El 24 por ciento de los adolescentes de Tandil sostuvo que es ?fácil? conseguir marihuana

Dice Bracciale que la droga es un síntoma del malestar cultural y una pandemia, que tiene que ver con una gran crisis en el ser humano: ?El tema es si nos quedamos hablando de eso o empezamos a trabajar o a pensar en cuáles son las causas de las adicciones?.
Por ello es que el CPA desarrolla múltiples programas en distintas áreas. Sigue con el espacio educativo, que tiene lugar en distintas escuelas y está basado en varios encuentros que promueven momentos de reflexión con respecto a las problemáticas de las adicciones. En este momento están teniendo participación en la Escuela 47, la 32, la Media 4 y la Media 1.
Han incorporado visitas institucionales y una oferta a las distintas escuelas, sobre todo para conocer el CPA y hablar con los profesionales.
También se está implementando el CEL (Centro de Estudios Locales), que apunta a las ventanas epidemiológicas educativas, que detectan el seguimiento de conductas de riesgo. Allí trabajan con niños (hasta 15 años) y adolescentes (mayores de 15 años), donde realizan una evaluación permanente de sus actividades, tiempo libre y adicciones.
Además, desarrollan el programa de accidentología, que lleva adelante la licenciada Carolina Eckart. Con éste han trabajado en la Escuela de Educación Técnica 1, la 2, en el Colegio de la Sierra, la Media 11, la Escuela 56, la ES 25 y Nuestra Tierra. En estos espacios se ha dado un tiempo de reflexión y prevención de los accidentes que están relacionados con el abuso de alcohol o sustancias psicoactivas.

Otros proyectos

Además, continúan con los programas de pasantías para estudiantes de trabajo social y del Instituto Superior de Formación Docente del área de psicopedagogía, que están avanzando en el reconocimiento del centro, para luego trabajar en proyectos comunitarios.
Con ellos planifican efectuar acciones de reflexión, análisis y prevención de la problemática y además, quieren llevar adelante distintos programas que los jóvenes vayan acercando. La idea es crear un espacio para que los adolescentes ayuden desde la prevención y den un mensaje de par a par.

El tabaco

En el centro, también continúan con el programa de tabaquismo. Bracciale explicó que luego de que se instalara la prohibición de fumar en sitios públicos, ha continuado acercándose gente, sobre todo desde que Valeria Secchi ha tenido una aproximación con el Colegio Farmacéutico para brindar tratamientos a la adicción a nicotina o tabaco.
Bracciale, como ciudadano, ha visto ?cómo en Tandil se cumple gratamente la ley, a mí me ha sorprendido que no hay que pelear con la gente para que deje de fumar en lugares cerrados?.

Problemáticas sociales

Desde el CPA ven que ?seguimos teniendo como principal problema el abuso del alcohol como una droga que está socializada y después vemos el consumo de distintas sustancias como la marihuana (canabis) y la cocaína en sus distintas variedades. También está aquello que tiene que ver con los inhalantes, como los pegamentos, los psicofármacos, y las drogas de diseño, que son aquellas que no tienen un origen natural, sino que son químicas y se las promociona en forma marketinera con determinados nombres, como el éxtasis, algo que en estos últimos años se ha visto en incremento?, expresó Bracciale.
Por otra parte, cabe destacar que en los sondeos educativos los menores han referido la posibilidad de conseguir sustancias tóxicas. En datos que el CPA ha relevado, al preguntar si es fácil conseguir cerveza, un 30 por ciento de los encuestados dice que sí y un 63 por ciento afirma que es muy fácil. Al encuestar sobre la marihuana, un 24 por ciento dice que es fácil y un 13 por ciento, muy fácil adquirirla.
En tal sentido, Bracciale cree que ?si bien está reglamentada la venta de bebidas alcohólicas a menores, entendemos que ellos consumen alcohol. Nosotros estamos trabajando para que baje la demanda?.

Formar capacidades personales

Frente a estos datos, hay que tener en cuenta tres realidades: la disponibilidad de sustancias, la tolerancia social para su uso, y la vulnerabilidad de los sujetos.
Con este escenario sociocultural, el CPA está tratando de trabajar para que chicos y jóvenes puedan llegar a tener capacidades personales y sociales que les permitan enfrentar las adversidades de la vida. Se trata de bajar los factores de riesgo, y de salir fortalecido de las situaciones y para ello es necesario actuar en conjunto.
Además, se puede ver que como el ingreso a la droga se está produciendo más tempranamente -alrededor de los 13 años-, entonces ?tenemos que pensar seriamente en la adolescencia, un momento en que la persona está en la búsqueda de la identidad, lo que provoca gran ansiedad, estrés y vulnerabilidad?.
Esto implica trabajar en prevención primaria, para darles más fortaleza en prevención. Luego, queda la labor que se realiza en prevención precoz, para lograr una intervención a tiempo y finalmente, todo lo que hace a quienes tienen un compromiso adictivo, con quienes trabajan para lograr su rehabilitación.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario