Independiente le dio otro sacudón a un Boca que no consigue consolidarse

Leandro Fernández, marcado por Nández.

El Eco

Independiente fue superior al líder de la Superliga, Boca Juniors, lo venció por 1 a 0 en el estadio Libertadores de América en el cierre del segmento dominical de la 23ra. fecha y alcanzó el tercer lugar de las posiciones que lo afirma en zona de clasificación a la Copa Libertadores 2019.

De esta manera Boca acumuló su segunda derrota consecutiva tras la sufrida por 2-1 como local de Defensa y Justicia, por lo que ahora solamente aventaja por cuatro puntos al segundo, Godoy Cruz, de Mendoza, cuando quedan doce en juego.

El partido se jugó con pierna fuerte, como un verdadero clásico por lo que había en juego, y en ese ajedrez futbolístico hubo un triunfo táctico de Ariel Holan sobre Guillermo Barros Schelotto.
El final dejó la polémica de una jugada en la que se reclamó una mano de Gonzalo Verón, en tiempo de descuento, que podría haber derivado en un penal para Boca, pero el árbitro Ariel Penel no la sancionó y además expulsó al capitán boquense Pablo Pérez por protestar, tras mostrarle la segunda tarjeta amarilla.

Anteriormente el juez también le había denegado a Independiente dos acciones de similares características, por presuntas manos en el área boquense, una de ellas justamente de Pablo Pérez en el piso.
Pero Verón y Pérez fueron una de las claves de la supremacía táctica del local, que además cuando se vio apremiado, hizo relucir nuevamente el buen presente del arquero uruguayo Martín Campaña.
Es que Holan envió a Verón sobre Pablo Pérez para que desde sus pies no empezara a generarse el fútbol de Boca, y el exSportivo Italiano se desdobló en la doble función de marcar y atacar, hasta convertirse en una de las figuras de la cancha.

Claro que el partido, que fue presenciado por el técnico del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, dejó algunos otros detalles dignos de mención, como por ejemplo que uno de sus observados, Fabricio Bustos, debió irse antes de los 10 minutos lesionado, tras una barrida de Cristian Pavón, otro de flojo rendimiento. Y encima el tercero en cuestión, Pablo Pérez, además de sucumbir frente a Verón, se fue expulsado.

Independiente jugó como siempre, con posesión, dinámica y una línea de juego definida. Boca, en tanto, nunca se supo, porque aparentó dejarle la pelota al local para salir de contra pero sin un lanzador efectivo para esos menesteres, destacándose en su mediocampo el más inexperto de todos, el chico Agustín Almendra, de apenas 18 años, quien tuvo la responsabilidad de relevar a Carlos Tevez.
Con esas características arrancó el segundo período, hasta que un exBoca como Juan Sánchez Miño, reemplazante de Bustos, se lanzó por izquierda y le entregó una magistral asistencia a Martín Benítez, quien abrió el marcador con un remate bajo que pasó por entre las piernas de Agustín Rossi.

Recién entonces, como reconoció al final el zaguero boquense Lisandro Magallán, se despertó Boca de su letargo y forzó tres acciones claras en el área local, dos de ellas salvadas en gran forma por Campaña ante Ramón Abila y Pavón, y la restante, de “Wanchope”, que rebotó en el palo derecho.

Sin embargo, Independiente también dispuso de oportunidades para liquidar el pleito en un par de oportunidades, primero con el exBoca Emmanuel Gigliotti y posteriormente con Leandro Fernández.
Pero como falló, debió sufrir hasta el final para que su multitudinaria parcialidad celebrara más allá de esa polémica jugada que, en realidad, fue tal porque se produjo en el segundo minuto de descuento, muy lejos en el tiempo de las dos que existieron en el área de enfrente. Pero además, según mostró después la televisión, la mano de Verón tras el cabezazo de Nahitan Nández estuvo a punto de concretarse, pero no fue tal.

Por eso finalmente Independiente se quedó con los tres puntos, vitales más allá del rival de turno, y muy valiosos porque los consiguió con un equipo mixturado ante la inminencia de otro trascendental partido como el que disputará el miércoles por Copa Libertadores frente al brasileño Corinthians, flamante campeón del torneo paulista al vencer en la final justamente a Palmeiras, pasado y próximo rival de Boca.

 

SINTESIS               

INDEPENDIENTE   1      

Campaña; Fabricio Bustos, Figal, Alan Franco y Gastón Silva; Nicolás Domingo, Jonás Gutiérrez; Gonzalo Verón, Martín Benítez y Leandro Fernández; y Gigliotti. DT: Ariel Holan.

BOCA JUNIORS      0

Agustín Rossi; Leonardo Jara, Vergini, Magallán y Mas; Almendra, Wilmar Barrios, Pablo Pérez y Nández; Cristian Pavón y Walter Bou. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Cancha: Independiente. Arbitro: Ariel Penel. Gol: ST: 15’ Benítez (I). Cambios: Sánchez Miño por Bustos (I), Emanuel Reynoso por Barrios (BJ), Gaibor por Gutiérrez (I), Ramón Abila por Almendra (B) y Juan M. Martínez por Benítez (I). Incidencia: ST: 45’ expulsado Pérez (BJ).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario