Desde la Campaña por el Aborto repudiaron la actitud de los grupos provida y pidieron un Estado laico

Desde la Campaña por el Aborto pusieron en duda la celeridad con que se llevó a cabo el allanamiento en la clínica del doctor Cardozo.

El Eco

Quienes forman parte de la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito dieron a conocer un comunicado que tiene la animosidad de rechazar las acciones llevadas a cabo desde el sector opuesto, considerando que son actitudes irrespetuosas, antidemocráticas y “antiderechos”. En tanto que destacaron que desde su agrupación siempre han asumido con respeto las decisiones individuales, así como los “mecanismos democráticos de convivencia”.

Todas las personas que integran la Campaña, además militan por la implementación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral y del acceso a los anticonceptivos, y subrayaron que siempre han difundido fundamentos, ideas, datos, estadísticas, así como han escuchado y contado la realidad dolorosa de muchas familias que perdieron a sus hijas, hermanas, madres, nietas, producto de esa clandestinidad, remarcando que todas estas acciones han sido desde una postura respetuosa.

“Sin embargo en este contexto donde venimos ejercitando escuchas, diálogos y debates maduros, no todos los sectores de la sociedad actúan en un marco de respeto por las diferencias de posiciones”, advirtieron. Hicieron referencia, entonces, que principalmente luego de la media sanción a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, las personas nucleadas en sectores autodenominados “provida” vienen desplegando “prácticas violentas, antidemocráticas, temerarias”. Cabe destacar que su consideración apunta a que este sector tiene una participación especial proveniente de sectores religiosos, “pero en los que también se reconoce el machismo laico”.

La intolerancia
en aumento

Desde la Campaña, contaron que a lo largo del país, en distintas ciudades, los ataques a las libertades personales y de conciencia, “que vienen cometiendo cuando intentan imponer sus ideas fundamentalistas”, han sido innumerables. De hecho, fueron anoticiados de adolescentes atacadas en las calles por portar un pañuelo verde; estudiantes sancionados por llevar esa misma identificación a su escuela; negar admisiones a puestos de trabajo argumentando la postura a favor del aborto de las postulantes, así como escraches a quienes no comparten sus posturas, como ocurrió en Tandil con el Ministro de Salud.

“Es evidente que en nuestra ciudad estas expresiones intolerantes se han venido agravando”, aseveraron, haciendo referencia a lo ocurrido el pasado martes en el consultorio del médico Germán Cardoso.

Relataron su preocupación por el desempeño de este grupo de personas, a las que describieron como “antiderechos”, que se apostaron afuera del consultorio a rezar, y se llevaron a la mujer de 30 años que junto a su hermano se había trasladado desde Capital a esta ciudad para interrumpir su embarazo. “La intención era convencerla de que no lo haga”. Sin embargo, de acuerdo a la descripción, luego de horas de acoso verbal no obtuvieron el resultado esperado acompañaron a la joven a la Clínica y dieron intervención al 101. “Inmediatamente consiguieron una orden judicial logrando la también veloz presencia del fiscal Borean y del instructor judicial D’Alfonso en el lugar”.
Como ya fue de público conocimiento, tras el allanamiento se interrumpió el procedimiento y se trasladó a la mujer al Hospital donde terminaron con la práctica.

Desconfianza
del procedimiento

“Hemos escuchado que estas personas que rezan, no pertenecen a ningún grupo y que sólo lo hacen, o aconsejan a otras personas, con actitudes espontáneas”, contaron. Sin embargo, la celeridad con que se desarrolló el procedimiento de investigación les despierta desconfianza, ya que estiman que “poco habla de espontaneismos”.

“Rezar en una vereda, llevar a la joven a tomar un café, mostrarle videos intimidantes, trasladar a dos más a distintos puntos de la ciudad, filmar un video de esas charlas aleccionadoras y subirlo a las redes, llamar al 101, conseguir con urgencia la presencia de efectores de la justicia, obtener con celeridad una orden de allanamiento, en principio no parecen obra de la casualidad, sino más bien sugieren tácticas de comunicación entre distintas instituciones así como un importante nivel de organización y corporativismo entre sectores antiderechos”, denunciaron.

En esta misma perspectiva, detallaron que además hay versiones que vinculan toda esa escena directamente con algunos actores de la Iglesia local. Las mismas apuntan a que una de esas personas antiderechos se habría hecho pasar por una tía de la joven y la acompañó todo el tiempo, incurriendo en una mentira para estar en la habitación. “Incluso que el sacerdote de la iglesia Santa Ana, estuvo en el pasillo del Hospital en cercanías de la habitación, que Rodríguez Varela (la hija del Defensor del Dictador Videla) le habría mandado un video, y que el hermano de la joven durmió en ese mismo templo”.

Ante semejante situación, desde la agrupación se preguntaron algunas cuestiones: “si la mujer pretendía realizarse una práctica de interrupción enmarcada en las causales que contempla la ley vigente, definidas como aborto no punible, o si su embarazo era producto de una violación, o si estaba motivado en la afección a su salud”.

Entonces, plantearon si realmente cualquier persona que llama al 101 puede conseguir con tanta premura un allanamiento y la presencia de las máximas autoridades judiciales. “¿El resto de las causas que tramitan en el poder judicial de Tandil, las de abuso sexual o las de violencia tienen efectos y respuestas tan efectivas e inmediatas?”, cuestionaron, analizando si es que el elevado número de archivos de esas causas por denuncias que se ve en los Registros son falsos.

Fortificar
la democracia

Luego de esta serie de cuestionamientos, también se preguntaron si se tomará alguna medida respecto a “este grupo de personas antiderechos que se llevaron a una mujer para convencerla y que luego se infiltraron -burlando la ley- en la habitación para adoctrinarla con discursos y mostrándole videos que juzgan su decisión, al punto de atormentarla”.

Más inquietudes fueron planteadas por la Campaña Nacional por el Aborto en su comunicado: “¿Es el aborto una práctica necesariamente traumática, cómo sugieren los antiderechos? ¿O lo que genera el trauma son las condiciones de clandestinidad y vulnerabilidad en que se realiza, de la que estos grupos se aprovechan para movilizar la culpa e imponer el mandato de maternidad que todavía pesa sobre las mujeres?”.

La respuesta que encontraron y dieron a conocer es que la única manera de fortalecer la democracia es la ampliación de derechos y el respeto de las libertades de conciencia que se manifiesta en el Estado Laico. “Es al que pertenecemos y al que creemos imprescindible seguir defendiendo con nuestros discursos y prácticas, en nuestras vidas cotidianas, en nuestras decisiones como ciudadanas y ciudadanos y en el accionar de nuestras instituciones”.

El camino hacia una
Ley que será historia

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Tandil recordaron en su texto que el pasado 14 de junio se aprobó la media sanción de la ley que decide terminar con la clandestinidad del aborto y tratar a los graves problemas de salud pública que trae aparejada, “como es la muerte de las mujeres y las lesiones que muchas veces sufren como consecuencia de las condiciones de clandestinidad”. El tratamiento en el Senado de la Nación ya tiene fecha y por ello el 8 de agosto será “un día que sin dudas pasará a la historia”.

“Las calles, las plazas, las casas, serán otra vez escenario de la práctica democrática; escucharemos con atención y la mayoría del pueblo argentino y del mundo esperamos una respuesta estatal a esta problemática”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario