fbpx Bronce para la dupla masculina de Beach Voley – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Bronce para la dupla masculina de Beach Voley

Derrotaron a Hungría por 2-0 en el partido por el tercer puesto

juegos Olímpicos juveniles semifinal Beach voley masculino Arg vs Holanda

El Eco

La dupla masculina de beach voley compuesta por el mendocino Bautista Amieva y el marplatense Mauro Zelayeta consiguió la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 al derrotar por 2-0 a Hungría, en el Parque Verde del barrio de Palermo.

Amieva-Zelayeta lograron reponerse anímicamente de la dura derrota en semifinales frente a Holanda, para superar a Streli y Hajos por un doble 21-15, en media hora de juego bajo un intenso calor.

“Ayer terminamos con una bronca inmensa, porque en el segundo set pensamos que lo ganábamos, pero tuvimos que cambiar el chip rápido, acostumbrarnos a que no siempre se gana. Ya nos había pasado en China (Mundial Sub 19) que habíamos quedado cuartos, pero por suerte pudimos conseguir el bronce”, reconoció Zelayeta.

La dupla argentina se preparó durante los últimos dos años de manera muy intensa, hizo concentraciones en Rosario y Mar del Plata, para intentar lograr el roce necesario contra otros chicos argentinos de su edad.

Amieva, nacido en Tunuyán, fue un “inquilino” en la casa de Zelayeta, hijo de la recordada Ana María Comaschi, quien no pudo competir en heptatlón de Barcelona 1992 por un error de inscripción del Comité Olímpico Argentino (COA).

“Me ha dado todo la familia de él, me tuvo en su casa, me siento parte de la familia, lo quiero como un hermano, estar viviendo ahí durante todos estos meses preparando esto, me hicieron el aguante todos los días y me dieron mucha ayuda”, reveló Amieva sobre la convivencia.

El marplatense Zelayeta, en tanto, tiene un vínculo raro con el beach voley, porque hasta los 15 años jugó al fútbol como volante por izquierda de la novena división de Aldosivi, hasta que vio la proyección olímpica como premio.

“En el balneario al que voy todos los veranos se juega mucho al beach voley. A veces me metía y me gustaba mucho. Y al final le dije a mi familia que quería dejar el fútbol y dedicarme al beach vóley”, contó sobre su historia.

“Jugar unos Juegos Olímpicos no se da todos los días, Entonces decidí meterle con todo a eso y ahora tengo que agradecerle a todos los que me apoyaron con esto”, concluyó Zelayeta.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario