fbpx El Municipio lanzó un Plan Económico de Emergencia y redujo el sueldo de los funcionarios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Municipio lanzó un Plan Económico de Emergencia y redujo el sueldo de los funcionarios

A través de varios decretos, el intendente Lunghi dictaminó una serie de medidas orientadas a fortalecer la recaudación comunal y redireccionar partidas presupuestarias para luchar contra la pandemia. En este tren, recortó en un 20 por ciento los salarios del personal político. Afirmó que si aumentan los contagios volverá a cerrar comercios. "Estamos en el peor de los mares económicamente y en salud. No quiero perder un solo tandilense por coronavirus", declaró.

El Eco

En una conferencia a través de la plataforma Zoom, el intendente Miguel Lunghi anunció un Plan de Emergencia Económica en el marco de la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19. Se trata de varios ítems que buscan reforzar los recursos del área de Salud.

Entre las medidas destacadas, se direccionarán partidas de diferentes áreas para enfrentar la emergencia del coronavirus. En tanto, también anunció que habrá una reducción del 20 por ciento de los sueldos de los funcionarios municipales para la creación de un fondo especial, beneficios para quienes puedan pagar las tasas, suspensión de la obra pública y horas extras y revisión de todos los contratos vigentes, entre otras.

En contacto con los medios, el jefe comunal enfatizó el carácter imprevisible de la pandemia y la enorme incertidumbre que rodea a todas las decisiones. En ese sentido, señaló que “estamos frente a una situación inédita, una pandemia de alcance mundial, con graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales. En este contexto se hace imprescindible tomar medidas para que el Estado municipal pueda seguir garantizando la salud pública, la prestación de los servicios y el apoyo a los sectores vulnerables y a toda la comunidad que atraviesa momentos duros y difíciles”.

Arcas comunales en baja 

El presupuesto municipal está conformado por un 51 por ciento de recursos propios y un 49  por ciento de recursos coparticipables de la provincia de Buenos Aires. Las cuentas públicas del distrito, como sucede en cada ciudad y provincia del país, están en emergencia. Desde el Ejecutivo estiman  una baja del 60 por ciento de los recursos coparticipales y una disminución en la recaudación propia, del orden del 40 por ciento, por la demora del pago de los tributos municipales.

De este modo, el erario público se encuentra severamente afectado en torno a la recaudación pero con gastos fijos y nuevos que afrontar. Ante este cuadro de situación, el Intendente firmó  una serie de decretos con medidas tendientes a reasignar los recursos disponibles y lograr que los fondos existentes se utilicen para “la única gran prioridad”, que es enfrentar el coronavirus y garantizar el funcionamiento del sistema de salud pública, así como la asistencia a los sectores más vulnerables.

Las medidas anunciadas 

Los decretos contienen una serie de nueve medidas puntuales orientadas a pilotear la crisis.

1) Se hará una reducción de los haberes del 20 por ciento de los funcionarios políticos comunales, comprendiendo a coordinadores, directores, subsecretarios, secretarios y el Intendente. Dichas deducciones serán destinadas al “Fondo de Compensación Social y Sanitario Covid-19” que será creado a este solo efecto. Se calcula que con este recorte se podría reunir más de un millón de pesos mensuales. Del mismo modo, se invitará al poder Legislativo local a realizar los aportes que consideren conveniente al “Fondo de Compensación Social y Sanitario Covid-19”.

2) Se suspende de manera transitoria el inicio de nuevas obras públicas financiadas con recursos municipales, salvo algunas tareas de adecuación de los hospitales u otras específicas para enfrentar la pandemia.

3) Se evaluará de manera detallada cada una de órdenes de compras y la gestión de nuevas solicitudes de gastos que no estén relacionadas con las prioridades que he mencionado.

4) Se continuará y profundizará el monitoreo y gestión transparente de todas las compras relacionadas con la pandemia.

5) El secretario de Economía tendrá a su cargo el análisis y estudio de todos los contratos vigentes del estado municipal, los cuales podrán ser renegociados, suspendidos o dados de baja si así se considerara.

6) Se solicitó a la Secretaría de Economía que estudie la implementación de posibles beneficios para quienes puedan adelantar el pago de impuestos, con el objetivo de potenciar el financiamiento municipal.

7) Quedan suspendidas en el ámbito de la administración central el otorgamiento de horas extras, a excepción de aquellas áreas involucradas en operativos especiales. Del mismo modo se suspende el pago de todos los adicionales por productividad y de incentivo.

8) Se mantiene el congelamiento de la planta de personal, por lo que no podrá haber nuevas incorporaciones con excepción de las áreas de mayor criticidad como, por ejemplo, salud, debiendo estar debidamente acreditada la necesidad.

9) Se facultará en el marco de la Emergencia Sanitaria dictada, la posible reasignación de tareas de empleados para el desarrollo de actividades que no le sean propias habitualmente, si fuera necesario para cubrir vacantes en sectores afectados a la lucha contra la pandemia.

Insumos de salud 

Tras los anuncios, la requisitoria periodística apuntó a aclarar diversos frentes de batalla. Consultado acerca de la advertencia del Sindicato de Trabajadores Municipales  sobre la falta de insumos adecuados para el personas que desempeña funciones, Lunghi aseguró que se invirtieron  15 millones de pesos en equipos e insumos para cuidar al personal de salud y la población.

“Es uno de los pocos municipios que no han tenido una gran inversión, porque llevamos 16 años con una política de salud donde todos los años hemos invertido alrededor del 35 por ciento del presupuesto municipal en esa área; tenemos 22 respiradores, hay distritos  que no tienen ninguno”, refirió y dejó en claro que el Hospital Santamarina “está en condiciones para hacer una buena atención”.

Los contagios 

El parte médico del miércoles evidenció un panorama menos alentador que los días anteriores, con el tercer caso de Covid-19  confirmado y otros siete pacientes en estudio. No obstante, el mandatario evaluó de manera positiva que en más de treinta días sólo se registraron tres contagios -no hay circulación comunitaria- y que el último caso se encuentra en con aislamiento domiciliario en buen estado general.

“Creo que esto es bueno, no podemos relajarnos y tenemos que tratar de estar adentro salir sólo los que tienen que trabajar a la mañana. Hacer compras una o dos veces por semana, el virus vino para quedarse y no se va a ir hasta que llegue la vacuna, que no va a llegar hasta mediados del año que viene. Además, quien se contagió puede volver a infectarse”, expuso.

La reapertura de comercios

La confirmación de un nuevo caso y el aumento en la cantidad de pacientes estudiados, podría incidir en la reapertura de actividades comerciales en medio de la cuarentena administrada Esta semana el Ejecutivo municipal elevó a la Provincia un protocolo para reanudar algunas actividades económicas que están en franco deterioro y en los próximos se espera que algunos rubros no esenciales vuelvan a abrir sus puertas. El Intendente fue tajante al definir que dará marcha atrás con esta decisión si aumentan los casos de coronavirus y afirmó que la evolución de los comercios abiertos está atada a cómo evoluciona la pandemia en la ciudad.

“Si suben los contagios se cierra la actividad para volver a tener a todo el mundo adentro”, expresó.

Al respecto, se harán controles y monitoreos semanales, y el comité de emergencia irá siguiendo los pasos de rigor para contener la situación. De momento, la posibilidad de ampliar los rubros comerciales está en suspenso. Por ejemplo, los gimnasios,  los centros de actividad física y la actividad física al aire libre, tendrán que esperar.

“Tenemos que ser muy estrictos, no hay que hacer actividad física en la calle, pero nos vamos a adaptar a lo que diga la Provincia. Estos lugares deberán tener  créditos a tasa cero para devolver cuando empiece la actividad”, subrayó.

Admitió que también el encierro y los problemas económicos pueden generar otros problemas graves como depresiones y suicidios. “La economía puede producir muertes pero sin salud no hay economía”, sostuvo.

Y añadió: “El presupuesto se nos deslizó de las manos, es muy difícil dar una respuesta concreta, está también el sector de la hotelería, confiterías, restaurantes, los trabajadores informales los artesanos; veníamos mal y nos sacaron del ring”.

El jefe comunal destacó que es preciso contar con un Estado presente para poder volver al camino  y minimizar las consecuencias negativas. Asimismo, consideró que “estamos en el peor de los mares económicamente y en salud, con una espada de Damocles que es el conurbano, pero en el interior la propagación va a ser menor. No quiero perder un solo tandilense por coronavirus, si los contagios se amesetan estamos preparados para  tratarlos”.

La delgada línea

La pandemia instaló una dicotomía entre la salud y la economía, una delgada línea que se volvió el escollo más importante a resolver por los gobiernos. A más de un mes de iniciado el aislamiento obligatorio, lograron contenerse los contagios y reducir la velocidad de propagación viral, pero también se contrajo de forma preocupante la economía. Por otro lado, anticipan que la emisión monetaria orientada a paliar el desfasaje financiero, generará una gran inflación con la que también habrá que lidiar.

Como era esperable, la baja en la productividad redundó en una caída de la recaudación que sostiene los resortes estatales, por eso surge la necesidad de reorganizar partidas y redefinir la administración de los recursos municipales.

“Vamos a recibir 14 millones de pesos de coparticipación y agregarían 10 millones más”, confirmó Lunghi. Sería un total de 25 millones de pesos enviados desde la Provincia en concepto de coparticipación, muy lejos de los 55 millones que se estimaban inicialmente. Desde Tandil le pidieron a la gobernación bonaerense que el dinero sea girado a través del Coeficiente Único de Distribución (CUD) para que sea equitativo y transparente.

“Estamos pensando en todo, en la parte económica el Estado se hace presente, vamos a garantizar en el Municipio el pago de sueldos y  habrá un aporte de Nación para ayudar a las empresas a que sigan en pie. Está el IFE , las AUH, tendrán que aumentar las  jubilaciones. Esas acciones escapan al  Municipio. Nosotros tenemos que cuidar la salud y la asistencia social, que funcione la limpieza y se mantenga la parte administrativa, más que eso no podemos hacer, sí acompañar  a los sectores y pedir ayuda”, graficó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario