"En la Uni hay un gran sentido de pertenencia"

-Otro tramo final de campeonato los encuentra en la pelea. -Sí, es el cuarto año que la Uni está entre los mejores y la idea del grupo es ser campeón. No estuvimos lejos en la zona que ganó Velense ni en el octogonal que ganó Excursionisas. -¿Tuvieron altibajos durante la temporada? -Algunos tuvimos, pero en general el campeonato es parejo y es lógico dejar puntos en el camino. Nos pasó que empatamos o perdimos con equipos de la parte baja de la tabla. Sacando a Independiente, que está uno o dos escalones por encima, el resto somos parejos. -¿En los últimos cruces sufrieron más de la cuenta? -Jugamos muy mal con Juarense, un día de mucho viento, y terminamos ganando por penales. Y con Loma Negra no era para ir perdiendo por dos goles, descontamos enseguida y lo terminamos dando vuelta. Fue un premio a buscar siempre jugando por abajo, sin desesperarnos. -¿Cómo imaginás que será el partido con Atlético? -Va a ser un rival duro, que siempre está en las instancias finales. Mantiene una base, nombres que se repiten a través de los años y saben a qué juegan. La Uni también se caracteriza por eso, con el agregado de chicos como Valentín Depietri, Facundo Pérez y Genaro Rodríguez. Esa continuidad da sus frutos, con casos como los de Cachete Coldeira y los Melli Salas, que son muy jóvenes y ya tienen experiencia en Primera. En cuanto al partido, creo que Atlético nos va a esperar, saben defenderse y aprovechan bien las oportunidades que tienen. -¿Qué virtudes tiene la Uni? -El juego por abajo y no perder la paciencia. Además, contamos con Valentín que en cualquier momento puede desequilibrar. De mitad de cancha para adelante tenemos un poderío importante y tratamos de no desarmarnos atrás -¿Tu forma de juego cambió al tener tantos chicos rápidos alrededor? -A medida que pasa el tiempo, todos vamos perdiendo potencia y velocidad. Walter (Cantero) necesitaba que me moviera delante de la línea de defensores, como para tener una salida limpia, con dos volantes internos cerca mío, así que me fui adaptando a esa función. -¿Ya hace varios años también tuviste campañas destacadas en Unicén? -En 2008 o 2009 había descenso y nos salvamos por dos puntos, con José Solimanto de técnico. Después nos metimos en los cruces y llegamos hasta la final con Independiente, que nos ganó 1 a 0 en el estadio. Y en 2010, ya con Walter, llegamos invictos a la final del primer torneo y nos ganó Sarmiento. Allá nos ganaron 3 a 2 y acá jugamos el peor partido del año, perdimos 5 a 0. -¿Hoy son un club mucho más completo que en aquellos tiempos? -Pasa que hay una identificación de los jugadores más chicos con los más grandes. Salvo Esteban Bonarrigo, Matías Méndez, Agustín Aguirre y yo, el resto del plantel de Primera viene de la escuelita de fútbol. Por eso, en la Uni hay un gran sentido de pertenencia. Mi nene va a la escuelita de fútbol y sus ídolos son Agustín Coldeira y Valentín Depietri, pibes a los que vi crecer y con los que comparto equipo. Los chiquitos ya lo toman de esa manera, los padres se involucran mucho y todo eso suma para ir creciendo. -Les falta coronarlo con un título en Primera. -Sí, ganamos un play off en 2015 contra Ateneo Estrada, en Ayacucho, pero nos falta algo más. Ojalá lo podamos coronar este año.]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario