¿Cuáles son los productos que más aumentarán por la suba del dólar?

El Eco

Hay una regla sencilla para entender por qué los productos importados costarán más. El comercio internacional se maneja en dólares, de manera que si se necesitan más pesos para comprar un billete norteamericano, hacerse del bien al final del camino requerirá un desembolso mayor en moneda local pese a que su precio en dólares no haya cambiado.

Se trata principalmente de los bienes importados, entre los que se cuentan variedades muy cercanas al gusto y a las necesidades del consumidor argentino que van desde remedios, bananas y carne de cerdo hasta motos, atún en lata y consolas de videojuego, para citar algunos ejemplos.

En los casos en que los medicamentos son cubiertos por una obra social o por el Estado a través del sistema de salud pública, el usuario final no notará los cambios (aunque sí quienes se los proveen).
Alimentos

La devaluación también se notará en las verdulerías y en las carnicerías. Sucede que muchos de los productos que allí se venden provienen en parte desde fuera del país y su precio está atado al dólar.

Como el caso de las bananas, que vienen de afuera. El año pasado se importaron más de 485.000 kilos (por encima de los 433.466 del año anterior) y se pagaron US$239 millones. Su traslado a precios dependerá de la decisión de los importadores y la predisposición de los consumidores a convalidarlo.

En el caso de la carne, la situación también es compleja. Por un lado, el país es exportador de productos vacunos, que tienen un mercado exterior fijado en dólares. Esa condición empuja al alza los valores en los mostradores.

Hay que hacer una aclaración fundamental: la cuenta anterior funciona sólo en los casos en los que el traslado a precios de la devaluación de los importadores es completo. No menos cierto es que puede haber situaciones específicas en cada negocio -como un exceso de stocks, o menor demanda de los compradores- que moderen el tamaño de los aumentos.

Fuente: La Nación

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario