fbpx Juan Gálvez y su paso por el mítico circuito de Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Juan Gálvez y su paso por el mítico circuito de Tandil

El Eco

Por Luis Orlando Sánchez; vertigomotorsport.com

 

El 7 de diciembre de 1952, se concretaba la III edición de la Vuelta de Tandil, acto inaugural del flamante circuito Vuelta a la Carretera, donde el máximo campeón teceista, Juan Gálvez alcanzaba su único triunfo en las sierras.

El flamante circuito, recorría avenidas ilustres de la ciudad serrana, Avellaneda, Rivadavia y Juan B. Justo, las rutas provinciales 30, 74 y 226, uniendo el bello trazado, por el acceso a Tandil, ingresando en “El Paraíso”, y las hoy avenidas Fleming y Brasil.

Aquel primer domingo de Diciembre de 1952, miles de almas se apostaron en las veredas de las avenidas o en la zonas más alejadas, en los campos de las rutas 30, 74 y 226, y en los sectores altos de las sierras.

Desde muy temprano los fanáticos y amantes de los deportes mecánicos se daban cita sobre la avenida Rivadavia, en la zona del estadio General San Martin, donde estaba instalada la largada y el palco de control.

Alegría y fervor indescriptible, un ida y vuelta con los notables ídolos de aquellas épocas, bullicioso momento que cubría el sonido de los motores, cuando partió el más campeón, Juan Gálvez, seguido por el “Caballero del Camino”  Eusebio Marcilla, Daniel Musso de Gral. Rodríguez, el comerciante y bandoneonista de Arrecifes, Ángel Lo Valvo y el querido Ernesto Petrini.

En una jornada con buena temperatura, calurosa hacia el mediodía, los pilotos imprimieron una gran velocidad a sus máquinas tornándose la disputa emocionante desde la misma largada. Juan Gálvez se fue adelante, tomó decididamente la vanguardia y al transcurrir la tercera vuelta aventajaba por 23 segundos a Marcilla. Antes de mitad de carrera, el  juninense acortaba distancias con el campeón argentino, lo que iría repitiendo a medida que los actores devoraban kilómetros, aunque siempre el hombre de Ford marcaba diferencias.

En la parte final, Marcilla puso el resto, marcó el record de los 47,800 km, con 19 minutos, 9 seg. 2/10 a casi 150 de media, pero no le alcanzó, porque Juan Gálvez, mostraba la solidez de su Ford, más la esencia y el manejo del gran campeón llegándose al final con escasos 20 segundos de diferencia entre ambos.

El público ovacionó por varios minutos al notable ganador, consagrando a quien luego sería uno de los más grandes pilotos del automovilismo argentino, Juan Gálvez.

Detrás del máximo campeón y Marcilla, llegaron tercero Daniel Musso, cuarto el platense Jorge Orduna, el primer ganador de la Vuelta de Tandil, luego Javier Roldán, Vicente Tirabasso, Jacinto Moss, Angel Martin (Diablo Rojo), Héctor Giorgis, y Natalio Inglesi.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario