Con el proyecto “Libros que muerden”, la Sala de Lectura se suma a la Semana de la Memoria

El grupo Memoria por la Vida en Democracia, la Comisión de Asociados del Banco Credicoop y la Sala Abierta de Lectura se congregaron con el objetivo de articular acciones en pos de propuestas culturales abiertas a toda la comunidad. En esta oportunidad, se unieron para que toda la comunidad de Tandil pueda acceder de forma gratuita a la muestra “Libros que muerden”, del centro cultural La Grieta y Biblioteca Popular La Chicharra de la ciudad de La Plata.

En diálogo con El Eco de Tandil, la directora de la sala Silvina Guaita y la bibliotecaria Rocío Carreira brindaron detalles de lo que es la muestra preparada por la propia institución y la que recibirán desde La Plata en junio.

La muestra “Libros que muerden” propone abordar el tema de la reflexión política y la construcción de la memoria colectiva a partir de los libros infantiles y juveniles censurados durante la última dictadura cívico-militar. La literatura infantil y juvenil fue considerada un medio de potencial peligrosidad para la transmisión de ideologías adversas al régimen cívico-militar. Mediante la censura, el autoritarismo y la represión cultural se introdujeron en el ámbito educativo y en la vida cotidiana de las personas.

“Calculamos que fueron alrededor de 100 los libros censurado en esta época aunque pueden seguir apareciendo decretos que lo modifique. Las temáticas generalmente tienen que ver con lo ideológico y lo que le preocupaba a la dictadura era el tema de las cuestiones sociales o el hecho que se pueda revertir el orden”, especificó Rocío Carreira.

Desde la sala manifestaron que la propuesta en sí consiste en talleres y visitas guiadas que introducen a la comunidad a la reflexión acerca de la censura, la memoria y la multiplicidad de voces que cuentan la historia. Para ello se utilizan los libros que fueron prohibidos como herramienta de aproximación, para ser leídos, pensados y discutidos sus sentidos, sus interrogantes y las razones de los diferentes destinos que sufrieron.

Los ejes conceptuales son la misma ficción que proponen los libros que sufrieron la censura, ingresar en su lenguaje ficcional para acercarnos a la historia; haciendo énfasis en una interpretación que se abra a las preguntas, al humor y al encuentro. Se pretende generar lecturas que permitan pensar el pasado y el presente así como abrir preguntas acerca del por qué, para qué, cómo y por quiénes fueron censurados estos libros.

La misma está dirigida a niños, jóvenes y adultos de los distintos niveles y modalidades del sistema educativo formal como así también de organizaciones culturales y sociales y a la comunidad en general.

Distintas acciones

En lo que respecta a las acciones previas a la muestra, los organizadores marcaron como interesante que las instituciones y las bibliotecas en general puedan generar distintas actividades en torno a la temática. De esta forma, podrán conocer textos e ilustraciones de autores, colecciones y editoriales censuradas a través de visitas a la biblioteca escolar y barrial, para esto recomiendan consultar a los bibliotecarios de bibliotecas escolares y populares sobre la presencia del material. Por otro lado, conocer vida y obra de los autores; organizar mesas de libros; lectura por parte del docente y/o bibliotecario y llevar material bibliográfico al hogar para compartir en familia.

Por otro lado, el viernes 21 de abril, 12 de mayo y 2 de Junio a las 18 en la Sala Abierta de Lectura, se llevará a cabo un encuentro para docentes de nivel inicial y primario y bibliotecarios de instituciones educativas y de bibliotecas populares.

Por último, la muestra se realizará el jueves 15 y viernes 16 de junio en el espacio de la Sala Abierta de Lectura de 8.30 a 10; de 10.30 a 12; de 13.30 a 15; de 15.30 a 17 y a partir de las 18.30 para el público en general. Allí encontrarán una exposición de libros, visitas guiadas y talleres.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario