El Ciane realiza hoy la jornada “Los trastornos específicos del aprendizaje”

Dos de las impulsoras del Ciane, Arabela Lanz y Verónica Van Olphen.

El Eco

Este sábado, de 9 a 17, en el hotel Libertador (Mitre 544), el Ciane realizará la jornada “Los trastornos específicos del aprendizaje”, a cargo de la licenciada María Cecilia Agost Carreño. Está dirigida a docentes, psicopedagogos, directivos de escuelas, profesionales de la salud e interesados en la temática.

Los cupos son limitados y los interesados deberán llamar al (0249) 154 552994. Por más información, escribir a jornadasciane@gmail.com.

La disertante

María Cecilia Agost Carreño es Licenciada en Psicopedagogía y Magister en Psicología cognitiva y aprendizaje. Se graduó en la Universidad del Salvador, en diciembre de 1992. Realizó la Concurrencia en Psicopedagogía en el Hospital Penna y posteriormente la Residencia de Psicopedagogía en el Hospital Durand, donde fue elegida jefa de residentes.
Realizó una pasantía de tres meses en el Servicio de Estimulación Temprana de la Maternidad Santa Cristina de Madrid, especializada en el trabajo con niños prematuros. Cursó estudios de postgrado, obteniendo los títulos de Profesora Especializada en Estimulación y Aprendizajes Tempranos y Especialista en Informática Educativa y Magíster en Psicología Cognitiva y Aprendizaje de la Universidad Autónoma de Madrid y Flacso.
Realizó un fellowship de 1 año en EE.UU. en el Kennedy Krieger Institute y Kennedy Krieger School, ambas instituciones dependientes del John Hopkins Hospital.
Ha presentado trabajos de investigación en congresos nacionales e internacionales y participó de capacitaciones a profesionales del área y docentes en diversos puntos del país.
Integra el staff de psicopedagogas de Fleni desde el año 2000 hasta la fecha y es co-coordinadora del Centro ODEA (Orientación en Dificultades Específicas de Aprendizaje).

Las DEA

Las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA) se producen en la adquisición de la lectura (dislexia), la escritura (disgrafía) o en el área de matemática (discalculia), y suceden en niños con una escolaridad adecuada y buen nivel cognitivo. Se trata de niños inteligentes, pero que inesperadamente, no logran adquirir la lectura, escritura o cálculo en los tiempos adecuados. Tenemos que tener en cuenta, para su diagnóstico, que no deben existir enfermedades de tipo neurológico, ni déficits sensoriales (de visión o audición).

La DEA más frecuente es la dislexia (el 80 por ciento de las consultas son por dificultades en la lectura). Un 10 por ciento de los niños en un aula tienen DEA, lo cual impacta su vida escolar, familiar y su autoestima.

¿Cuándo debemos sospechar que un niño podría tener dislexia?

-Si no ha logrado aprender a leer a fin de primer grado.

-Si  lee pero lo hace de manera muy lenta y con muchos errores (cambia letras, las saltea o agrega otras).

-Si presenta dificultades para comprender textos.

-Si no adquiere la ortografía.

-Si al escribir cambia letras, las omite, invierte o no separa adecuadamente las palabras en una frase.

Existen signos tempranos que son banderas rojas para realizar una derivación, ya desde preescolar.

  • Dificultades para aprender o recordar rimas.
  • Dificultades en la pronunciación de las palabras.
  • A fines de preescolar le cuesta aprender y recordar las letras, colores, números y días de la semana.

 

  • ¿Por qué se produce la dislexia?

La dislexia tiene una base neurobiológica, se trata de un cerbero que funciona de manera diferente. No se habla de una lesión si no de dificultades en el procesamiento. La herencia también juega un rol importante, ya que si uno de los padres tiene dislexia, sus hijos tienen entre un 40 a 60 por ciento de chances de padecerla.

  • ¿Cuál es el tratamiento más adecuado?

La dislexia tiene tratamiento, y el mismo será más efectivo si se realiza de manera temprana, teniendo en cuenta la plasticidad cerebral. Además, el tratamiento de inicio temprano permite evitar o minimizar las consecuencias emocionales que tiene la dislexia en la autoestima de los niños.

El tratamiento lo puede llevar a cabo tanto una psicopedagoga como una fonoaudióloga especializada en aprendizaje. El mismo consiste en un trabajo graduado con especial énfasis en habilidades de conciencia fonológica (poder asociar fonema con grafema), y luego progresando hacia las sílabas, palabras, frases y textos.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario