Con temperaturas cercanas a 30º, el verano anticipó su llegada y sofoca a los tandilenses

Entre los que buscan la sombra para evitar así sufrir las altas temperaturas y aquellos que, por el contrario, van por la vereda del sol buscando ese bronceado que los ponga a tono con la próxima temporada, la primera semana de noviembre marcó la llegada de un ?veranito? de manera anticipada.
Es, al parecer, la antesala de lo que será un verano más que caluroso. Contentos entonces los que disfrutarán pasar sus horas bajo esos rayos y, no tanto, aquellos que se valen de lo primero que tienen a mano para ventilarse, aunque más sea con el aire más que cálido.
?Es normal pero no es común sobre todo para nuestra zona? dijo ayer el mayor Gustavo Czop, al analizar el fenómeno climático desde la estación meteorológica con asiento en la VI Brigada de la Fuerza Aérea.
?Es poco común y es diferente a la media no sólo respecto a Tandil sino a la zona centro y norte del país, donde tenemos esta irrupción de aire cálido bastante importante, que podríamos definir más que cálido, caluroso? explicó, tras una sucesión de jornadas que mostraron temperaturas superiores a los 25º y con sensaciones térmicas aún más elevadas.
En Capital Federal, se dio la sensación más elevada alcanzando los 37º.
?Se da por una situación particular de cómo se presenta la situación atmosférica. Si lo comparamos con el año pasado fue todo lo contrario, donde tuvimos record de heladas para esta zona y toda la sudeste, centro y sur de la provincia de Buenos Aires? indicó, al cotejar lo vivido en 2007.
En particular, señaló que se trata de ?la particularidad de las masas de aire que están afectando todo esto, debido a una circulación atmosférica en niveles medios, hace que las masas de aire frío se vean desviadas hacia el océano Atlántico desde el sur de la provincia y norte de la Patagonia?.
Ese fenómeno es denominado por los especialistas como ?bloqueo?, porque es lo que no deja ingresar el ?mal tiempo?. Por eso se mantiene la circulación de aire de latitudes más bajas y cálidas, y que se trasladen entonces hacia estas latitudes donde no son tan características a esta altura del año.
Durante septiembre, octubre e inclusive noviembre, Tandil atraviesa temperaturas consideradas de ?transición?, aunque esta semana se observó algo distinto: ?no es común que tengamos estas temperaturas tan elevadas. Este año, en particular, se dio que por esta situación tengamos este clima tan benigno con precipitaciones que irrumpen cada 4 o 5 días, con este aire cálido que hace un clima tan benigno?.
Sobre la irrupción de lluvias y tormentas estilo veraniegas, el profesional estimó que ?se esperan pero estamos evaluando y ahora nos está dando lluvias leves aisladas, descartando lo que días atrás nos daba como precipitaciones de más importancia?.
El efecto de los vientos en rotación generó que durante la madrugada de ayer se sintiera cierto alivio, pero desde ayer mismo por la tarde y a partir de hoy se sentirá un nuevo aumento de la temperatura.
?Incluso para los próximos días no se ven irrupciones de aire frío muy importantes, por lo que podemos hablar de que tenemos un veranito o al menos una primavera generosa? señaló, antes de anticipar algo de lo que se prevé a partir de diciembre.
?No podemos hacer ese análisis pero de acuerdo a las fuentes que lo realizan están considerando que probablemente sea un verano con temperaturas más elevadas, respecto a las que tuvimos el año pasado? concluyó.

El riesgo para mayores,
obesos y chicos pequeños

Profesionales y entidades médicas, recomiendan ante estas irrupciones de calor que si siente algunos de estos síntomas (leer Señales) refúgiese en un ambiente fresco y aireado, o a la sombra si está al aire libre, y aflójese la ropa.
También sugieren que le controlen la presión y el pulso, mójese con agua fría -no helada- la cabeza, axilas y el tronco, o cúbrase con una toalla húmeda. Coma algún alimento salado e ingiera líquido sin alcohol. No se deben utilizar antitérmicos (aspirina, paracetamol, ibuprofeno). Si la mejoría no llega en los minutos que siguen a la descompensación se requiere atención médica inmediata.
Señalan que los mayores, los obesos y los chicos pequeños tienen mayor riesgo de sufrir golpes de calor, así como los enfermos y quienes toman ciertos fármacos o han ingerido alcohol. Como los niños generalmente no piden agua y realizan mucha actividad física, los padres deben estar atentos si el chico de repente está somnoliento y acalorado. Conviene tener siempre agua potable a mano y ofrecerles cada tanto.
Los bebés que se alimentan exclusivamente a pecho no necesitan tomar agua, pero no hay que exponerlos al sol directo hasta los seis meses. Es necesario mojarles la piel y consultar ante baja reacción, diarrea o vómitos.
En los ancianos la deshidratación puede pasar inadvertida, dado que su ritmo biológico es más lento y, cuando tienen sed, ya están deshidratados. Se les debe ofrecer por lo menos un litro y medio de agua por día, repartidos en catorce vasos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario