Marte, Saturno, y el escorpión

Por Diego Bagú
@bagudiego


En estos días, Marte se encuentra en “oposición”. Por supuesto, no se trata de la situación política del dios de la guerra respecto de algún partido gobernante oficialista, sino más bien la posición física que ocupa el planeta rojo respecto del Sol y la Tierra. Respecto de esta última, y ubicando al astro rey en determinada dirección, Marte se encontrará exactamente en sentido opuesto. En otras palabras, el Sol, la Tierra y Marte (en ese orden) estarán ubicados en una misma recta imaginaria, estando Marte del lado opuesto al Sol, fenómeno astronómico que denominamos, justamente, “oposición”.

Esta situación, la cual se repite cada 26 meses, hace que tengamos a nuestro vecino mucho más cerca que en el resto de esa ventana temporal, lo cual nos permite observarlo en gran manera a partir de nuestros telescopios por pequeños que estos sean. La última de estas oposiciones, ocurrió exactamente el pasado domingo 22 de mayo. De todas maneras, y si bien a partir de ese momento Marte comenzó a alejarse nuevamente, los próximos días serán tan válidos como aquel domingo para observarlo, ya que que el aspecto visual que presente el planeta será prácticamente el mismo.

Pero hay más noticias para este boletín cósmico. Resulta que al elevar nuestra mirada al firmamento, encontraremos a Marte muy bien acompañado, ya que estará ni más ni menos junto a Saturno, considerado por muchos el más bello de los planetas conocidos. Y esto no es todo; ambos planetas estarán ubicados en la 1 Astrónomo. Director de Gestión Planetario Ciudad de La Plata.

Constelación de Escorpio, una de las más hermosas de las 88 conocidas. Hacia fines de mayo y principios de junio, dirigiendo nuestra mirada hacia el este, alrededor de las 22 horas ya tendremos al hermoso escorpión acompañado por Marte (sobre su cabeza) y por Saturno, hacia su costado inferior. La cabeza del escorpión es fácilmente reconocible por tres estrellas alineadas entre sí, a partir de las cuales se desarrolla su cuerpo y finalmente, su cola.

De las estrellas que conforman Escorpio, sin duda alguna la más atractiva de todas es Antares, una supergigante roja. ¿Por qué supergigante? Porque su radio (la distancia desde su centro hasta la superficie) equivale a unas 700 veces el del Sol. Es de color rojo debido a la temperatura que tiene en su superficie. El color de las estrellas es sinónimo de temperatura superficial. Mientras que en el interior del Sol la temperatura alcanza unos 15 millones de grados, en su capa externa se tienen unos 6 mil, lo que hace que su color sea amarillo. Las estrellas rojas tienen una temperatura superficial de unos 2 mil o 3 mil grados aproximadamente.

Podríamos llegar a confundir Marte con Antares (el corazón del escorpión), debido a que ambos presentan un color rojizo. Justamente, el nombre Antares proviene del griego “anti Ares”, lo que significa “anti Marte” en dicho idioma. Pues bien, a lo largo de estos días tendremos entonces a dos grandes “rivales” junto a Saturno, todo bajo la atenta mirada del escorpión. Regalos de la naturaleza, para disfrutar noche tras noche.

(Las imágenes del autor están realizadas con el software libre Stellarium; stellarium.org)

Diego Bagú1es director de gestión del Planetario de La Plata.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario