fbpx Cuesta, otro eslabón de una “continuidad con alternancia” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
ANIVERSARIO DE FERRO

Cuesta, otro eslabón de una “continuidad con alternancia”

El actual presidente es parte de la joven dirigencia tricolor. Considera clave la perduración del proyecto, combinada con una rotación en el máximo cargo. Repasó junto a este Diario lo acontecido desde el centenario hasta hoy.

Cuesta, presidente de Ferro desde fines de 2018.

El Eco

Por Fernando Izquierdo, de esta Redacción

[email protected]

 

 

Ignacio Cuesta tuvo el privilegio de ser el presidente de Ferrocarril Sud cuando la institución cumplió su centenario, a mediados del año pasado.

Él es parte de una emprendedora y joven dirigencia que desde hace varios años conduce los destinos de una de las instituciones señeras de la ciudad.

El aniversario 101 encuentra a la entidad de la Estación inmersa en un escenario muy particular, con sus puertas cerradas ante la pandemia del coronavirus.

Sobre éste y otros temas, “Nacho” Cuesta dialogó a fondo con El Eco de Tandil:

“Hemos transcurrido un último año muy especial, comenzando con los festejos por el centenario del club. En una época en la cual el contexto era complicado, quizá con esta pandemia se perdió de vista, pero el año pasado económicamente estaba difícil la situación. Atravesamos un año con un montón de actividades culturales, sociales y deportivas”.

-Algunas, inéditas para el club.

-Exacto. A principio de año, hicimos un safari fotográfico por todo el barrio de la Estación, además publicamos el libro del centenario, presentándolo en la Feria del Libro; organizamos la carrera Ferro Cross, estableciendo un formato nuevo, con llegada dentro del estadio, luego de que, año a año, viniésemos teniendo la correcaminata. Para los festejos del centenario, tuvimos en cuenta a expresidentes y dirigentes para que nos den su opinión respecto al club. También hubo un festival de rock y terminamos el año con una fiesta para la familia, realizada en nuestra cancha de fútbol.

-¿Son actividades que piensan continuar?                     

-Sí, queremos que año tras año tengan un lugar en la agenda. Lo más importante es el contenido del club, más allá de las obras de mantenimiento y mejoras que, obviamente, seguiremos llevando adelante. Apostamos mucho a los contenidos y a la formación de la persona en cuanto a sus valores. Antes de esta pandemia, habíamos arrancado muy bien, con la realización del torneo nocturno (fútbol reducido), el cual nos brinda un importante espaldarazo económico para sobrellevar el año. Habíamos preparado un proyecto futbolístico, con la continuidad del cuerpo técnico, y con la idea de privilegiar las divisiones inferiores con un trabajo a largo plazo. Y también hicimos una velada boxística, algo que se hizo por primera vez en el estadio Dámaso Latasa. Después, el parate por la pandemia reconfiguró la idea del año.

-Una situación inédita para el club.

-Totalmente, está cerrado desde hace más de 75 días. Nunca en la historia de Ferro había sucedido, ni siquiera en 1919, cuando se fundó habiendo otra pandemia, la de la fiebre española. Fue mucho más devastadora que la actual, y así y todo nuestros fundadores se largaron a crear a Ferro. El club pasó por eso, por guerras, por dictaduras, por crisis económicas, por buenas y malas administraciones y, en ningún caso, había permanecido cerrado 75 días. Es muy fuerte lo que está pasando. La razón de ser de los clubes es estar abiertos, con sus deportistas jugando, con sus socios reuniéndose, algo que no podemos hacer hace más de dos meses. Pasó a ser una situación de resistencia.

-¿Qué medidas han adoptado?

-Nos hemos acogido a las decisiones nacionales, provinciales y locales. Hacemos lo que nos está permitido, poniendo delante de todo la salud. Tuvimos que reconsiderar el presupuesto, la prioridad pasa por sostener a quienes viven del club, como los profesores y otros trabajadores. Vamos viendo las noticias día a día. Nuestro objetivo es llegar a fin de año con el club saneado, como ha estado últimamente.

-Debe haber sido un golpe duro resignar la plaza en el Regional Federal Amateur de fútbol luego de lograr el título.

-No sé si un golpe duro, sí una decisión difícil. Sigo sosteniendo que hicimos lo correcto, bueno…ahora con “el diario del lunes” más aún. El campeonato quedó trunco y muchos de los clubes participantes creo que, económicamente, han sufrido más de lo que tenían previsto. Pero, más allá de esta situación especial, nosotros en su momento privilegiamos tener un proyecto a mediano plazo que no incluía participar de manera inmediata en un torneo de esa naturaleza. Además, fue la voluntad de la mayoría en la Comisión Directiva, con el aval del cuerpo técnico y los referentes del plantel.

-¿Cómo está el club respecto al día de su asunción a la presidencia en diciembre de 2018?

-Sigue en la evolución que venía teniendo. Quienes trabajan conmigo y yo siempre decimos que esto es “una continuidad con alternancia”. Este grupo viene trabajando desde hace mucho, luego tuvo continuidad con la presidencia de Ezequiel Lester, luego con la de Sebastián Salituri y, ahora, con la mía. Es decir, el proyecto tiene continuidad, pero alternamos en la presidencia, creo que es algo saludable. Hoy, el club está saneado económicamente, a nivel infraestructura se sigue avanzando.

-¿En qué?

-Hicimos una obra en el predio auxiliar de fútbol, incorporamos riego y una segunda cancha para que los chicos trabajen mejor. En la tribuna realizamos mejoras en la zona de plateas, y acondicionamos un sector para que se pueda entrenar durante los días de lluvia. En cuanto a las actividades, agregamos el fútbol femenino, que este año tenía previsto comenzar a competir en la Liga Tandilense. Seguimos creciendo, hoy el club tiene casi diez deportes. El año pasado, por primera vez intervenimos a nivel federado en patín artístico y organizamos un torneo de handball en el playón que da a la avenida Colón. También trabajamos bastante en la búsqueda de que el club sea un espacio social. Hicimos mucho esfuerzo para tener una cantina en la sede que esté abierta todo el día, con instalaciones cómodas, brindándole al socio un lugar para reunirse. El estadio es uno de los pocos que te ofrece una cantina con televisión, con wifi…

-¿Con el centenario se encendió una “chispa” en el socio en términos de entusiasmo?

-Sí. El centenario hizo que Ferro esté en boca de todos. Hubo gente que se acercó y, por otro lado, hemos ido a buscar a socios y exsocios, a deportistas y exdeportistas para que nos ayuden en nuestras actividades. Creamos una comisión del festejo del centenario. Salimos a buscar a referentes de las distintas actividades, muchos de los cuales se mantienen trabajando en el club. Por ejemplo, se creó una agrupación llamada Locomotora Tricolor, formada por exdeportistas del club, quienes llegaron con motivo de la celebración del centenario y siguen trabajando en el club, incluso algunos con la chance de ser parte de la Comisión Directiva para el ciclo que comenzará a fin de año. Tenemos también contacto con muchos expresidentes, un punto de consulta muy frecuente para los dirigentes actuales. El centenario le ha brindado un mayor contenido al club y nuestro desafío es seguir en esa línea.

-¿Piensa en su continuidad en el cargo a fin de año?

-No puedo decírtelo hoy, voy día a día. Habrá que ver las necesidades pero, en principio, sigo aferrado a esa idea de la continuidad con alternancia.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario