fbpx “Cuando me diagnosticaron celiaquía me encontré muy perdida” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

“Cuando me diagnosticaron celiaquía me encontré muy perdida”

El Eco

Sofía Gil es bioquímica jubilada e integra la Asociación Celíaca Tandil, y en la Dirección de Bromatología local se encarga de la capacitación de manipulación de alimentos libres de gluten principalmente a restaurantes.

En una entrevista que brindó al noticiero de El EcoTV contó que recién a los 60 años le diagnosticaron que era celíaca. “Yo padecí la enfermedad desde chiquita, siempre me dijeron que era nervioso, yo sabía que no lo era”, aseguró.

En ese entonces, cuando establecieron que  presentaba intolerancia al gluten presente en el trigo, avena, cebada y centeno se encontró “muy perdida” porque no encontraba alternativas de comida aptas para su condición.

Esto ocurrió en 2004 y al jubilarse se unió a la Asociación. Por aquel entonces la enfermedad todavía resultaba novedosa y la disponibilidad de opciones no emergía en el gran abanico de alimentos y conocimientos que hay en la actualidad.

Alimentos sin gluten y su cruzamiento con otros

Este 5 de mayo se conmemoró un nuevo Día Internacional de la Celiaquía y vale exponer un interesante dato numérico que devela que en Argentina una de cada 100 personas es celíaca, mientras que por cada paciente diagnosticado hay ocho que aún lo desconocen.

El principal problema que encuentran estas personas no es sólo encontrar productos sin gluten, sino conseguir que sean libres de contaminación cruzada. Pero, así como el conocimiento y conciencia sobre este padecimiento va ganando terreno, también el lugar en las góndolas de tiendas, almacenes y hasta supermercados se va ampliando, incluso los sitios gastronómicos se han aggiornado garantizando un menú apto y sin TACC.

Tandil ha sido declarada a nivel nacional “Ciudad Turística Amigable para el Celíaco” y cuando se sancionó la Ley de Celiaquía, en 2009,  Sofía Gil que ya se había acercado a Bromatología fue convocada por esa dependencia. En principio fue para capacitar a los inspectores, logrando luego incorporar un programa específico para quienes manipulan alimentos en comercios, restaurantes, bares, confiterías y hoteles.

En sus recorridas por los lugares se ocupa de certificar que quienes ofrecen alimentos sin TACC cuenten con los espacios y procedimientos para la elaboración y expendio de alimentos libres de gluten.

“Se logró que se hable de celiaquía, de que existe y sobre cómo hay que trabajar”, indicó, asegurando que hoy por hoy, que va a cada establecimiento con un inspector, se siente más avalada. Sin embargo, también advirtió que “falta mucho” por lograr hacia adelante, ya que a pesar de existir la legislación, todavía hay lugares que no tienen opciones de alimentos sin gluten.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario