Día Mundial de la Prevención del Abuso Sexual Infantil

?Hoy, 19 de noviembre, es el Día Mundial de la Prevención del Abuso Infantil, pero algunas ONGs e instituciones que trabajan en la prevención del abuso sexual infantil toman como prioridad éste, dentro del abuso infantil, consecuentemente lo consideran y hacen actividades en relación a la prevención del ASI. En realidad es un día simbólico porque las actividades se tendrían que programar de forma sistematizada?, comenzó diciendo Marega.
-¿Tandil cómo está posicionada en materia de prevención?
-Estamos muy atrasados, creo que una de las razones es la falta de concientización que hay de los adultos que por sus funciones ?de padres o docentes- son responsables del cuidado y protección del niño y niña.
Nosotros hemos visto,  cuando hemos convocado con mi hermano que es psicólogo social, a través del Centro de Sexualidad y Educación y juntamente con la doctora Amelia del Sueldo, el poco interés, sobre todo en docentes en edad escolar. Cosa que no sucede en otras ciudades donde existe una sincera intención de prevenir.
Acá en Tandil cuando hemos querido plantear la necesidad de que hay que tomar conciencia y ponerse a trabajar para hacer prevención de este tema tan delicado para trabajar con los niños y las niñas,  notamos mucha resistencia, sobre todo en jardín preescolar, y también Municipal, porque este proyecto de capacitación de docentes ya lo conocen desde hace cuatro años.

 

 

Diálogo y prevención
-¿Todavía pensarán que ?mejor de esto no se habla??
-Habría que preguntarles a ellos porque quizás tengan otro tipo de capacitación,  pero creo que no existe. Si hay,  puede ser teórica, que no es lo mismo que una capacitación vivencial, por ejemplo a través de un taller aprendiendo a trabajar con los recursos para que los niños y las niñas reciban un buen cuidado desde los adultos.
No se trata solamente de enseñar a un niño que no se acerque a un perro desconocido porque lo puede morder. Se trata de hablar de sexualidad e incluso a veces hablar de personas que son allegadas a la confianza del niño o la niña. Entonces hay que ser muy delicado, cuidadoso, el adulto debe trabajar sus propias habilidades sociales para tocar estos temas con los chicos, porque a su vez tiene que ser confiable y creíble para los chicos generando un espacio donde si alguna vez se encuentra (un niño o una niña) en una situación dudosa, pueda acercarse al padre, al docente, en edad preescolar, para pedir ayuda.
-Estamos hablando nada menos que prevenir delitos contra el sector más vulnerable de la sociedad. ¿Cómo puede ser que no se tome conciencia de esto?
-Son vulnerables desde su tamaño, desconocimiento? tantas cosas. No tengo la respuesta en ese sentido, pero me da mucha pena la anestesia social respecto del tema.
-¿Qué sería lo ideal para que niños y niñas estuvieran protegidos, a resguardo o atentos a señales?
-La concientización,  desde todos los lugares de la sociedad. El foco estaría en la capacitación de docentes en edad preescolar y  padres para que puedan obtener recursos para trabajar este tema con niños y niñas. Eso sería lo ideal, pero no sé porqué no se responde a esta urgencia. El abuso sexual infantil como otros tipos de maltrato como la trata, prostitución, pornografía, turismo sexual infantil está cada vez más difundido en nuestro país. La sociedad se debe mostrar interesada, por ejemplo las empresas pueden ayudar a través de un recurso que se llama Responsabilidad Social, en programas de educación, entrenamientos, talleres, etc.
Nosotros hace poco convocamos para hacer talleres y una de las razones que esgrimían los docentes era que era una actividad arancelada. Se trata de un costo mínimo. Pero si ésa es la razón, y una empresa pudiera ayudar, me pregunto ¿cuál sería la otra excusa para no capacitarse?
Incluso en un colegio religioso privado de nuestra ciudad dijeron que les parecía muy interesante la propuesta del taller, pero que no podían asistir a una capacitación de ese tipo porque debían guiarse por un programa católico…

 

 

Vulnerables
-Los derechos humanos de los niños y niñas van más allá de las diferencias religiosas?
-Por supuesto, religiosas y culturales, porque se trata de preservar la salud sexual de los más chiquitos, de las más chiquitas porque son personas indefensas y están a la espera de nuestro cuidado; es decir que los adultos somos responsables de la detección y la prevención.
-¿En los sectores más desprotegidos de la sociedad ?esto no significa que el delito sea monopolio de una clase determinada-, en las salitas no tendrían que existir estos procesos de capacitación en vías de detectar el posible abuso?
-Nosotros le hemos hecho la propuesta al doctor Miguel Lunghi, a Graciela Nogués, porque justamente es importante en los lugares más periféricos hacer los talleres in situ para capacitar a todo  el personal de salud que trabaja en la salita ya que son los que van a estar percibiendo las consultas y recibiendo a los involucrados en esto, tanto a los abusadores como a las víctimas, y creo que una capacitación vivencial que es específica es muy importante.
Por otro lado, son los docentes en edad preescolar ?insisto- que entrenándose tienen mayores herramientas para detectar estas situaciones. Además por ley se tienen que capacitar los docentes en este tema y por ley, si detectan una situación, la tienen que denunciar.
-Hoy habló de anestesia social?
-Sí, porque realmente me da muchísima pena, porque el daño que se causa en los chicos es de por vida, de alguna manera va afectar en su relación con los demás, su personalidad, su sexualidad y son tan vulnerables? además los adultos no pueden delegar su responsabilidad como cuidadores.
Y hablando de abuso infantil, más allá del sexual, que cometen los adultos en relación a la infancia, es la negación de la educación.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario