fbpx El lunes comenzarán a instalar la tribuna faltante en el Estadio San Martín – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El lunes comenzarán a instalar la tribuna faltante en el Estadio San Martín

Tras un lustro sin novedades, finalmente el lunes comenzarán a instalar la tribuna restante en el Estadio San Martín. La misma se ubicará en el sector que da a la avenida Rivadavia y tendrá una capacidad para 800 personas.

Miguel Cenoz, Miguel Lunghi y Oscar Teruggi anunciaron la finalización de la obra

Rody Becchi

Tras varios años de incertidumbre, finalmente el Municipio anunció en la mañana de este viernes, en una conferencia de prensa, la instalación de la tribuna restante en el Estadio San Martín. Participaron de la presentación el intendente de la ciudad, Miguel Lunghi, el presidente de la Liga Tandilense de Fútbol, Miguel Cenoz, y el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi.

“Llegamos a un acuerdo con la empresa de Edgardo Vázquez y el lunes comenzarán a instalar la tribuna que faltaba”, señaló Lunghi. Cabe recordar que en mayo de 2014, luego de que Santamarina superara por 3 a 1 en la final a Juventud Unida y lograra el tan ansiado ascenso, el intendente armó en su despacho un acto de agradecimiento por el título obtenido, entregó medallas a los protagonistas y anunció lo que muy pocos esperaban: aumentaría la capacidad del Estadio para brindarle un mayor confort a los espectadores.

La noticia generó una gran expectativa tanto en los propios jugadores como en el cuerpo técnico y especialmente en los hinchas. Sin embargo, al cabo de cinco años, en el San Martín solo se pudo instalar una de las dos gradas por las que se habían desembolsado alrededor 2,8 millones de pesos.

El intendente no valoró esto como una promesa cumplida sino que declaró que “son dificultades económicas que hemos podido cumplir recién ahora porque nos dieron la posibilidad de pagar en cuotas; logramos llegar a un acuerdo con Vázquez”.

La obra había estado envuelta en una disputa política entre el presidente de Santamarina, Pablo Bossio, vinculado al Frente para la Victoria, y el intendente. En un detallado informe que se había brindado desde este medio, se explicó: “Los años transcurrieron y los vaivenes económicos llevaron a que en esta realidad los precios sean marcadamente bien distintos a lo proyectado en su momento. Tanto que pese a estar las bases hechas y las tribunas pagas, no hay el mínimo interés por pagarle a Edgardo Vázquez para que lleve a cabo con su empresa el trabajo de montar lo que resta”.

Lunghi reconoció que la tribuna estaba ya en Tandil pero que “se escapó el dólar, se elevaron los costos, aumentó el precio del cemento y no se pudo llevar adelante”. Empero, aclaró que decidieron ponerle fin de una vez por todas a esta novela y mantuvieron un diálogo con Vázquez, “quien accedió a cobrar en cuotas”.

En 20 días, aproximadamente, la obra estará lista

El presidente de la Liga Tandilense informó que Edgardo Vázquez estuvo presente ya en el Estadio y se le dieron las llaves de los portones para que pudiera acceder e iniciar con el trabajo cuanto antes.

Según informó, el sábado comenzarán a llevar todas las maquinarias y el lunes empezarían con la obra. El plazo estimado es de entre 20 y 25 días, ya que algunas de las bases que se apostaron “tienen agua”. Además, contó Teruggi que deberán efectuar trabajos de nivelación de las mismas.

La tribuna se instalará sobre el sector que da a la esquina de la avenida Rivadavia y la calle Godoy Cruz, y tendrá una capacidad para 800 o 900 personas. Esta cifra hará que la cantidad de gente sentada que entra en todo el estadio se expanda hasta cinco mil, aproximadamente. Es pertinente remarcar que no será con asientos sino que solo son escalones. “Es igual a la que se puso enfrente”, explicó Lunghi.

Lo que resta ahora, entonces, es realizar el traslado de las estructuras que están guardadas en el Parque Industrial de Tandil, que son básicamente los escalones, ya que en el estadio están las bases.

Posible escenario para la Copa Argentina

Cenoz aprovechó la ocasión para remarcar el buen trato y la buena predisposición que tuvieron para con ellos desde la Municipalidad: “Recalco el trato que tuvieron con nosotros en los dos años de gestión nuestra. Es muy importante su apoyo y siempre nos dan soluciones”.

Conjuntamente, recordó un viejo anhelo y enfatizó la importancia de la ayuda que debería llegar desde la Municipalidad para concretar el cambio de luminarias.

El intendente se hizo cargo y señaló que “nuestro Gobierno siempre ha trabajado bien con la Liga”. En cuanto al reclamo puntual, sostuvo que es fundamental modificar las luces pero “estamos en un contexto complicado”, dejando en claro que no está en los planes a corto plazo.

Para agregarle un condimento a la propuesta, el presidente de la Liga Tandilense de Fútbol contó que mantuvo conversaciones con dirigentes de la AFA, quienes le manifestaron que si se refuerzan las luminarias estarían interesados en utilizar el Estadio San Martín para partidos de la Copa Argentina.

Comenzar a jugar con público visitante

Una de los motivos por los que se decidió hacer la instalación de la tribuna faltante fue la posibilidad de que Santamarina comience a jugar con público visitante en esta temporada de la B Nacional.

Si tras realizar una revisión en el lugar la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide) decide que el escenario es apto para que pueda acceder la parcialidad de la visita, la idea de los dirigentes locales es que ya contra Tigre, por la fecha 20, se pueda llevar adelante.

En ese caso, la división de las tribunas sería la siguiente: la techada y la de su costado, las dos que dan a la calle Brandsen, estarían destinadas al conjunto de Victoria; en tanto, la Mestelán y la grada que comenzarán a instalar este lunes serán para el equipo de casa, utilizando la primera como platea.

No obstante, Cenoz se mostró optimista y señaló que quizá se acelere el trámite: “Tiene baño, los pulmones están bien… Quizá la habiliten antes”.

El nuevo estadio, un proyecto inconcluso

A fines del 2011 el intendente anunciaba una propuesta que llenaba de ilusión a los futboleros y futbolistas tandilenses: la creación de un nuevo estadio de fútbol que contaría con dos canchas auxiliares, un estacionamiento y dos tribunas con una capacidad para albergar a unas ocho mil personas.

La nueva obra se levantaría en las hectáreas frente al barrio Arco Iris, detrás de la Ruta Nacional 226, para potenciar la zona norte más allá de la ruta y por la incomodidad que significa tener una cancha casi en el medio de la ciudad, con los trastornos de tránsito y seguridad que ello depara.

El proyecto presentado había sido elaborado por desarrollistas locales pero con un fuerte respaldo de un reconocido estudio de arquitectos Aslan y Ezcurra de Buenos Aires, en cuyo currículum detalla nada más y nada menos que la construcción del Monumental y sus respectivas reformas que se fueron dando en distintas épocas de su historia. El gran negocio para la empresa que se hiciera cargo era quedarse con la manzana que hoy cobija al estadio San Martín.

Sin embargo, el proyecto se esfumó y la obra quedó en la nada. En relación a ello, el intendente explicó que la organización que había presentado interés era la misma que había realizado un estadio en San Juan pero que “se nos esfumó porque no quisieron hacer la inversión”.

El secretario de Gobierno remarcó que para realizar estos trabajos se requiere de una estabilidad económica a nivel país y recordó que en aquel momento “hubo un cimbronazo económico”. Por su parte, Lunghi agregó que “cíclicamente nos encontramos con estas situaciones y las empresas se retiran”.

“Habrá que ver si en algún momento se puede hacer”, finalizó el intendente dejando una puerta abierta.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario