fbpx Se activó en Tandil el protocolo del “barbijo rojo” para pedir ayuda en casos de violencia – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se activó en Tandil el protocolo del “barbijo rojo” para pedir ayuda en casos de violencia

La medida comprende a todas las farmacias del país. "Barbijo rojo" es el código para activar una red de contención y ayuda que busca ponerle freno a la violencia en época de aislamiento.

Alejandra Berlari, titular del Colegio de Farmacéuticos Tandil

El Eco

Las farmacias de todo el país se adhirieron a un protocolo a través del cual si una mujer se acerca o llama y pide un barbijo rojo, van a saber que está atravesando una situación de violencia por motivos de género. Ayudarán a la víctima y la pondrán en contacto con la línea 144, de asistencia a las víctimas.

La medida fue pergeñada por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación en articulación con la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), y busca poner especial atención en el contexto de la emergencia por la pandemia de coronavirus.

En la ciudad también se notificaron de la medida y la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Tandil, Alejandra Berlari, le confirmó a este medio que “es una iniciativa a nivel nacional, así que las farmacias de todo el país ya están informadas de cómo se debe proceder ante un caso de esta índole. Estamos todos ya avisado del protocolo”.

Redes contra la violencia

Las mujeres y personas del colectivo LGBTIQ que sean violentadas, desde ayer tienen la posibilidad de acercarse a la farmacia más cercana o llamar a la de confianza y solicitar un barbijo rojo para que el personal comprenda que se trata de una situación de violencia por motivos de género y se comunique con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante situaciones de violencia por motivos de género en todo el país.

La decisión de poner a las farmacias como nuevos espacios para pedir ayuda se debe a que el Decreto 297/2020, sobre aislamiento social preventivo y obligatorio, caracterizó a estos comercios como “servicio esencial”; por lo tanto, es uno de los pocos rubros que permanecerán abiertos y en funcionamiento durante este período. Además de proveer medicamentos e insumos básicos en estos tiempos tan difíciles, también se darán a la tarea de ofrecer ayuda ante los casos críticos que se presenten en torno a esta problemática.

El procedimiento

En caso de que la persona en situación de violencia por motivos de género, algún familiar o persona cercana solicite personalmente o por medio de una llamada telefónica un barbijo rojo, el personal farmacéutico responderá que aún no cuenta con el producto y solicitará los datos de contacto de quien lo necesita. Con esa información se comunicará a la Línea 144 para que se aborde el caso.

En caso de que el personal farmacéutico identifique una persona en situación de violencia —a partir de signos físicos o psicológicos que den cuenta de esa situación— y aunque la persona no solicite ese barbijo, desde el comercio se comunicarán directamente con la Línea 144 para que se les indique cómo actuar en caso de que la persona en situación de violencia por motivos de género regrese al comercio y entonces puedan ayudarla.

Por ello, se reforzó el equipo de atención de la Línea 144 y crearon nuevos canales de comunicación, considerando que muchas veces el aislamiento puede dificultar la realización de un llamado telefónico.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario