fbpx Qué especies de árboles se pueden plantar en Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Qué especies de árboles se pueden plantar en Tandil

El Eco

En pleno contexto de pandemia hay temas que escapan de las noticias cotidianas sobre el coronavirus y sus efectos y hacen a la planificación integral de la ciudad de cara al futuro próximo. En ese marco, el cuidado del medio ambiente pensando en una ciudad sostenible resulta vital.

El arbolado público urbano es una de las notas distintivas en este plano para cualquier ciudad que proyecte una mejor calidad de vida para sus vecinos.

A simple vista hay varias especies de árboles que predominan en la ciudad, pero para la Dirección de Espacios Verdes se deben utilizar algunas en específico.

“Cuando un vecino desea poner un nuevo árbol sobre la vereda no puede poner el que quiera, sino que debe llamar a Espacios Verdes y nosotros, luego de analizar una serie de cuestiones entre las que se incluye la calle en la que estará ubicado como así también los otros árboles de la zona, se le emitirá un informe al contribuyente indicando la especie que debe plantar”, aseguró a este medio Luciano Jauregiber.

No hay muchas opciones, según el propio Jaureguiber existen “pocas especies en relación a la cantidad de árboles” con las que se suele trabajar. Si bien sería más armónico contar con las mismas especies en toda la ciudad, existen diferentes condiciones que hacen que se deba ir variando según los pedidos de los vecinos. Por ejemplo, si solamente se plantaría una especie de árbol y la misma luego se ve afectada por una bacteria, haría que todos los ejemplares se mueran y generen un problema mayor al no tener alternativa.

Plan Forestal del Bicentenario

Durante los últimos días se informó que el Municipio de Tandil avanza con la plantación de nuevos árboles en diferentes zonas de la ciudad.

En esta etapa se están plantando ejemplares de Acer saccharinum, Acer buergerianum, Ligustro japónico, Fresno Dorado, Fresno Rojo, Fresno Americano, Lagerstroemia y Tilo.

El Plan Forestal del Bicentenario fue creado en el marco del Acuerdo del Bicentenario y como parte del trabajo en el eje estratégico denominado Tandil sostenible se formó una Mesa forestal del Bicentenario, que conforman el Municipio, la Universidad e instituciones y organizaciones comunitarias.

En esa mesa se comenzó a trabajar en el desarrollo del Plan Forestal del Bicentenario, en el que se definieron y consensuaron los lineamientos de la forestación integral de Tandil, se determinaron los mecanismos de plantación, generación de ejemplares, especies y tipos de árboles y zonas a intervenir.

El objetivo trazado es la plantación de más de 10.000 nuevos árboles en diversas zonas de la ciudad durante 5 años, a razón de 2.023 ejemplares por año.

Poda

Jaureguiber explicó a este medio lo que suele ocurrir cotidianamente en el área de la cual es el responsable. “No es motivo de poda que el árbol sea grande ni es motivo de poda que el árbol toque los cables de luz ya que conviven con ellos”, señaló.

A través de sus palabras, hay una serie de cuestiones que hace que el vecino sienta la inquietud por la poda: se tapa la canaleta del hogar, se acumulan hojas sobre la vereda, se levanta la raíz o está seco una parte. Pero también hay una cuestión casi cultural, que señala que los árboles deben podarse para juntar los frutales que brinda el árbol y, por otro lado, que a veces se necesita de la leña que brindan los mismos para calefaccionarse.

“La poda se hace en cualquier momento del año, la que nosotros llamamos de levante, que es cuando una rama obstruye de algún modo a una persona en una acción cotidiana. Lo que se llama poda de descope no se hace”, resaltó.

Según destacó Jaureguiber hay momentos más propicios que otros cuando se trata de una poda programada por algunos de los motivos señalados. “Lo ideal es hacerlo más cerca de la primavera porque se evita que el crecimiento posterior origine nuevos inconvenientes”, dijo.

Pero no cualquier persona puede realizar la poda sobre un árbol que se encuentra en el espacio público. “Si una persona quiere podar su árbol tiene que tener un permiso de Espacios Verdes. Se comunica con la dirección y nosotros acudimos al lugar para emitir un permiso para realizarlo o para decir que no es necesario”, afirmó y añadió que “si el particular quiere apurar los tiempos una vez obtenido el permiso del área y contratar a un podador privado, en ese caso hay un registro de jardineros que nosotros tenemos para que puedan llevar adelante la acción, ya que han sido capacitados para tal fin”.

Si un vecino poda un árbol sin tener autorización podrá ser multado. Si un vecino poda un árbol con autorización del área pero con un jardinero que no realizó la capacitación indicada también será multado, no solamente el contribuyente, sino también el profesional. El objetivo es que todos los que realicen la acción lo hagan en base a los mismos criterios.

Los criterios harán luego que no haya desequilibrios en el arbolado público y que las diferentes especies puedan crecer de forma correcta. Además, los árboles deben ser podados en lugares precisos para que su crecimiento posterior pueda ser armónico a las necesidades.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario