Las esperanzas argentinas y los deportes para seguir

Casi 4.000 atletas de entre 14 y 18 años divididos en 32 disciplinas durante once días abre un abanico interminable de opciones para disfrutar de las mejores proyecciones del deporte mundial, pero ¿cuáles son las esperanzas de medalla argentina y qué deportes no se puede dejar de ver?
Los Juegos de la Juventud fueron pensados por el Comité Olímpico Internacional (COI) como el semillero de los campeones y medallistas olímpicos del futuro y, de hecho, ya dieron sus frutos.
Un recorrido rápido por los involucrados en Singapur 2010 y Nanjing 2014 permitirá encontrar varios exponentes que llevaron su destreza a las olímpicos mayores de Londres 2012 y de Río de Janeiro 2016.
En este contexto “localista”, que siempre suele dar un plus más a la delegación, el presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), Gerardo Werthein, evitó hacer un pronóstico sobre las posibilidades albicelestes en torno del medallero, cuando generalmente se anima a aventurar un rendimiento general.
Es que Argentina apunta alto si se tiene en cuenta que será la delegación más grande que haya presentado hasta el momento en los Juegos de la Juventud, integrada por 141 atletas.
Entonces, las esperanzas hay que dividirlas entre las pruebas individuales o por duplas, y las de equipo, donde Argentina suele tener una proyección más alta.
De hecho, hay muchas fichas puestas en el Futsal masculino (que reemplaza al fútbol y se jugará en Tecnópolis y el Cenard), las dos ramas del beach handball (en Parque Sarmiento), las dos ramas del básquet 3×3 y las dos ramas del hockey sobre césped 5×5.
Muchos de esos jóvenes atletas surgieron de un programa de captación de talentos que desarrollaron el COA y el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) y que arrancó con un testeo de 700 mil chicos de todas las provincias.
En el resto de las pruebas, sobresale la nadadora bonaerense Delfina Pignatiello, quien con 18 años hizo marcas de top mundial en el último tiempo y competirá en 400 y 800 metros libre.
El binomio Dante Cittadini y Teresa Romairone quiere mantener sus éxitos obtenidos recientemente en el Mundial juvenil de Estados Unidos, en la clase Catamarán Nacra 15, que competirá del lunes 8 al sábado 13 en el Club Náutico de San Isidro.
El tenis siempre entrega una esperanza, con el porteño ​ Sebastián Báez en el cuadro masculino -número 2 del ranking mundial ITF- y Lourdes Carlé, quienes tendrán enfrente a los mejores del escalafón pero sueñan con el podio en le Buenos Aires Lawn Tennis.
En el atletismo, también hay depositadas buenas proyecciones, con Nazareno Sasia (lanzamiento de bala), Pablo Zaffaroni (salto con garrocha) y Gustavo Osorio (lanzamiento de jabalina).

 

Entre lo viejo y lo nuevo

Además del mencionado Futsal, que reemplaza al fútbol, habrá tres nuevas disciplinas que se incorporan y que ya tienen confirmado su lugar en los JJOO de Tokio 2020, por lo que toman mayor trascendencia.
Se trata del ciclismo BMX freestyle, la escalada o pedestrismo y el karate, que en algún momento del recorrido por los cuatro Parques Olímpicos obligarán a hacer una parada.
También llamará la atención el break dance y el skate, como deportes alternativos que arrastrarán esas tribus urbanas que suelen acompañar.
Sin dudas, siempre es un evento dentro de otro poder observar in situ las finales de los 100 y 200 metros de atletismo, que se realizarán en el Parque Olímpico. (NA)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario