fbpx Apagón: ¿Por qué en ciudades vecinas volvió hasta cuatro horas antes la luz? – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Apagón: ¿Por qué en ciudades vecinas volvió hasta cuatro horas antes la luz?

El apagón duró aproximadamente 12 horas en Tandil

El Eco

El histórico apagón masivo acontecido el pasado domingo acarreó muchas consecuencias y, sobre todo, una importante cantidad de opiniones encontradas, además de una serie de noticias falsas que circularon por las redes sociales.

Uno de los interrogantes que surgieron fue por qué en ciudades vecinas como Rauch, Ayacucho o Mar del Plata la luz volvió hasta cuatro horas antes que en Tandil, donde demoró, aproximadamente, desde las siete de la mañana hasta las siete de la tarde.

Al respecto, el ingeniero Guillermo Saab, gerente técnico de la Usina, explicó que para poner nuevamente en servicio el sistema “hay que ir cargándolo de a poco”. En nuestra ciudad, la energía la recibe una “gran antena” sobre la Ruta 226 y se encarga de distribuirla en un radio de 100 kilómetros.

“Esa antena tenía que estar energizada para poder reenganchar todo el sistema. Pero éste no estaba preparado como para absorber toda energía de la ciudad. Entonces, para hacer pruebas de baja carga lo que hizo fue darle a las ciudades de poco consumo, como Rauch y Ayacucho. A nosotros, dentro de esa misma situación, nos dieron la posibilidad de alumbrar el Parque Industrial porque era un día no laborable, entonces había muy bajo consumo”, informó Saab.

En Mar del Plata la situación fue diferente: con la Central Termoeléctrica de la costa, se aislaron del resto del sistema, lo que les permitió generar y consumir ellos mismos su propia energía.

“Es como cuando la Usina tenía sus generadores para su propio consumo. No le podíamos dar a otros, pero para nosotros sí. En este caso, si hubiese estado la termoeléctrica acá, la Usina hubiese tenido esos motores conectados a sus redes, aislada del sistema”, contó el ingeniero.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario