Catalina Mórtola de Bianchi, artista del pincel y el grabado

Tenía una visión clara de lo que hacía, sentido de los valores, técnica segura, gran sensibilidad. El avance productivo esclareció en ella un espíritu en constante proceso de superación.
Poseyó  la virtud de no quedar aprisionada en una fórmula y de no limitarse al virtuosismo manual, de mero oficio; práctica sin arte, según dijo el clásico en admonición certera. Esta es la inquietud verdadera: La de la correlación entre asunto y forma comunicativa. Renovarse en conformidad con el carácter  propio  de la cosa expresada era índice para  la artista, de vivo fluir emotivo.
Catalina Mórtola nació en el año1889, en Capital Federal y murió en 1966.
?Cata?, su nombre artístico, dedicó cincuenta años al grabado, adiestrándose durante diez años, antes de presentar su primera muestra individual. En 1925 expuso, en Amigos del Arte, 38 grabados con paisajes de la provincia de Buenos Aires.
El Museo Municipal de Bellas Artes cuenta en su patrimonio con la obra ?El guardián?, aguafuerte sobre papel, paisaje en el cual se observa un horizonte muy bajo, donde predomina la vastedad del cielo. El terreno es amplio y simple. El cielo, tenue en el horizonte, adquiere tonos más acentuados en la parte superior. Las nubes coloran sus crestas según culminan, destacándose con matices finos y leves. En no pocas de sus aguafuertes imita incluso la técnica pictórica, comunicando a sus planchas el toque ligero de la pincelada y en otras va aún más lejos y obtiene objeto de luz radiante, generando ritmos dinámicos y profundamente bellos.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario