fbpx Las Pumas de Reinventar cambiaron su viaje anual, mérito al esfuerzo escolar, por una campaña solidaria – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Las Pumas de Reinventar cambiaron su viaje anual, mérito al esfuerzo escolar, por una campaña solidaria

La ONG cumple 15 años en su inmensa tarea de educar en valores a través del deporte. En su espacio de Las Tunitas, recibe a unas sesenta deportistas que transitan su formación entre actividades y talleres, con un real compromiso con la escolarización. Todos los años, las chicas realizan un viaje como premio al desempeño escolar. En pandemia, decidieron devolver algo a la comunidad de Tandil y lanzaron una campaña para donar un ecógrafo a la Unidad de Cuidados Respiratorios Covid-19 del Hospital. Deben juntar 605 mil pesos para cumplir este nuevo desafío.  

El Eco

Reinventar Tandil festeja 15 años en medio de la pandemia mundial que lo cambió todo, hasta el modo en que las chicas del equipo de hockey Las Pumas compartirán su premio al mérito por el esfuerzo escolar. Si bien al final de cada ciclo lectivo, a propuesta de la ONG y con ayuda de las familias, hacen un viaje, para 2020 decidieron encarar una acción solidaria en agradecimiento a la comunidad que siempre las apoyó. La propuesta es entregar un ecógrafo destinado a la Unidad de Cuidados Respiratorios Covid-19 del Hospital, que está valuado en 605 mil pesos, y necesitan donaciones para alcanzar el objetivo, tanto como que 600 personas aporten mil pesos.

Frente al coronavirus, Reinventar no pudo realizar la correcaminata anual Camino Solidario, ni la venta mayorista de pizzas que cocinaban junto a los padres y voluntarios para reunir los recursos destinados al viaje de las chicas. Sin embargo, se esperanza en cumplir el objetivo de entregar el ecógrafo para el Hospital municipal, proyecto que tiene muy entusiasmadas a las adolescentes. Para recibir las donaciones, dispone de una cuenta corriente especial en el Banco Galicia, con el número  9750333-4 105-2, CBU 0070105730009750333429, a nombre de la ONG.

En 2005, los primeros integrantes del reconocido proyecto socioeducativo empezaron a marcar territorio en el barrio Las Tunitas, donde ofrecían a los jóvenes practicar deportes e incorporar valores. En 2008, lograron la personería jurídica y desde entonces, la entidad no paró de crecer, con la impronta de su referente Catalina Granel, un motor enérgico y batallador para sacar adelante las metas que se van proponiendo.

La idea

“Muchas de todas las ideas surgieron así, naturalmente. Desde empezar a dar hockey hasta ir a esquiar, o ir a las Cataratas del Iguazú, entonces pensé en comprar algo que la sociedad hoy necesita”, contó en relación a la campaña por el ecógrafo.

“Hablé con el doctor Damián Silva, que es el encargado de la sala. Nosotros habíamos pensado en un respirador, pero nos dijo que en este momento necesitan un ecógrafo”, explicó.

Además, este año Reinventar implementó el voluntariado del doctor Román González, quien brinda un acompañamiento clínico, en una sala dispuesta en las instalaciones ubicadas junto a la cancha, en Vélez Sarsfield 491.

A partir de ese vínculo, el doctor Silva, jefe de Román González en el Hospital, les propuso adquirir un ecógrafo que “superado el Covid-19, iría a un lugar donde los demás médicos puedan utilizarlo”, destacó Granel.

El presupuesto del Ecógrafo Wifi Doppler es de 605 mil pesos. “Ya nos donaron 3 mil pesos. Entonces, pensamos que si 600 personas donan mil pesos, sería rapidísima la compra, porque además el aparato tarda 20 días en llegar”, se entusiasmó y confió en el resultado de esta campaña, teniendo en cuenta que cuando anunciaron el proyecto de llevar a Las Pumas a Las Cataratas, “en dos horas conseguimos el valor del viaje”.

Las protagonistas

La presidenta de Reinventar compartió que “las chicas están re felices” y que aceptaron la iniciativa con mucho entusiasmo, incluso proponían más campañas para comprar aparatología para el Hospital de Niños.

“Fue cómico, porque podrían haber salido con que ‘nosotras queremos viajar’, tienen entre 16 y 18 años las chicas de la categoría a la que le planteamos la propuesta. Es la edad de la adolescencia, son las más grandes, las que están en la última etapa del secundario. Justo habíamos hecho una salida en bicicleta y algunas no tienen, entonces no fueron. Cuando volvimos, les conté la idea que tenía, y se entusiasmaron”, comentó.

En este año de aislamiento y cuarentena, Reinventar no pudo concretar la correcaminata anual que siempre le permite reunir fondos. Tampoco, las ventas de pizzas al por mayor, donde se juntaban a cocinar con los padres y voluntarios. Entonces, solamente les queda esta alternativa de recaudar para el ecógrafo a través de una campaña de aportes.

“Confiamos en que la gente siempre nos acompañó, y es una forma de educar y de acompañar a las adolescentes en este proyecto”, consideró. También destacó que la acción va dirigida al bien de toda la comunidad, en un momento en que la salud es prioridad.

Con las Damas

Por otra parte, la presidenta de la ONG  informó que la donación se realizará a través de la Comisión de Damas del Hospital Ramón Santamarina, y sus integrantes le confiaron el deseo de que Las Pumas sean las protagonistas porque es su premio al esfuerzo escolar.

“Nosotros siempre tratamos de unirnos a otras instituciones para que sea más liviano el trabajo y el esfuerzo”, sostuvo. En ese camino, crearon una cuenta bancaria especial para la compra del ecógrafo que las chicas entregarán al Hospital, a través de la cual se ilusionan con alcanzar la meta lo antes posible para tener el aparato en diciembre.

“Estamos muy agradecidos con las familias y la sociedad”

“Este año fue complejo en cuanto a las necesidades. Si bien Tandil tiene un amplio sector que pudo soportar la situación económica, muchas familias la pasaron mal”, expuso Catalina Granel desde su rol como presidenta de Reinventar Tandil, ONG con sede en Las Tunitas.

“Nosotros después de marzo, que se paró el país con la cuarentena, empezamos con 5 familias y terminamos acompañando a 30 familias, reforzando lo que el Municipio les da. La verdad es que fue un año bastante desgastante”, reconoció.

Valoró que las familias les avisaban cuando ya no necesitaban la ayuda. “Agradecemos un montón cómo nos respetan, la verdad; porque cuando teníamos 30 familias después pasamos a 15 ya que empezaron a trabajar. Estamos muy agradecidos con las familias, igual que con los contagios de Covid que nos van avisando que están aislados. La verdad es que nos cuidan un montón y eso es porque realmente nosotros somos responsables. Estamos muy agradecidos con los padres, las familias y la sociedad”, expresó.

Por otro lado, al celebrar 15 años, manifestó que “pensamos en todo el recorrido que hemos hecho en este tiempo con Las Pumas” y por caso, reflexionó que “he cruzado a chicas que se han ido mal de Reinventar, porque uno les pone límites. Cuando eran adolescentes trataban mal a las mismas compañeras y se han ido mal porque en ese momento ellas estaban mal, en la adolescencia, la rebeldía y problemas familiares. Con los años, me crucé a una de ellas que tiene 23 años y me dijo ‘ojalá yo hubiera disfrutado más Reinventar’. Esa chica está en camino, tiene una familia linda, pero se dio cuenta de que en su adolescencia se había confundido”.

En este tiempo de pandemia, señaló que entre aperturas y cierres de la actividad deportiva, algunas jugadoras de hockey contaron que pasaban los días tiradas en la cama y no tenían horario para levantarse. Mientras tanto, las familias salían a trabajar y no sabían qué hacer para sacarlas del estado de depresión.

En simultáneo, sin escolarización presencial y con pocos espacios para compartir entre adolescentes, Reinventar detectó un incremento notable en la cantidad de inscriptas. Hubo jóvenes de 17 años que contaron que empezaron la actividad porque sus padres las obligaron, al notar que estaban mal.

En simultáneo, se potenciaron los conflictos familiares a partir de los problemas económicos, del cambio en las rutinas y de la angustia. En este aspecto, la ONG mantuvo un diálogo mucho más fluido con la Secretaría de Desarrollo Humano del Municipio y la Dirección de Niñez y Adolescencia.

El Zoom

En estos tiempos difíciles, Catalina Granel destacó que “el objetivo general del proyecto de Reinventar, con la educación a través del deporte, pensamos que fuera un lugar de referencia, y realmente es así. Ellas van, cuentan sus cosas en el taller de valores”.

En ese sentido, compartió una anécdota de esta pandemia. “Cuando un día pudimos hacer actividad física, con un sol hermoso, la categoría de 10 a 12 años, que es la adolescencia de hoy, quería un Zoom. Como los padres para Reinventar les prestaban el celular porque estaba programado el Zoom y lo habían pasado re bien, para nosotros era algo terrible porque era un día hermoso y queríamos actividad física. Ellas, como era una moda, no habían tenido Zoom en la escuela, además muchas no tenían conectividad, estaban tan contentas con el Zoom de Reinventar, que se juntaban, para ellas era una novedad”, describió.

En ese grupo de chicas, la mayoría refería que no contaba con un dispositivo conectado a internet y debieron seguir el aprendizaje a través de los cuadernillos. En ese sentido, Reinventar mantuvo el espacio de apoyo escolar y consiguió que el Municipio les brindara la conexión a internet que utilizan gracias a las notebooks de los profesores voluntarios.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario