fbpx El tridente que dejó una huella indeleble en el Zonal y buscará más gloria en Junín – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
BÁSQUETBOL

El tridente que dejó una huella indeleble en el Zonal y buscará más gloria en Junín

Valentín Aguirre y Francisco Saucedo, internos titulares del seleccionado U19 campeón. Sebastián Díaz, su entrenador. Los tres repasaron junto a este Diario detalles de una consagración histórica y palpitaron la participación en el Provincial.

Díaz, entre Saucedo y Aguirre.

Mariano Leunda

Por Fernando Izquierdo, de esta Redacción

fernandoizquierdo@hotmail.com

 

 

El básquetbol tandilense saboreó el domingo uno de sus episodios más gloriosos de los últimos tiempos.

Merced a sus victorias ante Olavarría, Necochea y Mar del Plata, el seleccionado U19 se consagró campeón en el Zonal que lo tuvo como anfitrión. Una gesta que encuentra su antecedente similar más cercano a casi una década y media, cuando los infantiles festejaron también en casa, de la mano de un plantel bajo la tutela de Mario Marcuzzi e integrado por jugadores como Maximiliano Iturrioz, Fernando Urdampilleta, Facundo Grutzky, Gastón González y Lautaro Lanusse.

La conquista del último fin de semana le otorgó a Tandil la única plaza en juego para el Provincial, que se disputará del jueves 23 al domingo 26 en Junín.

El entrenador Sebastián Díaz y los internos Valentín “Vincha” Aguirre y Francisco “Paragua” Saucedo fueron protagonistas de suma relevancia en la obtención del certamen.

Los tres visitaron la Redacción de El Eco de Tandil para desglosar el camino hacia el título y avizorar qué puede ocurrir en el próximo desafío:

-¿Qué relevancia le dan a este logro?

Saucedo:-Para mí es muy importante, sobre todo por el equipo con el que se logró. Es un plantel formado hace seis o siete años, yo me sumé cuando era sub 13, me integraron muy bien. Algunos chicos se fueron recientemente a estudiar a otras ciudades, pero por suerte pudieron venir para este torneo y nos dieron una buena mano. Lo que más destaco es haber jugado con chicos con los que hemos sido compañeros durante mucho tiempo, más allá de la victoria en sí.

Aguirre:-Es lo más importante que he logrado en mi carrera. Es muy bueno lo que conseguimos, desde hace un tiempo veníamos pensando en el Zonal, todos estábamos muy ansiosos esperando la fecha. Fue muy lindo también volver a jugar juntos. Y muy especial como se dio todo, que nuestro capitán (Ramiro Villa) haya podido estar en la final después de perderse los primeros dos partidos por lesión.

-Sin dudas, en un torneo que no da mucho margen para la preparación, contar con un plantel aceitado se convierte en un plus.

Díaz:-Es algo atípico. Siempre se dice que ganar con amigos es mejor. El Zonal era un torneo muy importante para todos. Defino al plantel como un grupo de amigos que hizo bien las cosas durante muchos años. Este torneo no se ganó el fin de semana, sino con el trabajo de años, con jugadores que se tomaron el básquetbol en serio. El logro es de ellos, juntarse a entrenar sólo tres días y ganar un torneo ante selecciones como las de Mar del Plata y Olavarría, es posible porque los integrantes del grupo se conocen mucho, el equipo tiene rodaje de años. Los chicos están en un muy buen momento basquetbolístico, a pesar de que son jóvenes y podrán superarlo.

-Dicho conocimiento quedó plasmado en determinados momentos del torneo. Por ejemplo, cuando jugabas con total fluidez el pick and roll con Altamirano.

Saucedo:-Sí, es una ventaja. También tengamos en cuenta que ya no estamos en sub 13, estamos en una categoría que es como una primera división. La exigencia es mayor, y poder conocernos bien es una ventaja. También se dio en muchas ocasiones el alto-bajo con “Vincha” (Aguirre), como podría nombrarte otro tipo de jugadas que salieron bien.

-Ante Mar del Plata, fue importante que el equipo aparezca en una muy buena versión en un choque tan exigente como decisivo.

Aguirre:-Sí, cada partido era una final. Si queríamos aspirar al título, teníamos que ganarle a Olavarría el sábado. Salimos a ganar cada juego, más allá de quien estuviera adelante. Sabíamos que iba a ser muy difícil.

-¿Empezaste a pensar en la chance concreta de ganar el torneo con el triunfo ante Olavarría, o cuando ese equipo perdió por apenas un punto con Mar del Plata?

Díaz:-Pensé que se podía cuando Altamirano metió un triple faltando dos minutos para que termine la final con Mar del Plata.

Con Olavarría, en el debut, ya era una final, porque si perdíamos ese partido quedábamos casi sin chances. Fue un rival muy fuerte, nos costó muchísimo, fue una batalla interminable ante un rival de muchísima proyección, porque la mayoría de sus jugadores son del primer año de la categoría. El mensaje fue que, de ganarle a Olavarría, tendríamos más chances de las que suponíamos. Y terminó siendo un partido que, por momentos, nos costó mucho más que el de Mar del Plata, en el que casi siempre estuvimos arriba y respetamos un libreto al pie de la letra.

-Como entrenador te habrá dado tranquilidad el hecho de que el equipo tuvo variantes. Con el liderazgo de Yarza, hubo otras apariciones valiosas, como las de Altamirano, Saucedo, Aguirre…

Díaz:-Sí, los roles del equipo están muy marcados y el grupo es muy bueno, cada chico festeja el gol del compañero como propio. Y con Nicolás (Rusconi, su asistente) formamos una muy buena dupla, comunicándonos todo el tiempo y analizando mucho las cosas. Además, supe que teníamos la mejor dupla de internos de la categoría (Saucedo y Aguirre), exceptuando a algún reclutado que pueda aparecer; un base como Altamirano que dio un salto de calidad enorme; y a Yarza, que fue la figura del torneo. Lamentablemente, a nuestro capitán (Villa) lo tuvimos solamente en la final porque está lesionado en su hombro. Y disminuido y todo, jugó y fue clave cerca del final con una conversión con falta incluida que nos rescató en un momento complicado.

-A pesar de jugar con tus compañeros de siempre, ¿es especial ponerte la camiseta de la selección?

Saucedo:-Es otra cosa, hay una sensación de representar a tu ciudad. No es una presión, sino una motivación, algo positivo. Y es mucho más lindo que jugar para tu club.

Aguirre:-Para mí, es similar a cuando jugás para tu club. Sí sabés que el nivel de tus rivales es superior. En este caso, no cambió demasiado porque con todos mis compañeros había compartido equipo en Independiente. Es más, cuando íbamos a la arenga se me escapaba el grito “¡Rojo!”.

-¿Al Provincial irán a disfrutar o tienen depositadas expectativas considerables?

Díaz:-Recién estamos cayendo sobre lo que logramos. El domingo festejamos, pero no teníamos idea de que dimos un plus para que el básquetbol menor de la ciudad crezca. Fue impresionante ver tantos chicos contentos por lo que habíamos logrado, fue hermoso por ese lado. Al Provincial vamos a ir con la idea de disfrutarlo, pero al mismo tiempo con el cuerpo técnico tenemos una ficha puesta. No vamos como favoritos, pero seguiremos creciendo y haremos un muy buen papel.

-¿La idea es utilizar los tres refuerzos provenientes de los rivales que tuvieron en el Zonal?

Díaz:-Sí, está clarísimo que los necesitamos para que nuestros titulares descansen. Veremos quién está dispuesto a compartir el Provincial con nosotros. No sólo hay que convencer a los clubes, el jugador también debe querer venir. Sabemos que no podremos contar con Ramiro Villa, que será operado, tenemos en duda a Alvaro Yarza, a Valentín Aguirre y a Agustín Altamirano, que juegan en clubes de otras ciudades.

-¿Es una reflexión inevitable que tras vencer a Mar del Plata no habrá nadie invencible para Tandil en el Provincial?

Saucedo:-Sí, ese triunfo fue un logro muy importante. Sabemos que en Junín habrá muy buenos equipos. Con Valentín hemos ido a un Provincial, como refuerzos de Olavarría, y enfrentamos equipos muy duros. Pero con el plantel que tenemos y con los refuerzos que llegarán, confiamos en hacer un muy buen papel.

Aguirre:-Haber ido a ese Provincial nos permite saber con qué nos vamos a encontrar. Somos conscientes del nivel que habrá en el torneo, estamos preparados, tanto el cuerpo técnico como los jugadores. No vamos a ir solamente a participar. Después de vencer a un rival al que nunca podías derrotar, vas contra cualquiera.

-¿Hacia dónde apuntan con los refuerzos?

Díaz:-Todavía no puedo confirmar ningún nombre como asegurado. De lo que tenemos visto, Negrete, alero de Olavarría, hizo un torneo excelente, tiene una calidad y una proyección enormes. Sidelsky, el base de Mar del Plata, juega muy bien. De esa misma ciudad, también está Thiago Dasso, que no vino al Zonal y es un jugador de otro nivel.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario