DIJO AMANDA HERMOSO ?Mi maestra, la señora de Arizpe, me decía siempre vos vas a ser escritora´?

-¿Es tandilense?
-No, pero así lo siento ahora. Nací en Sarmiento, provincia del Chubut, una noche helada del 20 de mayo de 1947. La infancia patagónica fue breve ya que a mis 7 años vinimos a vivir a Tandil, mi papá Marcelo, mi mamá Fina y yo. Allá quedaron la vastedad, los álamos, el desierto amarillo; mis primos rubios de ojos azules y una tía que me convidaba pan con dulce de leche.
La imagen del pueblo difuminándose en el horizonte la recuerdo hasta hoy.
-¿Qué recuerdos tiene de su infancia en la ciudad, la escuela, los compañeros?
-Continué los estudios primarios en la Escuela Nº 2 Carlos Pellegrini. Viví en el barrio de Paz al 800 y obedeciendo a un tiempo circular, hemos regresado.
Muchos de mis vecinos muy queridos aún continúan aquí y mantengo especial amistad con Marta Petite de Andiarena la mamá de Claudio y Darío, ambos profesionales reconocidos de nuestra ciudad. También jugábamos con Dorita Laxalt, hoy doctora en Dermatología y con Hugo Palacio, profesor de Física en la Universidad local. Estos amigos se han mudado del barrio aunque continúan en Tandil, con el resto nos saludamos a diario y es como si el tiempo no hubiera pasado. Cuando nos encontramos con Dorita siempre recordamos los paseos en mateo que hacíamos con mi abuelo Francisco Hermoso. Por supuesto hay muchas más amistades y recuerdos y sería extenso nombrarlos. Lo mismo digo con respecto a mis compañeros de escuela. Charito Masmela y Tobi Llanos son los que más recuerdo. Nunca volví a verlos. Por suerte, con muchos otros nos seguimos encontrando.
-¿Qué nos dice de su adolescencia, fue fácil o complicada? ¿Cómo era  tener 14 años entonces?
-Hubo de todo, como en todo adolescente, amor, inseguridad, asombro, desconcierto, pero compartí parte de la adolescencia con mi querida Ioia Simón (Mirta) y su hospitalaria familia. Nuestra amistad continúa. A veces reímos porque nos considerábamos terribles para lo que hoy sería un juego de niños (fumar a escondidas por ejemplo)

 

SEÑORA DE NADIE
Se casó muy joven, se divorció, se volvió a casar y ahora está sola ¿que quedó de esas relaciones?
-A los 14 años ya estaba de novia, me casé a los 20 me divorcié un tiempo después  y me volví a casar a los 27. Tengo dos hijos maravillosos. Son mi orgullo y mis dos soles. No importa si a veces hay desacuerdos. Yo lo siento así. Capturo lo esencial de las personas y no las diferentes capas bajo las cuales se protegen.

-¿Cómo fue su vida a partir del divorcio y lo pregunto porque esto fue hace muchos años, cuando no era ?naturalmente habitual??
-Mi vida fue muy dura. Siempre digo que me dediqué a llorar, estudiar y trabajar. Hoy, de esos tres elementos queda: estudiar y trabajar. La lucha me fortaleció y aprendí a nadar en cualquier tipo de aguas. No tengo rencores sino que siento en el pecho un amor muy grande por todo y por todos, aunque a veces, repito, surjan diferencias.
-¿Ha vuelto a enamorarse?
– Sí, del amor, de una idea, de un hombre, de los ojos de un niño, de un gesto; de la vida, de una sonrisa… El secreto está en apreciar el momento y no tratar de apresarlo como si fuera una mariposa en un alfiler.
-¿Cuándo comenzó a escribir y por qué?
-En la escuela primaria. Mis “redacciones” eran bellas, ilustradas con dibujos coloridos. Una de mis maestras, la señora de Arizpe decía: ?vos vas a ser escritora?.
A partir de mis 20 años escribí bastante pero sólo por catarsis, sin expectativa alguna y es  a partir del certamen internacional en cuento en los Estados Unidos, donde obtengo un primer premio y  decido publicar mi primer libro “Ríos en la soledad”,  eso fue en 1995. Y plena de veta creativa también publico un segundo libro “Sombras y luces”  en 1997, ambos con cuentos y poemas, algunos de ellos premiados.

?NO ME SIENTO A ESCRIBIR
SI NO TENGO NADA QUE DECIR?

En la actualidad siente la misma pasión por la escritura o hay períodos más prolíficos que otros y los que no lo son, sirven como espacios de pensamiento para futuras creaciones?
-Mire, si le sacamos los signos de interrogación a su pregunta sería sin duda mi respuesta, porque es verdad lo que apunta.
-¿Cómo ve el movimiento literario en Tandil?
-Es rico y contamos con gente de exquisita sensibilidad tanto en profesores como escritores y lectores.
-Hay quienes dicen que sus mejores creaciones han surgido en los peores momentos ¿es así o no? Y ¿qué porcentaje ocupa el oficio?, eso de sentarse a escribir aunque crea que no tiene nada que decir.
-Nunca me siento a escribir si no tengo nada que decir.En cuanto a mis creaciones han surgido en momentos de cambio o a partir de una frase o por un rasgo humano probablemente sólo por mí observado, todos son elementos disparadores, una situación, elementos de un paisaje, la variedad es infinita.
-La vena artística ¿viene de parte de su mamá,  una excelente pintora?
-Seguro, mamá tiene casi 93 y pinta todos los días. Por ella -como tituló aquel reportaje que me hizo en 1995- “aprendí el lenguaje de los libros”.
-Diría que el tiempo se pasa volando, pero es un lugar común.
-¡Se pasa volando!

?SOY UNA PERSONA POSITIVA?
-¿Qué es lo primero que piensa cuando se despierta?
-Hago una afirmación ?todo va a salir bien?.
-¿Le da resultado?
-Es una forma positiva de comenzar el día, se lo sugiero…
-¿Cómo es un día suyo?
-Me levanto temprano, desayuno y tengo un tiempo de lectura espiritual, oración y meditación. Siempre. El resto del día administro, hago compras, cuido el hogar… lo de toda ama de casa full time. A la tarde miro algún programa de televisión, pueden ser  películas, programas de literatura, información, salud. Leo, escribo reflexiones, invento algún personaje para futuros relatos… También voy al gimnasio o camino. Estudio distintos cursos y cada año digo basta,  pero seguro inicio otro. Si juntás los diplomas, tratan de dos temas: literatura y salud. Tengo tantas inquietudes y proyectos que necesito vivir 100 años más para cumplirlos, claro que no dejo que me perturben, los formulo, trabajo para ellos pero siempre de acuerdo con límites, tiempos y prioridades.
-Antes vivía en las afueras de la ciudad y ahora en pleno centro ?nuevamente-  ¿qué es lo que más le gusta y cuáles son las diferencias, ventajas y desventajas de un domicilio y otro?
-Es cierto que vivimos 15 años en una casa quinta. Fue una época de muchísimo esfuerzo y también muy enriquecedor. Ahora estamos en el centro. Es mucho más práctico. De todos modos se trata de etapas y no me apego a ninguna. Bienvenidas todas ellas.
-Hoy me decía que estaba enamorada de la vida, entre otros amores ¿está en pareja?
-No estoy en pareja, ni enamorada de una  persona en particular.

DE AQUI EN ADELANTE
-¿Cómo ve su futuro?
-Mi futuro se hace minuto a minuto y en cada uno de estos instantes trato de plantar buenas semillas en buena tierra. El resto es obra de leyes universales de causa y efecto.
Las expectativas y conjeturas producen zozobra. Trato de tener fe, confianza y de frenar la mente.
-¿Cuáles son sus proyectos? Por lo que comentaba recién siempre hay algo más…
-Cuidar a mi familia. Escribir. Publicar un tercer libro y otros más adelante. Profundizar mis estudios teológicos.
Todo esto dicho sin tensión. Algunos se cumplirán, otros no y seguro surgirán excelentes oportunidades que yo ni había pensado. Es cuestión de saber leer la vida entrelíneas. Ahí están los mensajes.
Si me preguntara si tengo problemas puedo decirle que la palabra ya trae en sí misma una carga, por eso no tengo problemas sino que se trata de situaciones que hay que solucionar, así que manos a la obra.
-¿Qué cosas la ponen de buen humor, le hacen reír?
-Un chiste compartido con algún amigo, una película cómica, situaciones disparatadas.
-¿Qué le produce pena?
-El hambre de la gente, la injusticia, la mentira, la pereza, la desocupación, las “avivadas”;   la corrupción, las guerras, la manipulación ideológica-emocional en todos los órdenes, la hipocresía, la devastación ecológica, la enfermedad…
-¿Alguna asignatura pendiente?
-Conocer el mundo entero. Es un sueño desmesurado pero lo guardo sin permitir que, como todo deseo, se transforme en una fuente de aflicción.

 

Amanda por dentro
Una buena noticia: Que mi familia y amistades estén sanos y sin conflictos.
Los temores: Hay que amordazarlos y tirarlos al fondo de un precipicio.
Un error: Ser demasiado espontánea.
Un acierto: Ser espontánea pero con un cierto cuidado.
La felicidad: Mis hijos, sus compañeras, mis nietos, los libros, una birome y papel.
El día: Es oro, brillo y movimiento.
La noche: Descanso del brillo del oro en la quietud de la luna.
Un recuerdo especial: Mi nieta, María Ignacia, tenía 3 años, tomó mi rostro con sus manitos, me besó y me dijo: “Te quiero, abuelita \’Amana\’ ” (Amanda).
La congoja: Un peso en el pecho que el tiempo debe aliviar.
La creación: Me conecta con mi ser esencial.
Los hijos: Dos soles.
Los padres: Guía-identificación-proyección-detección-selección.
Un libro: Antología Poética de Vicente Huidobro, editorial Corregidor.
Su mejor cuento: ?La mujer araña?.
El premio mayor: Primer premio en certamen internacional en Estados Unidos con el cuento ?Mirta?.
La vida cotidiana: Muy ocupada. Trabajo, estudio, lectura.
Las ilusiones: Son ?Maya?, creaciones de la mente.
Los que partieron: El amor que vive en mi corazón, mi padre Marcelo. Si pudiera volver la vista atrás vería infinitos ladrillos de todos colores sobre los  cuales me construí.

 


Perfil de mujer
Curriculum
Literatura:
Obras Publicadas. ?Ríos en la soledad?. 1995. I.S.B.N. 950-43-6155-2. (Cuentos y poemas) Publicación del Autor.
?Sombras y luces?. 1.997. I.S.B.N. 950-843.219-5. (Cuentos y poemas). Editorial Vinciguerra. Buenos Aires.
Premios obtenidos 1989 en adelante: Primer premio Cuento. Certamen Internacional del Instituto Literario y Cultural Hispánico de Westminster, California. ?Anuario Poetas de la Provincia de Buenos Aires?. Ed. Del Dock. Bs. As. Mención Regional y Diploma de Honor en Certámenes del Centro Literario Bartolomé Mitre, Azul.
Cuatro menciones de Honor de Cátedra, Centro de Promoción de las Artes y las Ciencias, Buenos Aires. Concurso Leopoldo Marechal, selección de una poesía. Integra antologías de diferentes editoriales. Recientemente seleccionada en certamen cuento del Rotary Club de San Vicente, Santa Fe .
Trabajos inéditos: Novela ?El Triángulo? y cuentos.
Otras actividades
 Instructora de Gimnasia y áreas relacionadas con la estética y la salud tales como Curso Modulado Cuatrimestral para Cuidadores y Familiares con Enfermedad de Alzheimer y otras demencias (GAMAT) y Capacitación para Auxiliares Gerontológicos. Instituto de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. Primer nivel ?Operador socio-terapéutico en adicciones?.
Otros: Bachiller en Teología Bíblica.


UN CUENTO
?Huellas del pasado?

     Ella recuerda la boca  viajera sobre su cuerpo moreno pero él ya no está. Partió hacia las ruinas con la esperanza de una paga o tal vez el hallazgo de los restos de un reino perdido.
     Mira las gotas de agua golpear contra los vidrios y una lluvia fina cae en las grietas de la tierra aliviando la pesadez del aire húmedo.
     Lo llevaron para trabajar en la montaña y allá fueron sus fuerzas y espíritu de lucha que, a su edad, aún mantenía intactos. Era un canto a la esperanza y la hierba crujió bajo sus botas cuando los excavadores pasaron a buscarlo en sus carromatos repletos de viento y cueros sin curtir. Su blancura nórdica contrastaba con las melenas oscuras y sus ojos celestes eran cuencas incoloras junto a las  miradas de carbón.
     Algo como un chasquido restalló en la imaginación de la mujer. Escenas violentas. Brillo de espadas. Dos monjes en disputa en la penumbra de un túnel. Uno cae al suelo bajo el puño del otro.
     En el horno de barro un cuy (1) se cocina lento. Un aroma a hierbas y humo sube en volutas hacia el infinito. Lo acompañará con rocoto (2) relleno y un vaso de chicha morada (3). O dos. Los necesarios para bajar la lluvia interior que le bulle en la garganta. Tiene miedo pero a nadie ha confiado sus temores.
     Una lágrima baja por su mejilla. Las malas noticias llegan pronto. El Urubamba ha desbordado. Los dioses manifiestan su ira y ninguna ofrenda los aplaca. El chamán orienta sus rezos hacia los cuatro puntos cardinales pero la naturaleza no responde. La tarde andina cae de prisa y se precipita en el frío de la noche. La mujer cubre sus hombros con un manto tejido y acerca un leño al crepitar de la fogata.
     Por la mañana bajó al pueblo cantando a los apus (4) sus canciones de niña. En la feria compró papas y maíz y los niños, ataviados de colores, le gritaban -¡Ñusta! ¡Ñusta!-(5) y Toribio y el Carmelo, sus hermanos, rieron entre dientes porque se había convertido en la esposa de un extranjero color del Inti (6) y eso la hacía diferente.
     El último trago de chicha trajo el sueño a sus párpados y sus pupilas titilaron como afuera las estrellas en los agujeros del cielo.
     Desarma su trenza de azabache y se dispone a dormir sin saber que su ensueño es un juego de espejos donde templos de piedra y oro se quiebran bajo el fragor de las espadas semejantes a cruces.

(l) Cuy: Roedor doméstico andino. Significado simbólico: Se asocia a la familia y a la  condición femenina. Fue criado desde el Imperio Incaico sobre todo en zonas rurales.
(2) Rocoto: Ají picante.
(3) Chicha morada: Bebida obtenida a partir del maíz morado.
(4) Apus: Espíritus o dioses tutelares en la cosmovisión religiosa andina.
(5) Ñusta: Doncella inca de sangre real.
(6) Inti: El sol. Divinidad inca.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario