fbpx Ateas y ateos por un mundo mejor – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ateas y ateos por un mundo mejor

Internet

En Argentina, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, el ateísmo no era visto como un rasgo constituyente de una identidad, mucho menos un/a ateo/a era considerado/a un sujeto de derecho o un sujeto político, probablemente ni siquiera las personas ateas se veían así. Principalmente se asociaba al ateísmo con el anarquismo, el feminismo, el comunismo o cualquier movimiento de matriz marxista o libertaria.

En 1895 se realizó el segundo Censo Nacional de la República Argentina, allí se preguntó por primera vez sobre religión. La pregunta invisibilizaba cualquier identidad construída fuera del catolicismo. ¿Si no es católico que religión tiene?, versaba la encuesta. El resultado fue que los católicos eran el 99,14% de la población, los/as ateos/as y agnósticos/as quedamos dentro del grupo “otros”, menor al 1%.

El quinto Censo Nacional de 1960 preguntó por última vez sobre religión. ¿Qué religión profesa?, decía el cuestionario. La pregunta misma no nos contemplaba. El resultado marcó, lo que ya era una tendencia, una disminución de los católicos (90,05%), el surgimiento de otros cultos (4,61%), y una notoria cantidad de sin religión (1,63%) y sin especificar culto (3,51%). Los/as ateos/as estábamos comprendidos dentro del 5,14% del grupo compuesto por los/as que se declararon sin religión y los que no especificaron, pero no se puede precisar cuantos realmente había.

Tuvimos que esperar 48 años para tener nuevos datos confiables. En agosto de 2008 el Conicet publicó la “Primera Encuesta sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina”. Ahí quedó en evidencia el continuo declive numérico de los católicos (76,5%), el crecimiento de los movimientos evangélicos (9%) y la significativa cantidad de personas sin religión (11,3%), dentro de este último grupo los/as ateos/as representábamos el 4,9%.

Hace unos días, después de once años de espera, fue presentada la “Segunda Encuesta Nacional sobre Creencias y Actitudes Religiosas en Argentina”, realizada por el mismo equipo del Conicet.

Pudimos ver que el catolicismo prosiguió en su acelerado descenso (62,9%), que los evangélicos siguieron creciendo en adeptos/as (15,3%) y que las personas sin religión aumentamos, manteniéndonos además en el segundo grupo más numeroso (18,9%), incluso somos más que los/as católicos/as practicantes (15%).

Este trabajo de investigación nos brindó información que intuíamos. Entre las personas más jóvenes está la mayor proporción de no-religiosos/as. Los mismo ocurre entre quienes tienen estudios secundarios, terciarios y universitarios. Somos el grupo que posee mayor consenso en temas como la legalización del aborto, en la visión positiva de adopción de niños/as por parejas del mismo sexo, la legalización de la marihuana, la legislación que facilite la muerte digna, el no financiamiento de las religiones y la enseñanza laica en las escuelas públicas de gestión estatal. Somos los/as que tenemos mayor participación en las marchas políticas y sindicales, en las manifestaciones a favor del aborto y contra de la violencia de género.

A nivel mundial, es el momento de la historia con más personas no creyentes, nunca tantas se habían manifestado abiertamente como ateos/as. Según la consultora WIN/Gallup International en el 2017 en el mundo el 62% de la población es religiosa y el 34% no tiene religión, entre estos últimos un 9% somos ateos/as.

A pesar de ser tantos/as seguimos siendo discriminados/as y vulnerados/as en nuestros derechos, especialmente porque en la Argentina el Estado es laico solo en enunciación.

Hace muchos años comenzamos un camino de organización política. Actualmente somos pocas las organizaciones de ateos/as activas en Argentina, resulta difícil formar y sostener un colectivo ateo, tal vez, porque no tomamos conciencia de la importancia de luchar por nuestras propias reivindicaciones, o quizás también porque las personas con interés en hacerlo están ya insertas en otros activismos de Derechos Humanos, como evidenció la nueva encuesta.

(*) Presidente de la Asociación Ateos y Ateas Mar del Plata. Asociación Internacional del Libre Pensamiento. Coalición Argentina por un Estado Laico.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario