fbpx Una postura no razonable pero con una explicación – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
DJOKOVIC Y LAS VACUNAS

Una postura no razonable pero con una explicación

Djokovic, líder del tenis mundial.

Agencia

Por Juan José Moro(periodista especializado en tenis)

 

El mundo del tenis y de otros deportes entró en una gigantesca polémica por la posición de uno de los grandes en la historia y actual número 1 del mundo, Novak Djokovic, por la ratificación que hizo el serbio, en abierta oposición a colocarse una vacuna contra el Covid-19.
Textuales palabras del ganador de 14 torneos de Grand Slam: “No soy un experto, pero quiero tener la opción de elegir lo mejor para mi cuerpo”.

En diálogo con el diario The New York Times, el astro serbio remarcó: “Personalmente, me opongo a la vacuna contra el Covid- 19 para poder viajar, pero si se vuelve obligatorio, tendré que decidir si hacerlo o no”.

“Éste es mi sentimiento actual. No sé si cambiará, pero realmente influye en mi profesión. Algunos dicen que nosotros, que viajamos, tendríamos que tomar la vacuna que aún no se ha desarrollado. Por lo tanto, me gustaría repetir y señalar que en este momento no tenemos la información adecuada”, agregó.
Para cerrar, “Nole” indicó: “He expresado mis puntos de vista porque tengo derecho y también me siento responsable de resaltar ciertos temas esenciales que conciernen al mundo del tenis. No sabemos si habrá nuevas medidas, ni cuál de ellas se tomará, tendremos la opción de decidir por nuestra cuenta que hacer o no con la vacuna”.

Hasta aquí, Djokovic, extraordinario atleta y dueño de su cuerpo. Eso sí, la negativa a darse la eventual vacuna le puede ocasionar un sinfín de obstáculos, como derechos de admisión que podrían ejercer torneos, compañías aéreas, y demás cuestiones.
Pero existe algo que lo justifica, aunque no le dará el beneficio de la exención.

“Nole”, hasta 2010, había ganado sólo un Grand Slam, Australia, y su actividad deambulaba entre su magnífico juego y un estado físico lejano al ideal. En ese año, descubrió la intolerancia al gluten. En definitiva, que era celíaco.
La reacción fue instantánea: despidió a todos sus colaboradores y contrató a un nuevo médico, preparador físico, kinesiólogo y fundamentalmente a un nutricionista de probados antecedentes. Y comenzó la nueva etapa.

Desde entonces, sólo consume pescados y alimentos absolutamente orgánicos y de origen vegetal. Y lo señalaba el soberbio tenista: “No sólo cambió mi juego, cambió mi vida.

Retiré las toxinas de mí cuerpo, se fueron las inflamaciones y las alteraciones en los niveles de energía. Para jugar tres, cuatro o cinco horas, necesitas el combustible correcto y para mí se basa en la planta (origen vegetal)”.

Es sabido que el único Grand Slam se transformó en 14 y sólo la pandemia de coronavirus neutralizó lo que parecía una temporada como para ganarlo todo. Es uno de los grandes de todos los tiempos. Jugador completo sin carencia alguna.

Para él, las vacunas significan una intromisión extraña en su cuerpo. Un tema que no puede dominar como su tenis. Es una sustancia extraña, que le rememora sus tiempos de alimentación adversa.
El tiempo dirá si eliminará un final grandioso para su carrera o incluso arriesgará, desde otro costado, la salud que tanto le ha costado conseguir.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario