rendimiento que lo transformó en uno de los mejores en su puesto dentro de la Unión Regional Deportiva.

Tifner tenía previsto volver a Alumni en este 2020, para jugar en la Liga Lapridense de Fútbol, aunque la situación sanitaria frenó esa posibilidad. La sección “Las treinta del fútbol” sirve para conocerlo un poco más.

Tu primer recuerdo de fútbol. Los primeros entrenamientos luego de salir del potrero del barrio, en la escuela de Daniel Dorta, Bambinos. El entrenador de arqueros era el “Loco” Gamarra.

Tu debut en Primera División. En el campeonato 96/97, en Santamarina, venía como suplente de “Chispa” Coldeira y me tocó vivir uno de los momentos más complicados del club. Pasamos a jugar con el nombre de Unión Obrera Metalúrgica y atajé como titular todo ese campeonato.

Tu mejor partido. De los últimos años, uno en Alumni de Benito Juárez contra Independiente. Atajé dos penales y tuve mucha suerte en el resto de las intervenciones.

Tu peor partido. Contra Unión, en La Florida, atajando para Loma. Me hicieron tres, pero además hice todo mal.

Una alegría del fútbol. Ser campeón en Independencia de Gonzales Chaves, fueron una locura los festejos.

Una tristeza del fútbol. Muchas, siempre que no se cumple un objetivo.

Un amigo del fútbol. Juan Domínguez y varios más.

El mejor futbolista que tuviste de compañero. Elijo un podio: Silvio “Tato” Río, Mariano Irurzun y Jorge Weimann.

Un jugador rival. Ramiro Arteagaveytía, debe ser el que más goles me hizo.

El mejor equipo que integraste. Fueron pocos partidos, pero en Grupo Universitario cuando se jugaba el argentino B y con esos jugadores nos ponían en el torneo local. Arriba jugaban Martín Michel, “Puchi” González y Pablo Cerfogia, entre otros. Muy poco trabajo tenía en el arco.

El mejor equipo que enfrentaste. Banfield de Mar del Plata.

Un ídolo del fútbol. Iker Casillas.

Un ídolo fuera del fútbol. Mi abuelo.

Un técnico. Entrené un año con Martín Tocalli y fue el que me enseñó lo específico del puesto. Después, me quedo con los técnicos que generan buen grupo.

Una cancha. El estadio San Martín, cuando está con buen piso es lindo jugar por las dimensiones.

Un árbitro. En Tandil hay tres con los cuales me siento tranquilo a la hora de un partido difícil: Víctor González, Paulo Latú y Marcos Altamiranda.

Un personaje del fútbol. Daniel Pérez. Con el “Loco” hay días que llorás de risa y otros que todo lo contrario, tiene todos los condimentos de un personaje. Por momentos tira chistes y en otros se le sale la cadena, pero lo bueno es que te da lugar a hablar y respeta las opiniones.

Una virtud como futbolista. Ordenar mi defensa constantemente y alentar a mis compañeros.

Un defecto como futbolista. No saber sacar bien con la pierna inhábil.

Tu mejor atajada. Jugando en la Cuarta de Quilmes, año ‘98, saqué un tiro libre al ángulo que por varios días me felicitaron mis compañeros.

La mejor atajada que viste. Los penales que atajó Goycochea en el ‘90 contra Italia. Tremendo el momento y la emoción que sentí ese día.

El mejor futbolista de Tandil. Mariano González, como jugador y como persona. Recién llegado él a Santamarina, me encontraba de operativo en zona de vestuarios en el estadio San Martín y al verme se volvió para charlar conmigo. En esas cosas te demuestra la humildad de un tipo que caminó junto a la élite del fútbol mundial.

El futbolista con mayor proyección en Tandil. Valentín Depietri y Franco Bustamante.

El mejor futbolista de Argentina. “Nacho” Fernández.

El mejor futbolista del mundo. Diego Maradona.

Un equipo en el que te hubiera gustado jugar. En Tandil pasé por varios, así que me di el gusto en eso.

Una camiseta que te gustaría tener. Una del Real Madrid firmada por Iker Casillas.

Otro deporte. Me gusta mirar box.

Tu actividad, además de futbolista. Policía.

Un sueño por cumplir en el fútbol. Retirarme en San José, con amigos y campeón.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario