fbpx Arqueólogo de la Unicén no descartó que aún existan túneles vinculados al Fuerte de Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Arqueólogo de la Unicén no descartó que aún existan túneles vinculados al Fuerte de Tandil

Mientras se aguarda para hoy el tratamiento legislativo del proyecto para conformar una comisión dedicada a develar el misterio de los túneles de Tandil, el arqueólogo de la Unicén Julio Merlo deslizó una primera hipótesis sobre las estructuras subterráneas ubicadas en la antigua casa de Juan Fugl. Tras un análisis desde la arqueología de la arquitectura, deslizó que podrían responder a una cámara de aire para evitar humedades en la vivienda de 1860. Sin embargo, no descartó la posibilidad de hallar túneles y puso sus expectativas en futuras investigaciones.

En diálogo con “Tandil despierta” (Eco TV y 104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios), el arqueólogo explicó que “venimos trabajando desde el 93 en varios sitios históricos. Son todos fuertes y fortines, y la relación del contexto en distintos lugares de la provincia de Buenos Aires. En el caso de Tandil ya hace un tiempo venimos con la idea de empezar a hacer excavaciones. Solamente hemos hecho algunos sondeos para ver la presencia de materiales”.

El profesional del Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano (Incuapa-Conicet) adelantó que desde el Municipio apoyaron el proyecto y ya tiene autorización para realizar tareas en el patio de una vivienda céntrica de la ciudad.

En este sentido, evaluó que deben realizar “sondeos sistemáticos para ver la potencialidad que puede tener el Fuerte Independencia de Tandil en cuanto a la presencia de materiales arqueológicos relacionados al Fuerte. Entre eso, como uno analiza el contexto, estuvimos analizando toda la zona dentro de lo que se puede. Tengamos en cuenta que donde estaba el Fuerte Independencia está totalmente urbanizado y es complejo trabajar en zonas urbanas, hacer arqueología urbana”.

Julio Merlo explicó que “uno de los lugares que fuimos a ver fue la Casa de Juan Fugl, que es en la actualidad una escuela, y estuvimos mirando -esto hace unos años atrás- los supuestos túneles, que ya había salido en otro momento esta información, para ver qué relación tenían con el Fuerte”.

Una hipótesis

En este sentido, el arqueólogo destacó el trabajo del concejal José Luis Labaroní para reflotar esta inquietud “porque es siempre la incógnita que tiene Tandil, el tema de los túneles en relación al Fuerte, a la defensa contra los indios. Entonces es importante tratar de aclarar esto. En realidad hay que seguir haciendo investigaciones, pero yendo a estos supuestos túneles que están debajo de la casa de Juan Fugl, creo que no están relacionados con el Fuerte ni tampoco son túneles”.

Sin embargo, desarrolló su hipótesis y aclaró que hace unos años visitó el subsuelo, a partir de herramientas de arqueología de la arquitectura. En ese sentido, atribuyó las estructuras de ladrillos con arcos de medio punto al sostén de las casas antiguas y al método que se utilizaba para evitar la humedad en los muros.

“Normalmente tenían una entrada y una galería, elevadas. Estaban altas por una cuestión de inundaciones, crecidas de agua como en Olavarría, y en el caso de Tandil por humedad. Estas entradas tenían escalinatas y como se hacían de material de mosaicos, con una estructura bien firme, el arco de medio punto le daba sustento a esa galería. Convengamos que para esta época, estamos hablando de 1860, no existía la estructura de hormigón o el cemento, entonces había que hacer estructuras que soporten peso”, describió.

Agregó que “como la casa de Juan Fugl está justo en una esquina donde el terreno sube y en otro lado desciende, por las calles, la pendiente natural del terreno, debajo de los pisos de madera hay como una especie de espacios que no llegan a ser sótanos y en otras casas sí. Por la humedad, que normalmente sube por las paredes unos 70 centímetros, se construían estos espacios con ladrillos, pilares, tirantes de pinotea -que era la madera que se usaba en la época y muy resistente-, y el piso de madera arriba. Este espacio está hecho para que no entre humedad a las habitaciones”, concluyó.

A pesar de su hipótesis, el arqueólogo expresó que “en ningún momento descarto la posibilidad de que hayan habido túneles, el tema está en darle una buena sustentación empírica, comprobable, de que esos túneles hayan sido del Fuerte o después hayan sido otras estructuras o túneles para otros fines o hayan sido reciclados o tapados por la misma construcción”.

Por último, indicó que vendrá a Tandil para comenzar con algunas excavaciones y transmitió tranquilidad a los vecinos, ya que avanzan en espacios abiertos con perforaciones de entre dos y cuatro metros. Además, aclaró que la idea no es expropiar y que los descubrimientos se recuperarán en beneficio de toda la comunidad.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario